Anuncios

Analizan imputar feminicidio en grado de tentativa a gerente

NAUCALPAN, Méx., febrero 11 (EL UNIVERSAL).- Braulio el gerente que golpeó y pateó a una empleada dentro de una tienda de artículos deportivos en Ciudad Satélite podría ser procesado también por tentativa de feminicidio, revelaron fuentes cercanas a la investigación, luego de que este joven de 23 años fue vinculado a proceso por los delitos de lesiones con la agravante de que la víctima es mujer y hostigamiento sexual.

Este fin de semana Braulio, quien está detenido en el penal de Barrientos en Tlalnepantla, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) obtuvo vinculación a proceso contra Braulio, quien es investigado por su probable intervención en los delitos de lesiones y hostigamiento sexual en agravio de Sarahí, agresión que quedó registrada en videograbaciones el pasado 31 de enero al interior de una tienda de artículos deportivos en Plaza Ambientes ubicada en la calle Gabino Barreda número 2 esquina con Circuito Educadores en Plaza Satélite.

En audiencia inicial trascendió que el informe de una perito en psicología reveló que Sarahí estuvo en riesgo de sufrir feminicidio, además de que la joven enfrentaba un cuadro de temor, tristeza, enojo y angustia.

Por ello la Ministerio Público encargada del caso no descartó una imputación contra Braulio, por feminicidio en grado de tentativa delito que analizaban formular.

El gerente de la tienda deportiva fue captado por cámaras de seguridad rompiendo un gancho utilizado para colgar prendas de vestir, así como una base de una tableta, por lo que Sarahí le habría pedido que se tranquilizara “porque las cosas cuestan” a lo que Braulio le respondió “¿Son tuyas?”, tras lo cual el hombre empezó a golpear con furia en el rostro a la empleada, hasta derribarla y tirarla al suelo donde la pateó en la cabeza, abdomen y en diversas partes del cuerpo.

Tres empleados de la plaza comercial al escuchar los gritos y los golpes de la agresión ingresaron a la tienda de artículos deportivos y trataron de someter a Braulio, pero Sarahí gritó que lo dejaran, por lo que optaron por soltarlo y dejarlo ir para no meterse en problemas, relataron testigos a EL UNIVERSAL.

Tras la agresión Braulio huyó de la tienda y trató de ocultarse dentro de su domicilio en San Pablo Xalpa, en la alcaldía de Azcapotzalco, donde fue detenido el 5 de febrero en un acción conjunta entre autoridades de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y la mexiquense, tras lo cual fue trasladado al penal de Barrientos.

En la audiencia inicial la juez señaló que Braulio debe ser considerado inocente hasta que se determine lo contrario, además estableció plazo de dos meses para el cierre de investigación complementaria y determinó que deberá permanecer en el penal de Barrientos, con medida cautelar de prisión preventiva justificada.