Anuncios

América vs Chivas, ¿partido de mero trámite en el Estadio Azteca?

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 13 (EL UNIVERSAL).- Las Chivas necesitan más que un milagro esta noche para vencer al América en el Estadio Azteca. La estadística, el momento de ambos equipos y el resultado en el juego de ida, así lo dictan.

Luego de la goleada (0-3) de las Águilas en el primer capítulo de esta clásica eliminatoria por los octavos de final en la Concacaf Champions Cup, el Guadalajara requiere —por lo menos— repetir el marcador para enviar el encuentro a tiempos extra.

Es por eso que parece una simple utopía para las Chivas, que se presentan en el Coloso de Santa Úrsula con tres derrotas al hilo.

Si quiere definir la serie en tiempo regular, el Rebaño Sagrado debe anotar cuatro goles y, en caso de recibir, que sólo sea uno.

El mayor número de tantos marcados en condición de visitante es el primer criterio de desempate y le daría el boleto a cuartos de final a los rojiblancos, en caso de ganar hoy por 4-1.

Pero esto podría parecer solamente un sueño guajiro.

La estadística no juega, pero sí refleja muchas situaciones y —en esta ocasión— indica que en la historia, los tapatíos únicamente han ganado por diferencia de tres goles en el Coloso de Santa Úrsula cuatro veces. Únicamente una con el marcador que les daría el pase a la siguiente fase.

Las veces que el Rebaño se impuso por goleada en el Azteca fueron en la temporada 1969-70 (1-4), semifinal de la campaña 1982-83 (0-3), Invierno 2000 (0-3) y —la más reciente— en el Apertura 2016 (0-3).

Por si fuera poco, desde la llegada de André Jardine al banquillo azulcrema, las Águilas únicamente se han quedado sin anotar en tres partidos. En uno perdieron y fue en una ronda que ya tenían sentenciada: Semifinales del Apertura 2023, contra el Atlético de San Luis (0-2).

El América no especulará y va con todo su arsenal para sentenciar una serie que parece definida. Fernando Gago y su Guadalajara, tienen la obligación de, por lo menos, dignificar su historia y evitar otra humillación por parte del acérrimo rival.