Anuncios

Dos alumnos de primaria se escaparon del colegio por un “challenge” de TikTok

“Desaparecé challenge”: dos chicos de 9 años se escaparon del colegio por un reto de TikTok
“Desaparecé challenge”: dos chicos de 9 años se escaparon del colegio por un reto de TikTok

Dos niños de nueve años, que cursan la primaria en el colegio Divino Rostro de Mar del Plata se escaparon este jueves del establecimiento ,ubicado en Almafuerte 1671, para hacer un desafío de TikTok. El peligroso reto consiste en ausentarse de su hogar o del colegio durante 48 horas, sin avisar, e ir hacia algún lugar donde nadie pueda reconocerlos con el fin de que las familias hagan la denuncia correspondiente. Además, hay un plus: si el caso se vuelve viral o llega a los medios “suma puntos”.

Ambos alumnos fueron encontrados gracias a las cámaras de seguridad del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) del municipio. El hecho, que pudo haber terminado de la peor manera, sucedió este jueves alrededor de las 15. Al volver a clases tras un largo recreo, los profesores notaron la ausencia de dos alumnos. Al instante, todas las alarmas de la institución se encendieron y dieron aviso a las autoridades.

Fueron las cámaras de seguridad del colegio las que dieron la primera pista, que fue fundamental para dar con los pequeños: tras revisarlas se pudo observar que los niños fueron al baño y luego saltaron un paredón para irse de la escuela por la calle Sarmiento.

Personal de la comisaría 2° y de la Secretaría de Seguridad del Municipio iniciaron un operativo de búsqueda, del que también participaron los padres de los chicos y de la escuela en general. Los niños, que vestían el uniforme del colegio -pantalón azul y chomba blanca-, fueron advertidos por los operarios del COM cerca de las 16.40 cuando estaban por la calle General Paz y Paso y se dirigían hacia Juan B. Justo.

Horas más tarde, promediando las 19, fueron vistos cerca del club Náutico y un patrullero fue hasta el lugar, los encontró y los llevó hacia el colegio, donde estaban sus padres, los directivos de la escuela y autoridades policiales y municipales. La urgencia de las autoridades era encontrar a los niños antes de que anocheciera y así fue: ambos alumnos fueron encontrados en buen estado de salud.

Una vez que se encontraron con las autoridades revelaron que el fin de su escape había sido realizar el desafío de la red social china. Finalmente, los nenes fueron entregados a sus padres. En ese momento se supo que pretendían hacer el “desafío” de TikTok de desaparecer por 48 horas.

“Desaparecé challenge”

¿En qué consiste el “desaparecé challenge”? Convoca a adolescentes y jóvenes a desaparecer dos días sin previo aviso y sin tener contacto con nadie, especialmente sus familiares. En otras palabras, no deben volver a sus casas, ni ir al colegio o a cualquier otro lugar donde puedan reconocerlos. Tampoco deben responder el celular ni dar señales de ningún tipo. El objetivo es que la búsqueda se haga viral en las redes sociales, que las familias hagan la denuncia y que el caso llegue a los medios de comunicación, lo que hace que los chicos “ganen puntos”.

Este reto viral tuvo su pico de furor en abril de 2023 cuando creció la preocupación en grupos de WhatsApp de padres y madres por este “desafío” que aún circula entre adolescentes y al parecer, ahora, niños de primaria. En diálogo con LA NACION, hace unos meses, Soledad Fuster, psicóloga y directora del postítulo Prevención y Abordaje del Grooming de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), contestó la siguiente pregunta: ¿Quiénes son los jóvenes más vulnerables a caer en este tipo de retos?

En este sentido, la profesional sostuvo que son aquellos que:

  • Intentan transmitir un mensaje a sus familias, decirles algo que hasta el momento no ha sido escuchado o comprendido (“porque los chicos transmiten lo que sienten de muchas maneras y, por diferentes motivos, no siempre logramos entenderlos”). Ante esa situación, pierden el registro de los riesgos a los que pueden quedar expuestos.

  • Buscan el reconocimiento “social” de sus pares, reforzando la pertenencia al grupo a través de la demostración de “lealtad”. Esto puede deberse a dificultades para entablar vínculos de amistad fuertes y duraderos, inseguridad y baja autoestima.

  • Intentan ocupar o sostener un lugar de poder y reconocimiento frente al grupo de pares destacando su “valentía” y “fortaleza”.

“En los últimos dos casos, la preocupación familiar extrema no es contemplada por los adolescentes, sino que constituye sólo el instrumento para cumplir el reto y alcanzar el objetivo ‘social’”, subrayó Fuster.