Anuncios

Alonso: "Es tentador soñar con la victoria, pero Red Bull está en otra liga"

Redacción deportes, 18 mar (EFE).- El español Fernando Alonso (Aston Martin), doble campeón del mundo de Fórmula Uno, que arrancará segundo este domingo en el Gran Premio de Arabia Saudí, el segundo del Mundial, declaró en el circuito urbano de Yeda que ha sido "un buen fin de semana" hasta ahora, con una primera fila "increíble"; y que es "tentador soñar con la victoria", aunque en su opinión "Red Bull está en otra liga".

Alonso, en una segunda juventud a los 41 años y que viene de acabar tercero su primera carrera con Aston Martin en Baréin -donde firmó su podio 99 en la categoría reina- saldrá segundo este domingo en la segunda prueba del año, en la pista urbana más rápida del Mundial, a orillas del Mar Rojo. Lo hará al lado del mexicano Sergio Pérez (Red Bull), que saldrá desde la 'pole'; en una carrera que el líder del campeonato, el neerlandés Max Verstappen -que aspira a ganar un tercer título seguido- afrontará desde la decimoquinta plaza.

"La calificación fue nuestro punto débil en Baréin", comentó el doble campeón mundial asturiano, t que acabó tercero la calificación de este sábado, pero que, debido a la sanción del monegasco Charles Leclerc (Ferrari) -que pierde diez puestos en parrilla, por haber cambiado ya dos veces la centralita de su SF23-, arrancará segundo en Yeda.

"Pero hoy hemos ido bien a una vuelta; a ver qué podemos hacer mañana en carrera. Ayer la tanda larga se vio algo afectada por el tráfico; pero es nuestro punto fuerte, así que mañana deberíamos ir mejor que hoy", afirmó Alonso nada más bajarse del coche este sábado en Arabia Saudí.

"No mejoramos de la Q2 (segunda ronda de la calificación) a la Q3 (tercera y definitiva), echamos en falta ese salto, pero tenemos que estar contentos", explicó, después, en la conferencia de prensa oficial de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), el genial piloto asturiano; que logró la primera de sus 32 victorias en la categoría reina hace casi veinte años -en el Gran Premio de Hungría de 2003- y la hasta ahora última hace casi diez, en el de España de 2013, disputado en el circuito barcelonés de Montmeló.

"Hemos optimizado nuestro paquete; y teniendo en cuenta que nuestro fuerte son las tandas largas, habrá que ver qué pasa mañana. Creo que no tenemos el ritmo que tiene Red Bull; ellos están en otra liga. Ferrari, Mercedes y Alpine están fuertes y nuestra carrera estará por detrás. Habrá que estar pendiente siempre del retrovisor, pero al mismo tiempo estar atentos por si pasase algo por delante", comentó Fernando tras la calificación en Yeda.

"No quiero ser pesimista, pero tenemos que ser honestos con nosotros mismos. El objetivo no es luchr con 'Checo', pero +", apuntó

"Ser competitivos aquí, en una pista completamente distinta a la de Baréin, nos llena de alegría y nos quita un peso de encima", explicó, más tarde, al canal de televisión Dazn, el genio astur, ausente de la Fórmula Uno durante dos años, en los que ganó, entre otros, el Mundial de Resistencia (WEC) y -dos veces- las 24 Horas de Le Mans; y se probó, mostrando muy buenas maneras, asimismo con Toyota, en el Rally Dakar.

"No esperaba este resultado, porque al llegar la crono esperas que todo el mundo saque ese extra. Los Red Bull nos quedan muy lejos aún, están en otra liga, en ritmo de carrera puro. Incluso Max (Verstappen), saliendo el 15, creo que llegará al podio; o incluso luchará por la victoria", opinó.

"Nuestra carrera está en el retrovisor, con los Ferrari, los Mercedes y los Alpine. Es tentador pensar en la victoria, pero sin un problema mecánico de los Red Bull no creo que sea factible", añadió Alonso tras la cronometrada principal, que situó a su compatriota Carlos Sainz (Ferrari) en la segunda fila: desde la que arrancará al lado del inglés George Russell (Mercedes), tercero en parrilla este domingo.

(c) Agencia EFE