Anuncios

La mayor alianza conservadora lusa propone rebajar los impuestos y subir los salarios

Lisboa, 9 feb (EFE).- El líder de la Alianza Democrática (AD), la principal coalición conservadora de Portugal, Luís Montenegro, presentó este viernes su programa electoral de cara a los comicios de marzo que propone una bajada general de los impuestos y subir los salarios y pensiones.

En un acto en la estación marítima de Alcántara, junto al río Tajo a su paso por Lisboa, Montenegro lanzó un programa con fuerte acento económico en el que subrayó que su propuesta contempla "un escenario económico y presupuestario robusto, combinado con realismo".

"El programa ofrece una combinación única, con responsabilidad presupuestaria y Justicia social", dijo el líder de AD, que está integrada por el Partido Social Demócrata (PSD), cuyo presidente es Montenegro, y el democristiano Partido Popular (CDS-PP).

En concreto, AD busca una reducción general del Impuesto sobre las Personas Individuales (IRS), dirigida especialmente a la clase media, aunque sería para todos los grupos. En el caso de los jóvenes, propone disminuir el IRS hasta el 15% para los menores de 35 años.

En paralelo, sugiere una reducción del Impuesto sobre las Personas Colectivas (IRC) de 2 puntos porcentuales cada año.

Sobre el aumento de los salarios y pensiones, Montenegro anticipó que si gana las elecciones del 10 marzo subirá la asignación mensual mínima a los pensionistas a 820 euros de aquí a 2028, con el objetivo de que se equipare con el salario mínimo en la legislatura siguiente.

Respecto al salario mínimo, su meta sería elevarlo a los 1.000 euros en 2028 con vistas a que llegara a 1.750 euros en 2030.

"Queremos crear una economía productiva y competitiva, crecer entre las mayores de Europa y que pague mejores salarios", afirmó el dirigente de AD.

Una de las medidas que la alianza contempla en su programa, pero que Montenegro no mencionó fue la privatización del capital social de la aerolínea lusa TAP.

Por otro lado, una de sus propuestas para combatir la corrupción, después de meses de casos mediáticos como el que ha hecho dimitir al primer ministro, el socialista António Costa, es tipificar el delito de enriquecimiento ilícito, que no existe en Portugal.

"Estamos aquí para hacerlo diferente y hacer la diferencia", subrayó.

La inmigración es también uno de los temas que preocupan a AD, que sugiere una política "regulada y orientada a las necesidades del mercado de trabajo".

En su alocución, Montenegro también hizo alusión a las protestas de la policía, que han ocasionado la suspensión de partidos de fútbol en la última semana y que han amenazado con boicotear las elecciones.

En ese sentido reiteró su "compromiso" de que si gana los comicios abrirá un proceso de diálogo y negociación con los representantes de las fuerzas de seguridad "para restablecer la justicia que se reclama legítimamente", en referencia a las exigencia de algunos cuerpos de que aumenten sus salarios para equipararlo al de otros.

Sin embargo, "con la misma convicción que manifesté y reafirmé este compromiso también quiero decirles que jamás aceptaremos que se pongan en riesgo la disciplina, la seguridad o el respaldo al Estado de Derecho", apuntó.

En el plano educativo, que ha estado marcado en los últimos meses por las protestas de profesores, AD aboga por incrementar la oferta pública gratuita de guarderías y de preescolar.

También quiere implementar pruebas obligatorias de evaluación de portugués, matemáticas y de una asignatura que sea rotatoria cada tres años al final del 4º y 6º año, cuando termina cada ciclo educativo.

Para contentar a los maestros, Montegro propone que se vaya restaurando de forma paulatina el tiempo de servicio que los profesores exigen, ya que uno de los principales motivos de sus protestas es el cobro de los años de antigüedad, que tienen congelado.

(c) Agencia EFE