Anuncios

Lituania acusa a Rusia del brutal ataque sufrido por un aliado de Navalny exiliado en ese país

Un antiguo aliado del fallecido líder de la oposición rusa Alexei Navalny fue atacado afuera de su casa en Lituania.

Leonid Volkov dijo que le rompieron el brazo y le golpearon la pierna 15 veces con un martillo.

Se desconoce el presunto agresor, pero Volkov indicó que el ataque tuvo motivaciones políticas.

Dijo que era "un saludo obvio y típico de un gángster de Putin, del bandido de San Petersburgo", pero no dio más detalles sobre su atacante.

Por su parte, el presidente de Lituania también culpó a Rusia por el brutal ataque contra Volkov, que tuvo lugar cuando el activista llegaba a su casa en Vilna.

Gitanas Nausėda calificó el hecho como un ataque planeado previamente que se relacionaba con otras provocaciones rusas.

Dirigiéndose a Putin, el mandatario lituano dijo: "Aquí nadie te tiene miedo".

Por su parte, el ministro lituano de Asuntos Exteriores, Gabrielius Landsbergis, afirmó que "los perpetradores tendrán que responder por su crimen".

La policía inició una investigación sobre el ataque.

"Se han propuesto varias teorías y cuando la situación esté más clara podremos proporcionar más información", le dijo el subcomisario de policía Saulijus Tamulevicius a la radio LRT.

Otro miembro del equipo de Navalny, Ivan Zhdanov, publicó fotografías en las redes sociales que mostraban a Volkov con la parte inferior de la pierna izquierda ensangrentada y con hematomas en la cabeza.

Cuando se le preguntó si el agresor había gritado algo, Zhdanov dijo: "Todo ocurrió en silencio... por supuesto, este es un claro ataque político, no hay duda aquí".

Leonid Volkov
Leonid Volkov vive desde hace años fuera de Rusia

La esposa de Volkov, que también forma parte del equipo de Navalny, señaló que su marido había regresado a su casa del hospital con un brazo roto y añadió que no podía caminar debido a los golpes de martillo en la pierna.

"Todos trabajaremos aún más. Y con una ira aún mayor", publicó Anna Biryukova en X, antes conocido como Twitter.

Volkov, de 43 años, que ha vivido fuera de Rusia durante algunos años por su propia seguridad, trabajó como jefe de personal de Navalny hasta que el líder de la oposición murió repentinamente en prisión en el Ártico ruso el mes pasado.

Desde el exilio

Navalny cumplía una condena de 19 años tras ser declarado culpable con acusaciones políticamente motivadas.

Como informa Sarah Rainsford, corresponsal de la BBC en Europa del Este, Volkov también se enfrenta a varios cargos políticamente motivados en Rusia.

Fue presidente de la Fundación Anticorrupción de Navalny hasta el año pasado, cuando renunció tras revelarse que había firmado cartas pidiendo a la Unión Europea que levantara algunas de las sanciones rusas.

En un video publicado en las redes sociales a su regreso a casa, Volkov, con el brazo en un cabestrillo, reveló que su atacante había utilizado un martillo para carne y "literalmente quería hacer de mí un escalope".

Prometió que el ataque no detendría su activismo político y llamó a los votantes en Rusia a unirse a una protesta pacífica el domingo, el último día de votación en las elecciones presidenciales de Rusia, en las que no se permitió que ningún candidato genuino de la oposición se postulara.

Instó a los rusos a acudir a las mesas electorales al mismo tiempo para un acto que sus partidarios llaman "mediodía contra Putin". Y concluyó diciendo: "Tenemos que hacer algo, ¿verdad?".

 Navalny
Volkov trabajó como jefe de personal de Navalny

A pesar de vivir fuera de Rusia, Volkov se ha asegurado de que el activismo de Navalny y su equipo pueda continuar.

Esto ha incluido investigaciones anticorrupción, videos de YouTube y transmisiones en vivo durante protestas y eventos importantes en Rusia.

En 2021 muchos más activistas se unieron a Volkov en el extranjero después de que toda la organización política de Navalny fuera etiquetada de "extremista" y prohibida en Rusia.

Varios miembros del antiguo equipo de Navalny se encuentran ahora en prisión, así como algunos de sus abogados.

Antes de las elecciones de este fin de semana, la viuda de Navalny, Yulia Navalnaya, también pidió a los opositores de Vladimir Putin que se unan a la protesta del domingo, que era una idea apoyada por Alexei Navalny antes de morir.

line
line

Haz clic aquí para leer más historias de BBC News Mundo.

Y recuerda que puedes recibir notificaciones. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!