Anuncios

Alexis Vega, el jugador que decepcionó en Chivas y se marcha a Toluca para revivir su carrera

Alexis Vega durante un partido entre Chivas y Pumas en noviembre pasado. (Héctor Vivas/Getty Images)
Alexis Vega durante un partido entre Chivas y Pumas en noviembre pasado. (Héctor Vivas/Getty Images)

Alexis Vega ha puesto fin a su etapa en Chivas. El delantero de 26 años volverá al club que lo debutó profesionalmente: Toluca. Después de una larga novela, en la que no estaba claro cuál sería su futuro, finalmente optó por volver a casa. A pesar de que la relación ya estaba erosionada —Fernando Gago, nuevo entrenador rojiblanco, no lo tenía en sus planes—, su adiós causó sensaciones encontradas. Por un lado, se trata del jugador con talento natural más brillante que Chivas ha tenido en los últimos años. Pero sus altibajos e indisciplinas lo condenaron a irse sin brillo.

No ganó ningún campeonato en el Rebaño Sagrado en los cinco años que permaneció en Guadalajara. Cuando llegó, se trataba todavía de una promesa, un jugador que venía de vivir su mejor año con el Toluca durante 2018. En Chivas, se suponía, debía consolidarse por completo. Al menos en los primeros torneos dio la impresión de que podía hacerlo. Ante la falta de una estructura colectiva sólida, Vega se cargó al equipo innumerables veces. Eso, desde luego, no alcanzaba, porque en un club como Chivas se necesita que todos jueguen al mismo nivel.

Aquellas jornadas sirvieron para que ganara un crédito que exprimió al máximo. Se decía que a Chivas le faltaba un sistema que aprovechara mejor a Vega. Sus cualidades eran sobresalientes: regate, conducción, creatividad, y una técnica individual fuera de lo común. Pero Vega empezó a disminuir su rendimiento y Chivas lo resintió. Algunos destellos servían para recuperar la fe en él. Luego la realidad volvía a caer con el peso de un mazo.

En los 147 partidos oficiales, en todas las competencias que Vega jugó con Chivas marcó un total de 28 goles y dio 28 asistencias. En promedio, participaba en un gol cada 2.6 partidos. Su influencia en un equipo sin solidez era amplia, pero eso no quería decir que su rendimiento fuera satisfactorio. Hay quienes sugieren que a jugadores como él, capaces de marcar diferencia, se les puede pasar que sean dispersos. Incluso dando por buena esa premisa, habría que recordar que el mejor torneo de Chivas en estos cinco años, el Clausura 2023, tampoco vio la mejor versión de Vega, insuficiente en los momentos buenos y desaparecido en los momentos críticos, cuando se le necesitó.

Y, ya entrados en esa nostalgia por dejarlo ir, se sugiere que hasta sus indisciplinas eran perdonables. Hay contadas excepciones, en la historia del futbol mundial, de jugadores que brillaron a niveles impresionantes pese a llevar una vida desordenada. A ellos se les podía perdonar. No a un jugador que colabora en un gol cada 2.6 partidos. Hace un año, tras el Mundial de Qatar 2022, hasta lo ponían como candidato para ir a Europa. Nadie lo fichó. Nadie se interesó.

Esa falta de ofertas, en el último mercado, llevó a muchos a fabricar y comprar la teoría de que a Alexis Vega la estaban aplicando el pacto de caballeros (acuerdo ilegal, de palabra, que los clubes hacen para impedir que un jugador fiche libremente por un equipo de la Liga MX). Esa versión ha quedado desmentida porque Vega sí ha encontrado equipo. El Toluca, que lo conoce bien, que asume los riesgos y que le dará una oportunidad para revitalizar su carrera.

No es un desafío menor. Vega ha recibido la confianza de Renato Paiva, que lo sumará a un plantel nada despreciable. De hecho, los Diablos Rojos cuentan con un equipo que perfectamente puede pelear por los cinco primeros lugares del certamen. Una oportunidad nueva para Alexis Vega, un nuevo amanecer después de años de penumbra provocados por él mismo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO:

CDMX: Lo arrestan por robar una llanta y le encuentran algo peor