Anuncios

Alexis Vega, el jugador mexicano que ha sido sancionado por una vergonzosa publicación en redes sociales

Alexis Vega fue sancionado por la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (Foto de: ULISES RUIZ / AFP) (Foto de: ULISES RUIZ/AFP via Getty Images)
Alexis Vega fue sancionado por la Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Futbol (Foto de: ULISES RUIZ / AFP) (Foto de: ULISES RUIZ/AFP via Getty Images)

Alexis Vega nuevamente se encuentra en el ojo del huracán. El futbolista de Chivas que durante algunos años fue señalado por sus indisciplinas fuera del campo, ahora está metido en otro lío por una publicación que compartió en redes sociales, luego de que Guadalajara alcanzó su boleto a las Semifinales de la Liga MX.

El futbolista celebró el pase a la siguiente ronda y durante los mismos festejos, en su cuenta oficial de Instagram, el jugador del chiverío se mostró contento con compartir un video donde le realizó un túnel a Julián Quiñones. Hasta ese punto, la acción pudiera no ser considerada como transgresora. Simplemente se trataba de algo que es parte del mismo juego. El verdadero problema se hizo presente en la historia que secundó ese video. Mediante una imagen, se mostraba a Alexis Vega sujetando la correa de un perro y en la cara del canino estaba sobrepuesto el rostro del futbolista de Atlas.

Algunos aficionados del Guadalajara celebraron el acto y otros sectores del futbol mexicano reprobaron rotundamente el gesto demostrado. Como acto siguiente, Vega eliminó dicho contenido de sus redes sociales y posteriormente se difundió una captura de pantalla en la que, personalmente, le pidió disculpas a Quiñones. Por su parte, el futbolista colombiano lo tomó como una cuestión más provocada por los mismos aficionados y la cuestión no pasó a mayores. De acuerdo con los mensajes que intercambiaron ambos jugadores, Vega señaló que la persona que hizo ese montaje lo compartió en su propio perfil y como etiquetaron a Alexis en la publicación, en automático también se compartió en la cuenta, lo cual es totalmente imposible.

“Gente, no se dejen llevar por lo que ven en redes sociales! En ningún momento me burlaría de nadie. Abrazo, crack Julián Quiñones”, escribió el jugador del Rebaño a través de su cuenta de Twitter.

A la postre, la Comisión Disciplinaria Federación Mexicana de Futbol (FMF) informó mediante un comunicado que el futbolista de Guadalajara sería sancionado económicamente por realizar una publicación en redes sociales transgrediendo el Reglamento de Sanciones de la FMF. Además, se le hizo una advertencia acerca de su conducta futura, y en dado caso de que se volviera a suscitar este tipo de acciones, el mismo organismo interpondría sanciones más severas en su contra.

A estas alturas, el futbolista mexicano suele perder muy rápido el suelo y las redes sociales son prueba de ello. Cualquier cosa, por muy mínima que sea, los jugadores lo comparten y alardean con ello, aunque no les genere ningún beneficio. Los lujos, las fintas, los goles y algunas otras cosas que nada tienen que ver con el futbol son cuestiones básicas de los jugadores nacionales que, medianamente, tienen un papel protagónico en la liga local. Alexis Vega se basa en ello y no es la primera ocasión en la que el jugador ha tenido que salir a dar la cara por situaciones embarazosas de este tipo.

Durante su etapa con Chivas, los actos de rebeldía del jugador han ido desde declaraciones altisonantes hasta fiestas en medio de la pandemia. La más sonada de ellas fue cuando nació el "Dueto Tamarindo" que se trataba de un mote que le acuñaron a Vega y a Uriel Antuna por haber difundido un video donde estaban acompañados por un conjunto de música regional y tomando vodka de tamarindo. Ambos jugadores fueron separados durante una semana. En otra ocasión, durante un live de Raúl Gudiño, después de que Atlas le ganara un Clásico Tapatío a Gudalajara, Vega salió a declarar que su rival se había salvado y lo acompañó con un palabras altisonantes, mismas que la Comisión Disciplinaria terminó por sancionar.

En el pasado mes de marzo, después de caer en el Clásico Nacional por 2-4 frente al América, el futbolista del Rebaño fue captado en una fiesta como si nada y esta misma acción molestó a su propia afición, pues no les cayó nada bien el resultado.

Había pasado un largo tiempo desde la última metida de pata del seleccionado mexicano. Pues con el técnico Paunovic todo el equipo entró en un compromiso diferente al que se había visto años anteriores, donde era usual ver a los rojiblancos regados en conciertos, fiestas o ferias y ahora el conjunto tiene una cara distinta y los resultados hablan por sí solos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Automovilista hace un giro y ciclista se estampa ¿Dónde estuvo la imprudencia?