Anuncios

Acuerdo en España para tramitar la ley de amnistía para los independentistas catalanes

Madrid, 6 mar (EFE).- El PSOE, principal partido del Gobierno español de coalición que preside Pedro Sánchez, anunció este miércoles un acuerdo con las fuerzas independentistas catalanas Junts y ERC para tramitar una ley de amnistía que cubra a "todas las personas" vinculadas con el proceso separatista en Cataluña (nordeste de España).

Los tres partidos anunciaron este miércoles un acuerdo sobre la ley de amnistía que, según defienden, es "plenamente conforme con la Constitución, el derecho y la jurisprudencia europea y los mejores estándares europeos e internacionales".

Casi cuatro meses después de la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, este acuerdo da la llave al líder de los socialistas españoles para poder aprobar los presupuestos y para sacar adelante la legislatura.

En un comunicado conjunto, PSOE, Junts y ERC señalan que han consensuado una enmienda transaccional a partir de las enmiendas que se mantenían vivas, pero no explican el contenido de la misma, si bien fuentes de Junts precisaron que el nuevo texto incluirá "los delitos de terrorismo y traición adaptados a los estándares europeos, y no al Código Penal español".

Los detalles del acuerdo se darán a conocer mañana jueves antes de la reunión de la Comisión de Justicia del Congreso, que debe aprobar el dictamen de la ley.

La norma irá así previsiblemente al pleno del Congreso la próxima semana antes de ser remitida al Senado, donde ya no será tramitada por el procedimiento de urgencia, lo que permitirá al Partido Popular (PP), principal partido de la oposición, retrasar su aprobación hasta un máximo de dos meses, ya que la formación conservadora controla con mayoría absoluta la Cámara Alta.

PSOE, ERC y Junts subrayan que han llegado a su acuerdo tras días de trabajo conjunto, pero no desvelan la principal incógnita: qué delitos quedarán excluidos de la amnistía.

Todas las miradas están puestas en la situación del expresident de la Generalitat Carles Puigdemont, líder de Junts, después de que el Tribunal Supremo decidiera la semana pasada abrir causa penal contra él por su presunto liderazgo de la organización Tsunami Democràtic y considerara que los hechos encajan en un delito de terrorismo.

El conservador PP arremetió duramente contra el acuerdo alcanzado y anunció que lo combatirá "en las instituciones y en los juzgados" y lo ve como una prueba de que el PSOE, además de la "corrupción económica", recurre a la "corrupción política" para seguir en el poder.

Nada más conocerse el acuerdo, fuentes del Partido Popular hicieron hincapié en un comunicado en que el pacto con los partidos "que quieren desmembrar el país" es "la evidencia de que el presidente del Gobierno español acepta que durante un periodo de tiempo concreto en Cataluña no había leyes que cumplir y que ya no hay sentencias que aplicar".

Es más, los populares aseguran que de esta manera "España le pide perdón al independentismo por orden de Pedro Sánchez" y anuncian que no aceptarán esta "humillación" y que para ello combatirán el acuerdo en las instituciones y los tribunales.

También remarcan que en el PSOE hay "dos tipos de corrupción": la generada por el dinero y la que se produce "por el poder" y que en los últimos días "el socialismo está manchado en ambas direcciones".

"Por corrupción económica algunos se hicieron ricos: por corrupción política algunos siguen siendo poderosos", sentencian.

Por su parte, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, de ERC, celebró el "acuerdo necesario" porque "con la amnistía gana la democracia", afirmó en X.

"Es una ley crucial y sólida. Un acuerdo necesario que celebro enormemente, muy en especial por todos los que hoy se sienten un poco más aliviados. Queda camino, y no será fácil, pero hoy estamos más cerca de dejar atrás la represión. Con la amnistía gana la democracia", aseguró.

(c) Agencia EFE