Anuncios

Activistas llevan protesta de trabajadores de Qatar a la ciudad natal de Infantino

Protestas contra el presidente de la FIFA Gianni Infantino en Brig

Por Arnd Wiegmann

BRIG, Suiza, 7 dic (Reuters) - Un grupo de activistas instaló el miércoles carteles de protesta en Brig, la ciudad suiza donde nació el jefe de la FIFA, Gianni Infantino, para exigir al organismo mundial del fútbol que indemnice a los trabajadores migrantes por las supuestas violaciones de los derechos humanos en Qatar.

Las vallas móviles llevaban los mensajes "Infantino: tus familiares eran emigrantes", "Miles como ellos fueron víctimas de este Mundial" e "Indemnizalos ya".

La protesta del grupo Avaaz también incluía a un imitador de Infantino que sostenía un trofeo de la Copa Mundial.

Qatar, sede del Mundial, donde los extranjeros constituyen la mayoría de sus 2,9 millones de habitantes, se ha enfrentado a intensas críticas de grupos de derechos humanos por el trato que da a los trabajadores inmigrantes.

El periódico británico The Guardian informó el año pasado de que al menos 6.500 inmigrantes, muchos de ellos trabajando en proyectos de la Copa Mundial, habían muerto en Qatar desde que obtuvo el derecho a organizar el Mundial en 2010.

Hassan Al Thawadi, secretario general del Comité Supremo de Qatar para la Entrega y el Legado, declaró en una entrevista televisiva con el periodista británico Piers Morgan emitida el mes pasado que el número de muertes de trabajadores migrantes en proyectos relacionados con el Mundial era de "entre 400 y 500".

Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos han hecho un llamado a la FIFA para que compense a los trabajadores migrantes de Qatar por los abusos contra los derechos humanos destinando 440 millones de dólares, una cantidad equivalente al dinero del premio de la Copa Mundial.

La FIFA ha afirmado que estaba evaluando la propuesta de Amnistía y aplicando un "proceso de diligencia debida sin precedentes en relación con la protección de los trabajadores implicados".

El organismo declaró que está trabajando con el comité organizador y que ya ha indemnizado a varios trabajadores. No respondió inmediatamente a un pedido de comentarios el miércoles.

El Parlamento Europeo aprobó el mes pasado una resolución en la que pedía a la FIFA que ayude a indemnizar a las familias de los trabajadores inmigrantes que murieron, así como a los trabajadores que sufrieron abusos de sus derechos, durante los preparativos del Mundial.

(Reporte de Arnd Wiegmann, redacción de Michael Shields, edición en español de Daniela Desantis)