Anuncios

Activistas climáticos alemanes anuncian nueva estrategia y dejarán de pegarse al asfalto

Berlín, 30 ene (EFE).- Los activistas del movimiento por el clima "Letzte Generation" ("Última Generación") han anunciado una nueva estrategia para exigir un cambio de rumbo en la lucha contra el cambio climático y dejarán de pegarse al asfalto para bloquear el tráfico, una de sus principales señas de identidad.

Hace dos años, 24 personas bloquearon por primera vez las calles y se pegaron al asfalto, una medida necesaria para que no fueron retiradas inmediatamente de la vía pública y poder así protestar sin ser ignoradas, señalan los activistas en un comunicado.

Desde entonces, el número de manifestantes de "Ultima Generación" se ha multiplicado por cien, lo cual "abre nuevas posibilidades", agregan.

"A partir de ahora protestaremos de otra forma, pero seguirá sin poder ser ignorada. A partir de marzo, convocaremos manifestaciones de desobediencia civil en todo el país", anuncian.

Así, en lugar de dividirse en pequeños grupos y bloquear las calles, la nueva estrategia contempla manifestaciones de desobediencia civil con mucha gente, ahí dónde no puedan ser ignoradas, agregan.

"De esta manera comienza una nueva era de nuestra resistencia civil pacífica: se acaba el capítulo de pegarse al asfalto y los bloqueos de calles", precisan.

Además, los activistas tienen previsto confrontar directamente a los responsables de la destrucción del clima, también de manera pública y ante las cámaras.

Asimismo, tienen previsto estar presentes para sus protestas en más "lugares de destrucción fósil", como ya hicieron en el pasado con acciones cerca de oleoductos, aeropuertos o las instalaciones de la energética RWE.

Reforzarán todo ello con un simple llamamiento al presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, como autoridad respetada y neutral, a que hable públicamente y con honestidad sobre la destrucción del clima y la necesidad de cambiar de rumbo, añaden.

"La situación de nuestra sociedad a principios de 2024 es más dramática de lo que ha sido en mucho tiempo", advierten, y subrayan que "continuar con el 'statu quo' es un crimen con las peores consecuencias posibles", ya que "miles de millones de personas sufrirán y morirán por ello".

(c) Agencia EFE