Anuncios

“Acá estamos”: la felicidad de los Pumas y el juramento que se hicieron sobre los “triunfos históricos”

Emiliano Boffelli celebra su try
Emiliano Boffelli celebra su try - Créditos: @ADRIAN DENNIS

Fue determinante en Christchurch, cuando los Pumas vencieron por primera a Nueva Zelanda como visitante, volvió a serlo hoy en Twickenham. Con 25 puntos y una efectividad asombrosa en los envíos a los palos, Emiliano Boffelli fue una de las figuras salientes de un seleccionado argentino que tuvo un rendimiento alto de todos los que ingresaron.

Impacto en Twickenham: los dos tries de los Pumas que a pura garra golpearon otra vez a Inglaterra

“Fue uno de esos días en los que entran todas. Un poco la suerte también, a la última no le pegué también y al final entró”, dijo Boffelli a ESPN tras el encuentro. Se refería al crucial penal de larga distancia que acertó a 10 minutos del final para pasar al frente y establecer el 30-29 final. El rosarino acertó siete de ocho envíos a los palos y además apoyó un try, coronando una gran jugada de los backs de primera fase al inicio de la segunda mitad (sólo falló esa conversión desde la línea de touch). “Fue un tremendo el laburo de todo el equipo. Salió a la perfección la jugada esa”.

“Nos propusimos disfrutar todo el ruido y el ambiente que genera Twickenham, disfrutar eso”, agregó Boffelli, que había anotado 20 puntos en el 25-18 ante Nueva Zelanda, en agosto. “Obviamente uno piensa ‘le gané a este equipo, me falta éste’. Pero como equipo hace rato que nos propusimos que no sean más triunfos históricos. Hoy dimos un ejemplo de eso . Festejamos, pero mañana ya hay que pensar en Gales y en que nos podemos llevar los tres partidos.”

Desde la llegada de Michael Cheika, los Pumas acumulan dos triunfos ante Escocia, uno ante Australia, uno ante Nueva Zelanda. Éste es el quinto en 10 partidos, todos ante rivales de elite. “Estoy muy feliz, muy orgulloso de ser parte del equipo. Jugamos por algo más grande que nosotros. Después de 16 años ganar de vuelta acá en Twickenham es increíble”, festejó el capitán Julián Montoya. “Hoy fue un partido muy Test Match, golpe por golpe. Prevalecieron las defensas y aprovechamos las que tuvimos. También nos marcaron fácil. Hablamos toda la semana de no pensar en el marcador, sino seguir construyendo el proceso en que estamos. Se vio en la última acción, cuando fuimos al line y maul en lugar”.

Ninguno de los jugadores de este plantel había vencido a Inglaterra jamás, luego de diez derrotas consecutivas. “Fue una semana muy especial, sabíamos que era una oportunidad grande que queríamos tomar”, agregó Pablo Matera. “En los momentos más difíciles del partido seguimos confiando en lo que laburamos, en lo que sabíamos hacer, y sabíamos que sobre el final iba a ser palo por palo. Fue una muestra de madurez del equipo.”

¿Dónde estuvo la clave? “Me parece que fuimos superiores a Inglaterra en el contacto y eso explica en gran parte por qué hoy ganamos”, respondió Matera.

A los Pumas les quedan dos partidos en Gran Bretaña, oportunidad de seguir forjando el equipo camino a Francia 2023. “En el Rugby Championship, aunque nos quedamos enojados con algunos resultados, sí crecimos y dimos un paso de lo que había sido la ventana de julio. Queremos seguir creciendo. Queremos ser conscientes del lugar en el que estamos y sabemos que si lo hacemos nos vamos a convertir en un equipo mejor”.