Anuncios

Abierto Argentino de Pato: El Siasgo dio el golpe y consagró campeones por primera vez a cuatro luchadores

La destreza física de Justo Bermúdez para recoger a toda velocidad el pato, ante Juan José Storni y Facundo Taberna; el número 4 fue el mejor patero de la final del Abierto Argentino que El Siasgo le ganó a San Patricio.
La destreza física de Justo Bermúdez para recoger a toda velocidad el pato, ante Juan José Storni y Facundo Taberna; el número 4 fue el mejor patero de la final del Abierto Argentino que El Siasgo le ganó a San Patricio. - Créditos: @Rodrigo Nespolo

Los rostros enrojecidos por el esfuerzo, las miradas encendidas por la gloria. Un regreso triunfal a los palenques, bañado de aplausos, palmadas y abrazos. Una lluvia de champagne como bendición sublime de la euforia. Cuatro muchachos experimentando nuevas sensaciones. El principio y el final, unidos plácidamente en una emoción interminable. El Siasgo Holmberg superó con total autoridad al poderoso San Patricio Bardón por 17 a 15 y se consagró, luego de 15 años, en el Campeonato Abierto Argentino de Pato, cuya 81ª realización tuvo lugar este sábado.

A juzgar por lo que se vio en la emblemática cancha Nº 2 del Campo Argentino de Polo, el conjunto que tiene base en la ciudad bonaerense de Villanueva, partido de General Paz, es un merecido campeón. Apuntalado en la jerarquía de Justo Bermúdez, el talento de Facundo Novoa, la versatilidad de Federico Ferrari y la contundencia goleadora de Martín Lemme, cortó la racha triunfal que San Patricio había construido en los dos últimos certámenes y levantó por séptima vez el ansiado Pato de Plata. “Esto es el sueño de todo patero. Hacemos mucho sacrificio para llegar a esto. Ganarle a un equipo que se dedica cien por ciento a esto es más que meritorio”, valoró el experimentado Bermúdez, minutos después de cumplir su sueño de coronarse por primera ocasión en Palermo.

Federico Ferrari, Facundo Novoa, Justo Bermúdez y Martín Lemme en su primera cita con el Pato de Plata; El Siasgo terminó festejando en una tarde en la que no era favorito.
Federico Ferrari, Facundo Novoa, Justo Bermúdez y Martín Lemme en su primera cita con el Pato de Plata; El Siasgo terminó festejando en una tarde en la que no era favorito. - Créditos: @Rodrigo Nespolo

La final salió más discutida y entrecortada que lo pensado. Muchas infracciones, muchas protestas por el arbitraje y poca continuidad en el juego. Sin embargo, nunca perdió emotividad y el clima caliente en las tribunas contribuyó a mantener las expectativas a lo largo de los seis períodos. “Fue durísimo el partido y no tengo dudas de que hicimos las cosas mucho mejor que nuestro rival. Pero este partido, con jueces más capacitados, habría sido mucho mejor. Ellos ayudaron mucho a que el juego no fuera todo lo lindo y vistoso que puede ser. Por suerte, ganamos”, se quejó Lemme, que terminó jugando el Abierto en reemplazo a Coqui Parodi, que se fracturó una muñeca.

Con garra y efectividad, El Siasgo (29) no se amilanó por los 8 tantos de valoración que lo separaban de San Patricio (37), gran favorito. Y la posibilidad de que el equipo integrado por Nicolás Taberna, Juan José Storni, Facundo Taberna y Tomás Healy siguiera con su dominio quedó en solamente una sensación. Con dientes apretados en las marcaciones, cambiando lucha por lujos, el cuarteto campeón logró imponer su juego y construir una victoria inobjetable con ocho goles de Bermúdez, el máximo anotador de la final, más siete de Novoa y dos de Lemme.

Con esa intensidad se jugó una final entrecortada y llena de protestas, pero que no dejó de ser emocionante en la cancha 2 de Palermo.
Con esa intensidad se jugó una final entrecortada y llena de protestas, pero que no dejó de ser emocionante en la cancha 2 de Palermo. - Créditos: @Rodrigo Nespolo

“Es una satisfacción enorme ganar el Abierto después de arrancar el año jugando torneos menores. No puedo creer que en mi primer Abierto, en mi primera final, haya salido campeón. Esto es lo máximo”, comentó Novoa en medio de abrazos y gritos. “Esta formación se armó con muchos contratiempos. No imaginábamos terminar como terminamos, siendo campeones, y los cuatro por primera vez”, expresó Lemme, que reveló que estuvo a punto de no jugar el certamen por falta de caballos.

El despegue del ahora campeón fue paulatino en el desarrollo de la final. Tras el 2 a 2 del tiempo inicial, se fue arriba 6-5 en el cierre del segundo, mantuvo el dominio el tercero y quedó abajo por 11 a 10 al cabo del cuarto, pero explotó en el quinto con un parcial de 4 a 0 y pasó al frente por 14 a 11. En el último período, los de Villanueva aprovecharon la desesperación de San Patricio y con un Bermúdez implacable sentenciaron la historia, 17 a 15. “Toda una vida arriba del caballo para lograr esto. No puedo creerlo”, reconoció Justo, envuelto en la emoción de dedicar la conquista a su madre, recientemente fallecida. “Fue un año muy duro, y terminarlo así es una pequeña recompensa”, agregó.

Celebran Martín Lemme y Facundo Novoa, mientras Federico Ferrari abraza a Facundo Taberna, una de las estrellas del pato.
Celebran Martín Lemme y Facundo Novoa, mientras Federico Ferrari abraza a Facundo Taberna, una de las estrellas del pato. - Créditos: @Rodrigo Nespolo

El capitán de El Siasgo ratificó el crecimiento del equipo y reconoció los pergaminos del rival. “Hoy nos tocó a nosotros ganar, pero San Patricio mostró por qué llegó como bicampeón y la jerarquía que tiene. Nosotros tenemos que continuar mejorando y asentando nuestro juego, para seguir haciendo historia”, agregó quien fue premiado como el mejor jugador de la final.

“El Siasgo es un justo campeón. Más allá de algunos errores arbitrales, hizo mucho mejor las cosas que nosotros. Pensaba cerrar mi carrera de otra forma, pero no se dio”, admitió el experimentado Nicolás Taberna, capitán y referente de San Patricio, que está analizando seriamente retirarse. “Es momento de acompañar desde otro lado. El cuerpo ya está cansado”, dijo mientras observaba los aplausos y la emoción que brotaban del podio como una catarata espumosa, al influjo de la alegría de los muchachos vestidos de rojo y negro.

Lemme lanza al aro;
Lemme lanza al aro; "fue durísimo el partido y no tengo dudas de que hicimos las cosas mucho mejor que nuestro rival", sostuvo el número 2 de El Siasgo. - Créditos: @Rodrigo Nespolo

Fue el desenlace de un nuevo capítulo en la historia del querido deporte nacional.

Síntesis de El Siasgo 17 vs. San Patricio 15

  • El Siasgo: Federico Ferrari, 7; Martín Lemme, 8; Facundo Novoa, 5, y Justo Bermúdez, 9. Total: 29.

  • San Patricio: Nicolás Taberna, 10; Juan José Storni, 9; Facundo Taberna, 10, y Tomás Healy, 8., Total: 37.

  • Progresión: El Siasgo, 2-2, 6-5, 9-7, 10-11, 14-11 y 17-15.

  • Goleadores de El Siasgo: Lemme, 2; Novoa, 7, y Bermúdez, 8. De San Patricio: N. Taberna, 1; Storni, 7, y Healy, 7.

  • Cancha: Nº 2 del Campo Argentino de Polo, en Palermo.

  • Jugador más valioso de la final: Justo Bermúdez.