Anuncios

Dos años de guerra en Ucrania: junto a líderes de Occidente, Zelensky promete que le ganará a Rusia

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, saluda a los soldados en una conferencia de prensa con motivo del segundo aniversario del inicio del conflicto con Rusia
El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, saluda a los soldados en una conferencia de prensa con motivo del segundo aniversario del inicio del conflicto con Rusia - Créditos: @Benoit Doppagne

KIEV.- Rodeado de líderes occidentales, el presidente ucraniano Volodimir Zelensky prometió este sábado que su país vencerá a las fuerzas rusas, pese a los recientes avances de Moscú y el enfriamiento del apoyo de sus aliados, al cumplirse dos años de la guerra que comenzó con invasión ordenada por Vladimir Putin.

“Llevamos luchando por ello 730 días de nuestra vida. Y ganaremos”, dijo Zelensky en un acto al aire libre en el aeropuerto de Hostomel, cerca de Kiev y símbolo de la resistencia ucraniana. “Cualquier persona normal quiere que la guerra termine. Pero ninguno permitirá que Ucrania se termine”, afirmó Zelensky, enfatizando que la contienda debe terminar “con nuestros términos” y una paz “justa”.

Putin debe perder en absolutamente todo, tal como lo hizo aquí, en Hostomel. Sólo así prevalecerá la paz”, dijo,

El mandatario ucraniano pronunció estas palabras flanqueado de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y los primeros ministros de Canadá, Italia y Bélgica, Justin Trudeau, Giorgia Meloni y Alexander de Croo, respectivamente, de visita en Kiev por el aniversario.

Los líderes llegaron poco después de que un ataque con drones rusos alcanzó un edificio residencial en la ciudad de Odessa, en el sur del país, y mató a al menos una persona. Los mandatarios extranjeros visitaban el país como muestra de solidaridad, mientras las tropas ucranianas tienen cada vez menos munición y armamento y la ayuda occidental pende de un hilo.

Más que nunca, apoyamos firmemente a Ucrania. Financiera, económica, militar y moralmente. Hasta que el país sea finalmente libre”, afirmó Von der Leyen en una publicación en X, antes Twitter, desde Kiev.

“Hoy estamos aquí para dar las gracias a estos hombres y mujeres que el 24 de febrero de hace dos años no huyeron, sino que lucharon”, dijo Meloni. “Este lugar es un símbolo de los fracasos de Moscú, un símbolo del orgullo ucraniano”.

Italia, que ostenta la presidencia rotatoria del Grupo de los Siete, anunció que los jefes de Estado y de gobierno del bloque mantendrán una reunión virtual el sábado en la que participará Zelensky. Además, adoptarán una declaración conjunta sobre Ucrania.

Durante el mandato de Meloni, Roma ha sido un importante apoyo para Kiev. La reunión del sábado es la primera cumbre de alto nivel del G7 en la presidencia de Meloni. Su reunión anual, que será presencial, se celebrará en Puglia en junio.

“La luz siempre prevalece sobre las tinieblas”, había dicho antes del acto antes el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas ucranianas, el general Oleksander Syrskyi, quien asumió a principios de mes en reemplazo de Valerii Zaluzhnyi, en la reorganización más importante en la cúpula militar de Ucrania desde el inicio del conflicto.

Rusia sigue controlando alrededor de una cuarta parte del país luego de que Ucrania no logró cumplir las expectativas con su contraofensiva estival. Mientras, millones de ucranianos siguen viviendo en circunstancias precarias en el fuego cruzado de las batallas, y muchos otros enfrentan los constantes problemas de la ocupación rusa. La mayoría sigue esperando una liberación ucraniana que no llega.

La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, y el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, hablan en una conferencia de prensa conjunta durante una visita a Ucrania en el segundo aniversario del inicio del conflicto con Rusia
La primera ministra de Italia, Giorgia Meloni, y el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, hablan en una conferencia de prensa conjunta durante una visita a Ucrania en el segundo aniversario del inicio del conflicto con Rusia - Créditos: @Benoit Doppagne

A la espera de armamento

La presencia el sábado en Kiev de varios dirigentes occidentales no oculta esta realidad: la ayuda de Estados Unidos está bloqueada por los adversarios republicanos del presidente, Joe Biden, y la asistencia de la Unión Europea sufre retrasos.

Zelensky afirmó el viernes que las decisiones sobre la entrega de ayuda militar deben ser “la prioridad”.

En el Congreso de Estados Unidos, los republicanos han paralizado un paquete de ayuda militar de 60.000 millones de dólares para Kiev, crucial en el corto plazo. La UE aprobó recientemente una iniciativa de 50.000 millones de euros (unos 54.000 millones de dólares), pese a la resistencia de Hungría, con la que se busca respaldar a la economía ucraniana.

Reino Unido anunció el sábado un paquete de 245 millones de libras (US$ 311 millones) a Kiev para impulsar su producción de armas y otros 8,5 millones de libras en ayuda humanitaria.

Anna, la esposa de un soldado asesinado hace dos meses, y su padre Oleksandr conmemoran la tumba de su marido y su hijo en el cementerio de la ciudad portuaria de Odessa
Anna, la esposa de un soldado asesinado hace dos meses, y su padre Oleksandr conmemoran la tumba de su marido y su hijo en el cementerio de la ciudad portuaria de Odessa - Créditos: @Kay Nietfeld

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, llamó por su parte a Kiev y sus aliados a “no perder la esperanza” porque “el objetivo del presidente [ruso Vladimir] Putin de dominar Ucrania no ha cambiado”.

Represión en Rusia

Por su parte, Rusia se jacta de aumentar sus acciones en el frente y reivindica victorias como la toma de Avdiivka, en el este del país, el 17 de febrero, tras meses de feroces combates. Las tropas rusas también pasaron a la ofensiva en otro sector del este, en torno a Mariinka.

“Hoy, en términos de proporción de fuerzas, la ventaja está de nuestro lado”, afirmó el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en una visita el sábado a sus tropas.

La policía rusa detuvo hoy a varias personas, incluyendo periodistas, durante una concentración de esposas de soldados que reclaman su regreso del frente de Ucrania, país que conmemora hoy el segundo aniversario de la invasión.

Todos los sábados, las mujeres de estos militares depositan flores en la tumba del soldado desconocido, una acción simbólica junto a los muros del Kremlin con la que reclaman su regreso del frente ucraniano.

El presidente ruso felicitó el viernes a los “héroes” de su ejército que combaten en Ucrania. Unos 500.000 se alistaron en el cuerpo armado en 2023 y otros 50.000 en enero, en tanto que la economía se orientó para apoyar la maquinaria bélica.

La oposición rusa se halla por su lado diezmada por la represión y por la muerte de su principal dirigente, Alexei Navalny, el 16 de febrero en una cárcel del Ártico. Ningún obstáculo parece surgir en el plan de Putin de obtener una victoria en las elecciones presidenciales de mediados de marzo.

En cuanto a las sanciones que aislaron a Rusia del mundo occidental, el expresidente ruso y actual número dos del Consejo de Seguridad, Dmitri Medvedev, aseveró que su país se vengará de ellas.

“Tenemos que acordarnos de esto, y vengarnos de ellos allí donde sea posible. Son nuestros enemigos”, escribió en Telegram tras las nuevas restricciones anunciadas en los últimos días por Estados Unidos, la UE y Reino Unido.

Agencias AP, AFP y Reuters