Anuncios

71-77: Los triples de Musa y un Tavares determinante derriban al Olympiacos

Redacción deportes, 5 dic (EFE).- El Real Madrid se reencontró con el triunfo en la Euroliga en el primero de sus dos choques consecutivos en Grecia, este ante el Olympiacos (71-77) en la que suponía la reedición de la final de la última del torneo.

Ese precedente, en el que el conjunto blanco arrebató a los helenos un título que acariciaban con los dedos, provocó que la ya de por sí hostil visita al pabellón de la Paz y la Amistad lo fuera más si cabe ante un público con ganas de revancha.

Ante el miedo escénico, Walter Tavares como arma arrojadiza. El pívot caboverdiano, cómodo en un ecosistema propicio para potenciar sus virtudes, hizo de Quijote con 7 de los primeros 14 puntos. Y le auxilió Eli Ndiaye en el papel de Sancho al sumar otros 5.

Entre ambos sostuvieron al equipo ante un contrario donde cinco jugadores distintos se repartieron los 12 primeros puntos y que encontraba en el rebote ofensivo el perdón a sus pecados en los triples, con solo 4 anotados en 17 intentos durante la primera parte.

A pesar de esa falta de efectividad perimetral aguantó un cuadro griego resinoso, al que no hubo forma de despegar (36-37, min.20). Y no se debió a la falta de ganas del Real Madrid, que lo intentó varias veces. Una de ellas fue en el inicio del segundo acto cuando Mario Hezonja, en esas arrancadas de genialidad a las que acostumbra en cada partido, hizo siete puntos en fila.

También demostró efervescencia Dzanan Musa a la vuelta de los vestuarios con ocho consecutivos, a los que fue respondiendo el Olympiacos. Al final, tanto aguantó el bando local que gracias a cuatro tiros libres de Isaiah Canaan se puso por delante (46-45, min.23) por primera vez desde el 10-8.

Sin embargo la adversidad no iba a tumbar al bosnio ni a su inspiración desde lejos. Musa siguió clavando triples, dos seguidos para un cuatro de cuatro que pusieron a los de Chus Mateo siete arriba y, a la media hora, con ventaja de cuatro (57-61, min.30).

El tramo decisivo asomó prometedor, con tres aciertos lejanos seguidos de Kostas Papanikolau, Thomas Walkup y cómo no, Musa. Añadió otro más a la cuenta Hezonja poco después, pero por entonces ya se habían desvanecido los fuegos de artificio mientras ganaba protagonismo la defensa.

Y ahí tuvo más poso el plantel visitante, solvente para capturar rebotes y convertirlos en puntos cuando tocaba viajar al aro contrario. Tuvo mucho que ver en ello Tavares, que fue igual de determinante al final como lo había sido al principio para finiquitar el trabajo.

- Ficha técnica:

71 - Olympiacos (19+17+21+14): Canaan (7), Peters (8), Papanikolau (8), Walkup (17), Fall (10), -cinco inicial-, Larentzakis (9), Milutinov (4), Brazdeikis (2), Sikma (), McKissic (5) y Lountzis (1).

77 - Real Madrid (23+14+24+16): Campazzo (9), Causeur (-), Musa (23), Ndiaye (5), Tavares (11), -cinco inicial-, Deck (5), Poirier (-), Hezonja (18), Alocén (-) y Llull (6).

Árbitros: Ilija Belosevic (Serbia), Tomislav Hordov (Croacia) y Michele Rossi (Italia).

Incidencias: partido de la jornada 12 de la Euroliga de baloncesto disputado en el Palacio de la Paz y la Amistad.

Carlos Mateos Gil

(c) Agencia EFE