Anuncios

Las 5 claves por despejar del primer once de Luis de la Fuente

Madrid, 23 mar (EFE).- El cambio de cara que introducirá Luis de la Fuente en la selección española, respecto a la que dirigió Luis Enrique Martínez hasta caer en octavos de final del Mundial 2022, pasará por un nuevo sistema, con la apuesta por un 4-2-3-1 y un puñado de nuevos nombres entre los que aún tiene decisiones por tomar en las últimas horas antes de medirse a Noruega en La Rosaleda.

. ¿Una nueva pareja de centrales?

Descartado el último experimento de Luis Enrique, la presencia en todos los partidos del Mundial de Qatar de Rodri Hernández como central, la selección española de Luis de la Fuente presentará nueva pareja en la zaga.

Recuperado del inicio de proceso gripal que sufrió Aymeric Laporte, todo apunta a que seguirá siendo el jefe de la defensa de España. Y se puede reencontrar con Íñigo Martínez, con quien solo compartió zaga en dos partidos, ante Kosovo y por última vez en noviembre de 2021 en Grecia.

La habitual 'pareja de baile' de los últimos partidos de Íñigo Martínez fue Eric García, ausente como Pau Torres o Hugo Guillamón de los centrales que estuvieron en el Mundial. Aparecen como caras nuevas Nacho Fernández, en gran momento de forma y con un pasado como internacional, y David García, con premio a su gran temporada en el Osasuna pero el hándicap de no haber debutado como internacional.

. Balde y Gayá, pulso por el carril izquierdo

El doloroso adiós de José Luis Gayá al Mundial de Qatar, lesionado a días del inicio en un entrenamiento en Jordania con un inoportuno esguince de tobillo, aceleró la llegada de Alejandro Balde a la absoluta. Pasó de estar concentrado con la sub'21 a cumplir el sueño de cualquier futbolista y tener minutos en un lateral que, como en el Barcelona, intercaló con Jordi Alba.

De la Fuente ha dado el relevo definitivo, como Xavi en el Barcelona que ha dado paso a una perla de 19 años que juega sin miedo alguno y explota su gran potencial físico en cada partido sin que le pese el escudo. El nuevo seleccionador debe decidir entre la juventud o la experiencia de Gayá ante Noruega. El defensa del Valencia regresa tras superar el peor momento de su carrera y con la ilusión del primer día.

. El acompañante de Rodri

España jugará con doble pivote en fase defensiva y uno de los dos mediocentros se descolgará en ataque en la ofensiva. Lo explicó Rodri en una entrevista con EFE, el nuevo faro de la Roja, el heredero de Busquets que toma el mando. Indiscutible para De la Fuente, que tiene varias opciones para formar su pareja.

La más física se presenta con Mikel Merino, que daría forma a una pareja que responde a la evolución del fútbol moderno, con jugadores de buen pie pero aún mejor físico que cubren mucho campo, distribuyen y tienen llegada al área rival. La de más control llegaría con Martin Zubimendi, futbolista en continua progresión en la Real Sociedad.

Y la que más sello propio aportaría es Dani Ceballos, extensión de De la Fuente en los éxitos compartidos en las categorías inferiores, para el que debe definir posición. Puede ser como complemento de Rodri pero también en el trío que jugará a espaldas del 9. Lo que es seguro es que será titular en esta nueva época de la selección.

. Iago Aspas, ¿en punta o banda derecha?

España pasa de la ausencia de un plan b, como dijo Iago Aspas en rueda de prensa con el dolor reciente de haberse perdido el Mundial y ver con impotencia la falta de soluciones ante Marruecos el día de la eliminación, a tener de golpe a todos los delanteros centros que golean en LaLiga.

De la Fuente da paso a Joselu Mato, Aspas y Borja Iglesias para que Álvaro Morata, que parece partir con ventaja y el brazalete de capitán, sienta la presión de la competencia. Su titularidad como 9 ante Noruega, al menos, puede provocar que Iago juegue por la banda derecha en el ataque de la selección.

. Oyarzabal-Olmo, un pulso que está de vuelta

Para brillar juntos Luis Enrique se inventó a Dani Olmo de falso 9 en un partido de gran juego de España pero que acabó en eliminación ante Italia en las semifinales de la Eurocopa 2020. Aquella noche Mikel Oyarzabal y Olmo fueron los dos mejores de España, con permiso de la lección al mando que dio un imberbe Pedri en Wembley.

Una grave lesión dejó fuera a Oyarzabal, fijo para Luis Enrique e indiscutible para De la Fuente, que le ha convertido en capitán elegido por el seleccionador. Desde octubre de 2021 no juega con España y en ese tiempo ha habido un crecimiento continuo de la figura de Dani Olmo.

Con el permiso de Fabián Ruiz, que puede aparecer por varias demarcaciones, el pulso por el costado izquierdo del nuevo tridente ofensivo de España será entre Oyarzabal y Olmo, a los que se les acabó compartir once y les marcará su rendimiento en los minutos que tengan con el nuevo seleccionador.

Roberto Morales

(c) Agencia EFE