Anuncios

A 42 días del secuestro de trabajadores de una bodega de pollo

TOLUCA, Méx., febrero 2 (EL UNIVERSAL).- Han pasado 42 días desde que fueron secuestrados cuatro trabajadores de una bodega de pollo ubicada en Toluca y aún se desconoce su paradero.

El 22 de diciembre fue la última vez que sus familiares los vieron con vida, a través de un video de las cámaras de vigilancia del sitio donde trabajaban. Las imágenes muestran el momento en que un convoy de personas armadas ingresó al lugar y se los llevan.

Lo que se sabe hasta ahora

En vísperas de Navidad, un grupo de personas, a bordo de camionetas, ingresaron a una bodega donde se almacenaba pollo en Toluca.

Con armas largas fue como varios hombres vestidos de negro se llevaron a los trabajadores, a quienes sometieron. Desde ese momento inició la investigación, y el 24 de diciembre, la Secretaría de Seguridad dio a conocer la detención de Santiago Ramón "N", integrante de La Familia Michoacana, grupo presuntamente involucrado en el secuestro de cuatro comerciantes de pollo en Toluca.

Este hombre extorsionaba principalmente a comerciantes con el llamado "cobro de piso" y se investiga su participación en la privación ilegal de los cuatro comerciantes de pollo en un expendio.

Por estos hechos, difundidos en redes sociales, se presentó una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia del Edomex (FGJEM), con la cual se encuentran en marcha actividades conjuntas para dar seguimiento a diversos casos de secuestro en los que estaría involucrado el detenido y el grupo delictivo al que pertenece.

El segundo en ser capturado fue César Alberto 'N', objetivo prioritario que estaría detrás de la desaparición. El sospechoso fue detenido en el municipio de Chicoloapan e ingresado al Centro Preventivo estatal.

La tercera persona detenida el 30 de enero fue Sherlyn 'N', en el municipio de Ixtapaluca. La Secretaría de Seguridad del Estado de México, con apoyo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, detuvo a la joven también por su presunta participación en la desaparición de los cuatro trabajadores.

Este jueves fue aprehendido Ángel Antonio 'N', el cuarto detenido por el caso. La FGJEM informó que con apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública federal, cumplimentaron, en el municipio de Ixtapaluca la orden de aprehensión en contra de este hombre.

Los familiares de las personas secuestradas refirieron que hasta el momento no se sabe nada sobre el paradero de los cuatro hombres, quienes fueron identificados como: Eliseo Escobar Ramírez, de 47 años de edad, mide 1.75 metros de estatura, complexión robusta, cara redonda, cabello negro, nariz recta, boca grande, frente amplia, cejas pobladas, pesa 95 kilos, como señas particulares tenía amputado el dedo índice de la mano izquierda, y amputación en el dedo pulgar de la mano izquierda. Vestía playera color negro, paños color gris y botas de plástico color blanco.

Otro de los desparecidos es Isidoro Díaz Casimiro, de 40 años de edad, mide 1.79 metros, pesa 72 kilos, complexión mediana, cara ovalada, cabello negro, nariz recta, orejas medianas, frente mediana, cejas pobladas, vestía pants y playera color negro, y botas de plástico color blanco.

Jaime Ramos Reyes, de 22 años de edad, mide 1.60 metros, complexión delgada, cara ovalada, cabello negro, nariz convexa, pesa 69 kilos, tez blanca, frente amplia, ojos café, tiene un tatuaje en el antebrazo derecho de un san Judas Tadeo y letras tatuadas detrás de la oreja derecha, viste gorra color negro, playera color azul, chaleco color negro, pantalón de mezclilla color azul.

Rigoberto Colín Consuelo, de 41 años, mide 1.70 metros, complexión robusta, cara ovalada, cabello negro, nariz recta, orejas medianas, pesa 85 kilos, ojos café y labios gruesos, no se sabe cómo vestía y tiene un tatuaje en el pecho de un rosario, además uno más en el antebrazo derecho de la pájara Manuel.