Anuncios

3(5)-2(4): Alemania, campeona del mundo tras una vibrante final ante Bélgica

Redacción deportes, 29 ene (EFE).- La selección alemana logró su tercer título de campeona del mundo masculina de hockey hierba en India, tras imponerse a Bélgica, quien defendía el título, en una final que tuvo que decidirse en los shoot outs y en la que ambos tuvieron sus opciones.

Pese a que el cuadro germano se mostró sólido desde el principio, a los 9 minutos Van Aubel puso el 0-1 en favor de los belgas controlando una bola alta de revés y definiendo posteriormente con potencia en el interior del área.

Acto seguido, aún en el primer cuarto, Cosyns remató casi sobre la línea para hacer un segundo tanto que debió ser revisado. El castigo pudo incluso ser mayor, pero el portero les negó el 0-3 en una buena intervención con el pie.

A partir de ahí, volvió Alemania a recuperar las buenas sensaciones. Tom Grambusch malogró un stroke, pero en el minuto 28 Niklas Wellen culminó un penalti córner que ayudó a los suyos a recortar distancias. No fue el único en el que estuvieron acertado el equipo ya que en el 40, Gonzalo Peillat se valió de uno para equilibrar la contienda.

Logrado lo más difícil, los alemanes se centraron en situarse por delante. Acabarían consiguiéndolo en el 47 con una diana de Mats Grambusch que marcó sin apenas ángulo entre las guardas del arquero. No fue suficiente ya que, con menos de dos minutos por jugar, Tom Boon igualó el partido mediante otro penalti córner.

Ya en los shoot outs, Alemania no fue capaz de aprovechar la ventaja inicial con la que contó pero ya en la muerte súbita finiquitó su victoria gracias a un acierto de Thies Prinz y la buena intervención del cancerbero Jean-Paul Danneberg ante Cosyns.

En lo que respecta a la lucha por el tercer y cuarto puesto, se la llevó Países Bajos ante Australia. Los oceánicos se pusieron por delante merced a un acierto en el penalti córner de Jeremy Hayward a los 12 minutos. Sin embargo tres goles de su rival entre el 30 y el 40, uno de Jip Janssen y dos de Thierry Brinkman, obraron la remontada.

(c) Agencia EFE