Anuncios

2-0. Ibra se une al buen momento del Milan

Roma, 26 feb (EFE).- Zlatan Ibrahimovic volvió a vestirse de corto este domingo tras más de nueve meses de ausencia, 280 días desde su última aparición en Serie A, en la victoria del Milan frente al Atalanta (2-0), sumándose al buen momento de un equipo que ha dejado atrás una profunda crisis de juego que casi acaba con su temporada.

Lo que hace apenas dos semanas era todo negro, es hoy de colores en el ambiente 'rossonero'. Y es que desde la victoria ante el Torino en Serie A que acabó con una racha de siete partidos sin ganar, el Milan consiguió en el momento clave darle la vuelta a la complicada situación que vivía.

Recuperó la mejor versión de sí mismo, volvió a parecerse a aquel Milan que hace menos de un año levantó el 'Scudetto', ganó al Tottenham en Liga de Campeones y esta tarde aprovechó el pinchazo del Inter para empatarle a puntos en la segunda posición tras un sólido partido que no hizo sino confirmar el buen momento del equipo.

Sin un cambio radical, simplemente con el paso a línea de tres centrales, Pioli consiguió respaldar con la pizarra los problemas individuales que atravesaban sus mejores jugadores. La victoria ante el Torino fue más importante por lo mental que por lo futbolístico. Desde ese momento, todos se han vuelto a reencontrar en el mismo tempo para remar de manera efectiva.

Fue de hecho uno de esos jugadores que atravesaron un momento de bajón tras el parón mundialista el que fue fundamental para abrir el marcador acompañado de la fortuna. Lo hizo Theo Hernández, de nuevo siendo ese jugador incisivo y determinante que acostumbra, con una potente volea desde la frontal del área que se topó con el palo y que dio en la espalda de Musso, lo que provocó el primero tanto de la noche.

No era un partido fácil para el Milan, pero Thiaw -como ya hiciera ante el Tottenham- volvió a exhibir una superioridad pasmosa ante Holjund, uno de los delanteros más peligrosos de la Serie A; y Maignan, de vuelta bajo los palos, dejaron al Atalanta como un equipo totalmente inofensivo en ataque, tarea encomiable teniendo en cuenta el estilo de juego de los pupilos de Gasperini, de los equipos más ofensivos de la liga.

Leao, Brahim y Giroud generaron todo el peligro en ataque, pero esta vez fue Messias el que se encontró con el gol tras una asistencia de Leao para sentenciar el partido con una sutil vaselina en los minutos finales.

Unos minutos en los que el Meazza celebró por todo lo alto la vuelta de Ibra, que puso con su vuelta la guinda al pastel en este período de alegría para los 'rossoneri'. No jugaba desde el pasado 22 de mayo, en el partido en el que el Milan volvió a levantar el 'Scudetto'.

La victoria confirmó la vuelta del Milan, sostenido de nuevo por una columna vertebral en forma que se ha propuesto pelear por el segundo puesto al que ahora mismo aspira junto al Inter y al Roma; y dejó al Atalanta sexto, a solo seis puntos del Bolonia, séptimo, y a nueve del Juventus, aunque el conjunto juventino tiene que jugar su partido.

-- Ficha técnica:

2 - Milan: Maignan; Kalulu, Thiaw, Tomori; Messias (Saelemaekers, m.89), Tonali, Krunic, Theo; Brahim Díaz (De Ketelaere, m.74), Giroud (Ibrahimovic, m.74) y Leao (Rebic, m.88).

0 - Atalanta: Musso; Toloi, Scalvini (Palomino, m.84), Djimsiti; Maehle, de Roon, Koopmeiners (Vorlicky, m.84), Zappacosta (Ruggeri, m.84); Ederson (Boga, m.63); Lookman (Muriel, m.69) y Hojlund

Goles: 1-0, m.25: Musso (pp); 2-0, m.86: Messias.

Árbitro: M. Mariani. Mostró tarjeta amarilla a Leao (m.25), Thiaw (m.65), Krunic (m.90) por parte del Milan; y a Toloi (m.28), Gasperini (entrenador, m.58) por parte del Atalanta.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Serie A, disputado en el Estadio Giuseppe Meazza (San Siro) de Milán (norte).

Tomás Frutos

(c) Agencia EFE