Anuncios

142-132. Miami descompone al mejor ataque de la NBA en un último cuarto memorable

Miami (EE.UU.), 30 nov (EFE).- Miami Heat regresó al camino de la victoria tras tres derrotas consecutivas al doblegar este jueves por 142-132 a los Indiana Pacers, que son el mejor ataque de la NBA, en un último cuarto memorable en el que se impusieron por un parcial de 45-32.

Fue una noche magnífica de Jimmy Butler, que asumió la responsabilidad ofensiva ante la falta de soluciones de su equipo en toda la primera parte y cerró el choque con 36 puntos igualando su mejor marca del curso.

Le acompañó el mexicano Jaime Jáquez Jr., que también consiguió superar su tope anotador con 24 puntos.

Seis jugadores de Miami hicieron dobles dígitos en anotación, con 66 puntos desde el banquillo.

En Indiana el ritmo anotador lo marcó una noche más Tyrese Haliburton, que selló su estadística con otra noche de más de 40 puntos. Fueron 44 exactamente, su mejor marca de la temporada y de toda su carrera.

Miami se atasca en el arranque

A Miami le volvió a suceder: otra salida a pista a menor intensidad que su rival, igual que ocurrió este martes ante los Bucks. Indiana, de buen hacer en ambos lados de la pista, se encontró con una suculenta ventaja de 13 puntos (7-20) en apenas cuatro minutos.

Los Pacers son el equipo que más anota y lo dejaron claro desde el inicio, con mucho acierto traducido en 15 de 21 en lanzamientos de campo en el primer cuarto. Además metieron cuatro triples, dos de ellos firmados por un Haliburton que se disparó con 13 tantos en el primer periodo.

Lo único destacable en Miami era que anotaron hasta siete de los nueve jugadores que participaron en la rotación, con Butler sosteniendo al equipo y destacando con 10 puntos.

El 33-38 con el que se cerró el primer periodo no parecía demasiado castigo para los locales tras haber llegado a estar 13 abajo en ese mal inicio.

El ritmo ofensivo de Indiana no está hecho para cualquiera, pero Miami logró ir agarrando suficiente temperatura como para acercarse en el luminoso. Lo logró hasta tal punto que los cinco de distancia con el 43-48 preocuparon a Rick Carlisle, que solicitó tiempo muerto.

Bam Adebayo recibió un golpe en la cadera en el segundo cuarto y ya no regresó al partido.

Con el bloqueo en ataque de Indiana, Miami pudo incluso situarse al frente, pero cuatro pérdidas de balón casi consecutivas les privaron de ello.

De nada sirvieron los 10 puntos anotados por un excelente Caleb Martin en el segundo cuarto, porque los Heat volvieron a mostrar antes del descanso su versión más apática encajando un parcial de 2-8 con Haliburton conectando dos triples circenses.

El 64-73 resumía perfectamente lo que pasaba en pista y los Pacers regresaron así a su ritmo que tantas alegrías les ha dado esta temporada.

Los Heat sentencian en el desenlace

Apareció en la reanudación la versión ‘canalla’ de Kyle Lowry: 8 puntos consecutivos, dos triples seguidos y gustándose. El segundo de ellos fue jugándose un cara a cara a Obi Toppin y retándole a poner el tapón.

La ventaja se reducía en apenas dos minutos a 6 tantos con el 72-78 y el partido comenzó a ser una batalla psicológica en la que cuando Miami se acercaba en el marcador respondía Indiana.

Si los locales acariciaban su primera ventaja situándose a dos puntos (80-82), llegaba otro acelerón visitante con un parcial de 2-10 que obligaba a Erik Spoelstra a detener el partido.

La noche nunca estaba completa. Lowry se fue al banquillo por su quinta y polémica falta sobre Toppin. Jáquez Jr aportaba aire fresco, pero también vio sus minutos limitados por la carga de personales.

Butler acaparó cada vez más balón. Era una de esas noches en las que recuerda a todos esa leyenda urbana que le relaciona parentalmente con Michael Jordan: estaba enfadado y hambriento. Los 16 puntos y 7 rebotes únicamente en el tercer cuarto ayudaron a que el partido 'comenzara de nuevo' con el 97-100 a falta de doce minutos

El tercer triple de la noche para Duncan Robinson puso el 102-103 y, al instante, Jáquez Jr materializó la ansiada remontada. La primera renta de la noche para Miami fue a diez minutos para el final con una carrera de aro a aro del mexicano, que puso el 104-103 y a los integrantes de los Pacers camino del tiempo muerto.

Al regresar, otro parcial local ya con Butler en pista, un 12-4 que sacó de quicio a Carlisle por ver cómo los suyos eran incapaces de anotar ante la intensísima defensa de Miami. Los Heat cada vez estaban más enchufados y los Pacers cada vez más frustrados.

El cuarto triple de Robinson dio paso a un 'alley-oop' que terminó con Jáquez Jr. colgado del aro. Era la noche de "Star Wars" en el Kaseya Center e Indiana se pasó al lado oscuro con el 123-109, una renta que no paraba de crecer.

Indiana nunca se rindió y llegó a situarse a tan solo seis puntos en el último minuto, pero el triunfo se quedó en Miami con el definitivo 142-132.

Nacho García

(c) Agencia EFE