Anuncios

121-108: Los Raptors consiguen una victoria inútil en la Copa NBA frente a los Bulls

Toronto (Canadá), 24 nov (EFE).- Aunque inútil, los Raptors lograron su primera victoria en la Copa NBA al ganarle por 121-108 a los Chicago Bulls, que también quedaron eliminados de la nueva competición, en un partido en el que DeMar DeRozan fue expulsado de la cancha a falta de un segundo para la conclusión del encuentro.

DeRozan, que nunca apareció cómodo en el partido, tuvo que abandonar la cancha al recibir su segunda técnica del partido tras un intercambio con el entrenador de los Raptors, Darko Rajakovic.

El alero de los Bulls terminó con 19 puntos mientras que su compañero Zach LaVine fue el máximo anotador del partido con 36 puntos.

En los Raptors destacó OG Anunoby, con 26 puntos. Jakob Poeltl y Scottie Barnes consiguieron cada uno un doble doble. Poeltl con 15 puntos y 10 rebotes y Barnes con 13 puntos y también 10 rebotes.

Los Raptors llegaron al tercer partido de la Copa NBA en el quinto y último puesto del grupo Este C y eliminados de la nueva competición. Los de Toronto habían perdido sus dos primeros partidos del "In-Season Tournament" ante los Boston Celtics y los Orlando Magic, .

Y tras la victoria este mismo viernes de los Magic sobre los Celtics, el equipo canadiense se quedó sin posibilidades de pasar a la siguiente ronda del torneo.

Mientras, los Bulls viajaron a Toronto también sin haber ganado ninguno de los dos partidos que habían disputado en la Copa NBA. Pero una victoria ante los Raptors en la noche del viernes les habría mantenido con vida en el grupo.

La esperanza para los de Chicago, que están teniendo un muy flojo inicio de la temporada, era la recuperación del escolta Zach LaVine, quien se había perdido el partido del miércoles ante los Oklahoma City Thunder por molestias en su pie derecho.

Excepto en los primeros instantes del partido, cuando los Bulls se pusieron 2-5 arriba, los de Chicago nunca estuvieron delante en el marcador. DeRozan, marcado alternativamente por Dennis Schroder y Scottie Burns, no conseguía entrar en juego y su equipo se resintió.

La figura de los Bulls, que sólo anotó intentó dos tiros de campo, acabó el primer cuarto con tres puntos. Los Raptors no desaprovecharon la oportunidad y del 2-5 inicial pasaron a un 18-6, un parcial de 16-1, en el meridiano del primer cuarto.

Con Gary Trent Jr. y OG Anunoby especialmente efectivos, 19 puntos entre los dos, los Raptors siguieron aumentando su ventaja para llegar a 36-22 al final del primer cuarto.

En el segundo cuarto, DeRozan siguió con su calvario: dos puntos de cuatro intentos de campo además de fallar los dos tiros libres que ejecutó en el periodo.

Al menos LaVine estaba funcionando. El escolta anotó dos triples de dos intentos y terminó el segundo cuarto con 12 puntos en su haber lo que permitió a los Bulls resistir.

Cuando llegó el descanso, el marcador marcaba 62-48, 14 puntos de ventaja para los Raptors, la misma distancia con la que había acabado el primer cuarto.

Tras la reanudación, los Bulls iniciaron el tercer cuarto con una ligera recuperación de DeRozan lo que les permitió hacer un parcial de 2-6.

Pero los Raptors atajaron rápidamente la rebelión. Siakam, Jakob Poeltl y Anunoby se encargaron de imponer orden y recuperar la máxima ventaja para su equipo, 20 puntos, 84-64, a falta de 3.52 para el final del tercer cuarto.

El periodo terminó con los Raptors 16 puntos arriba, 93-77.

Cuando parecía que los Bulls tirarían la toalla, una tardía reacción capitaneada por LaVine puso cierta emoción e incertidumbre en el Scotiabank Arena de Toronto.

A falta de poco más de cinco minutos para el final del partido, los Bulls habían reducido la distancia a siete puntos, 103-96, y parecían dispuestos a sorprender a los Raptors.

Pero Rajakovic pidió tiempo muerto y reordenó su equipo. Con las aportaciones en los últimos minutos de Anunoby, Siakam y Schroder, los Raptors volvieron a distanciarse en el marcador que con el pitido final reflejó el definitivo 121-108.

(c) Agencia EFE