Anuncios

114-120: Unos Warriors sin figuras vencen a los Cavaliers a golpe de triples

Redacción Deportes, 20 ene (EFE).- Los Golden State Warriors, jugando sin cuatro de sus habituales titulares, se impusieron este viernes a los Cleveland Cavaliers (114-120) gracias a su gran 23 de 43 en triples frente al 14 de 33 de los locales.

Los Warriors (23-23) llegaron a Cleveland tras perder la noche anterior y en tiempo extra frente al equipo que derrotaron en las Finales del año pasado, los Boston Celtics.

Tras ese exigente partido, los Warriors dejaron fuera del duelo contra los Cavaliers a Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andrew Wiggins.

En los Cavaliers también hubo bajas importantes como las de Donovan Mitchell y el español Ricky Rubio, este último por descanso tras regresar a las pistas recientemente después de una gravísima lesión de rodilla.

El entrenador de Golden State, Steve Kerr, dijo este viernes antes del encuentro que se siente "terrible" por los seguidores que compran una entrada para ver a jugadores que al final no saltan a la cancha.

"Es una parte brutal del negocio", admitió antes de contraponer que la gran cantidad de partidos expone a los jugadores a más lesiones y que terminan perdiéndose más encuentros.

"Es por eso que voy a seguir abogando por temporadas de 72 partidos", defendió Kerr frente al calendario actual de 82 encuentros.

Pese a la ausencia de sus principales estrellas, los Warriors se llevaron la victoria gracias a un Jordan Poole que consiguió 32 puntos con 5 triples.

Ty Jerome añadió 22 puntos y 8 asistencias mientras que Donte DiVincenzo agregó 17 puntos y 6 rebotes

Por los Cavaliers, que tienen un balance de 28-19 y que han perdido cuatro de sus últimos seis encuentros, Darius Garland firmó un doble-doble de 31 puntos y 10 asistencias.

GRAN PUNTERÍA DESDE EL PERÍMETRO

Los Warriors cerraron en cabeza el primer cuarto gracias a 11 puntos de Poole (3 de 3 en triples) y un excelente 7 de 9 desde el perímetro de todo el equipo (28-33).

Garland se encargó de dar la réplica en los Cavaliers y llegó hasta los 18 puntos en la primera mitad.

Tras una larga y tropezada jugada bajo el aro local plagada de pérdidas y errores por ambos equipos a un minuto de llegar al descanso, el segundo cuarto concluyó con 59-64 para los Warriors.

De nuevo, el acierto desde el exterior resultó determinante: 14 de 23 para Golden State en los dos primeros cuartos frente al 6 de 13 de Cleveland.

El congoleño Jonathan Kuminga, que regresó el viernes tras ocho partidos ausente por un esguince en el pie derecho, inauguró el marcador en el tercer parcial y, con triples consecutivos, Jerome y Poole dieron la máxima ventaja a los visitantes hasta el momento (61-72 con 10.31 por jugarse).

Kuminga y Jerome, asistiéndose el uno al otro y también de triples seguidos, abrieron la herida de Cleveland.

Los Warriors llevaban 11 citas metiendo más de 15 triples por encuentro y esta noche, sin contar con el mejor triplista de la historia (Curry), llevaban 20 entre los tres primeros periodos.

Demostrando que no solo saben meterla de lejos, DiVincenzo y JaMychal Green Green firmaron poderosos mates para conseguir una ventaja de +20 a mitad del tercer segmento, que terminó 86-98.

A falta de 3 minutos para concluir el partido, los Cavaliers volvieron a tener esperanzas cuando Caris LeVert, de triple poco después de colgarse del aro, recortó la ventaja de los Warriors a solo 6 puntos.

Pero Golden State mantuvo el control y pudo sentenciar el triunfo tras su festival de triples.

(c) Agencia EFE