Anuncios

112-98. La defensa de los Heat desorienta a los Lakers

Miami (EE.UU.), 28 dic (EFE).- Los Miami Heat ganaron este miércoles a Los Ángeles Lakers (112-98) en un partido muy completo en defensa que provocó 24 pérdidas de balón a los visitantes, lo que hipotecó así las opciones de victoria de los angelinos.

Fue un paso adelante de Miami, que llegaba a este encuentro como el peor ataque de toda la NBA con 108.1 puntos por partido, y sin elevar la anotación en exceso, se apoyaron en los regresos de Bam Adebayo y Jimmy Butler, ausentes en la última cita ante Minnesota.

Adebayo completó un doble-doble con 23 puntos y 14 rebotes. Junto a él, Jimmy Butler fue quien más sumó con 27 tantos y otros tres jugadores cerraron la noche con dobles dígitos en anotación.

Es la quinta derrota en los seis últimos partidos para los Lakers, todas ellas sin la presencia de Anthony Davis.

LeBron James cumplirá 38 años este viernes, y con los 27 puntos anotados esta noche, asegura que el promedio anotador de este año sea de más de treinta puntos. Únicamente lo había conseguido en una ocasión, cuando tuvo 21 años y jugaba para Cleveland Cavaliers.

Inicio muy igualado de partido, con Jimmy Butler anotando con facilidad para Miami, seis de los primeros once puntos del equipo fueron suyos. Algunos de ellos al contraataque, lo que dejó muy mal parado al balance defensivo de los Lakers.

No tuvo gran claridad ofensiva el equipo visitante. Obligó a LeBron James a asumir tiros comprometidos en los últimos segundos. Los solventó con efectividad y mantuvo a los suyos en el marcador, diez de los trece primeros puntos de los Lakers fueron suyos con casi pleno en tiro exterior.

Se sintió molesto Erik Spoelstra con los ajustes defensivos de su equipo y tras el tiempo muerto logró que reaccionaran y fueran más agresivos. Pudieron recuperar balones para alcanzar hasta una máxima de once puntos (33-22) a pocos segundos de la conclusión del primer cuarto.

Esa agresividad se pudo ver también en los seis rebotes ofensivos de los locales en este primer periodo, lo que supuso anotar trece puntos de segundas oportunidades. Se cerró este cuarto con 33-25 favorable a Miami.

Reaccionó bien el equipo angelino al iniciar el segundo cuarto, con un parcial de 4-12 que coincidió con el regreso de James a la pista, e incluso logró volver a mandar en el luminoso (37-38 a 7:30 para el descanso).

La fiabilidad de los Lakers se esfumó rápidamente, en gran parte por la cantidad de pérdidas de balón. Fueron doce al descanso, y Miami logró convertirlas en 19 puntos.

Los de Spoelstra volvieron a tener el control del partido, liderados en ataque por un Jimmy Butler negado hasta entonces en el triple pero que supo sacar ventajas desde la pintura. Entre él y Adebayo causaron muchos problemas cerca del aro y 32 de los 61 puntos tras dos cuartos llegaban desde esa zona.

El paso por vestuarios se hacía con Miami Heat mandando por nueve, 61-52.

El tercer cuarto fue el momento en el que se rompió el partido definitivamente. Miami Heat llegó a tener 22 puntos de renta y disparó su anotación con un aporte muy importante de jugadores como Caleb Martin y Bam Adebayo con nueve y diez tantos respectivamente. El primero muy inspirado desde el triple con tres de cuatro intentos desde el perímetro.

Los Lakers dejaron de lado el juego colectivo y comenzaron a buscar más acciones individuales, en ocasiones a la desesperada, y se estrellaron ante la buena defensa de Miami.

El problema de las pérdidas de balón se incrementó con siete más para los de Darvin Ham, y en defensa los Lakers permitieron mucho a unos Heat que no desaprovecharon la oportunidad de llegar con mucha distancia a la definición: 95-78.

Se relajó Miami, y los Lakers llegaron a ponerse a siete puntos (105-98) en el último cuarto, pero eso nunca supuso una amenaza real para que el triunfo se quedara en casa. LeBron James acaparó la gran mayoría de estos ataques, anotando siete puntos en el último periodo.

(c) Agencia EFE