Anuncios

106-119. Los Knicks suman en su tercera consecutiva ante unos Raptors sin banquillo

Toronto (Canadá), 1 dic (EFE).- Los New York Knicks sumaron este viernes su tercera victoria consecutiva, esta por 106-119, ante unos Raptors en reconstrucción que son los undécimos de la Conferencia Este y sufren una alarmante falta de banquillo.

Scottie Barnes, de los Raptors, fue el máximo anotador del partido, con 29 puntos, mientras que su compañero Pascal Siakam hizo 21. El pívot de los de Toronto, Jakob Poeltl anotó un doble doble con 12 puntos y 12 rebotes.

En los Knicks, Jalen Brunson anotó 22 puntos mientras que Julius Randle hizo un doble doble de 20 puntos y 10 rebotes, además de sumar nueve asistencias. Y Donte DiVincenzo hizo 21 puntos con siete triples de nuevo intentos.

Pero quizás la estadística más significativa del partido fueron los puntos conseguidos por los jugadores no titulares. Mientras que el banquillo de los Knicks anotó 52 puntos, casi la mitad de los conseguidos por el equipo, el de Toronto sólo hizo 25 puntos, menos de una cuarta parte del total.

Tras la victoria el miércoles en Toronto ante los Phoenix Suns por 112-105, que acabó con la racha de victorias de los de Arizona tras siete partidos sin perder, el equipo canadiense buscaba mantener el impulso ante los New York Knicks.

El equipo de Toronto está en proceso de reconstrucción, con un nuevo entrenador, el serbio Darko Rajakovic, y ocupa el puesto undécimo de la Conferencia Este tras un inicio irregular de la temporada.

Mientras los Knicks, dirigidos por un Jalen Brunson que el jueves anotó 42 puntos ante los Detroit Pistons, llegaban a Toronto en quinta posición de la Conferencia Este y tras ganar sus dos partidos anteriores.

Los triples de los Knicks

Los Knicks, que esta temporada son el tercer equipo de la NBA más efectivo desde la línea de tres puntos, hicieron buen uso de los tiros de larga distancia en Toronto.

En los inicios del primer cuarto, los Raptors consiguieron sujetar defensivamente a los tiradores de los Knicks lo que permitió a los de Toronto ponerse seis puntos arriba en el marcador, 15-9, tras cinco minutos de partido.

Pero tanto pronto como los tiros de tres de Brunson empezaron a entrar en los últimos minutos del primer cuarto, los Knicks se empezaron a despegar en el marcador para llegar a una ventaja de ocho puntos al final del periodo, 26-34.

Un despegue al que también ayudó la rotación de jugadores en los Raptors.

En el segundo cuarto, los Knicks mantuvieron su ventaja en el marcador mientras el base titular de los Raptors, Dennis Schroder, estuvo sentado en el banquillo. Con el alemán en la cancha y dirigiendo el juego, el equipo de Toronto paulatinamente redujo la distancia hasta empatar 49-49 a falta de tres minutos para el descanso.

La primera mitad terminó con un 57-57 en el marcador, con Scottie Barnes y Pascal Siakam en los Raptors con 15 puntos cada uno mientras que en los Knicks, Brunson sumaba 14, RJ Barrett 13 y Julius Randle 11.

Pero a la vuelta del descanso, los errores defensivos de los Raptors pasaron factura.

Josh Hart, que había empezado el partido desde el banquillo de los Knicks, anotó 15 puntos en el tercer cuarto, incluidos tres triples de tres intentos. Hart sólo falló un tiro de campo los cinco minutos que jugó en el periodo.

Los Raptors no pudieron responder a la eficiencia de Hart y sólo anotaron 20 puntos en el tercer cuarto por 33 de los Knicks, lo que dejó el marcador en 77-90.

En los últimos 12 minutos, los Knicks siguieron aumentando su ventaja, con un Donte DiVincenzo que anotó cuatro triples de cinco intentos. Los de Nueva York se llegaron a poner 19 puntos arriba, 93-112, su máxima ventaja del partido, a falta de 4.13 minutos para el pitido final.

Pero en los últimos minutos, los Raptors consiguieron rebajar algo la diferencia, que se quedó en 13 puntos, 106-119, al final del partido.

(c) Agencia EFE