Anuncios

Área Metropolitana de Guadalajara, de las menos contaminadas

GUADALAJARA, Jal., marzo 25 (EL UNIVERSAL).- El Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) es de las menos contaminadas del país, porque la verificación vehicular ayudó a incrementar los días con mejores condiciones atmosféricas sin ozono, contaminante que causa daños respiratorios y cardiovasculares irreversibles.

Además, Jalisco cuenta con el programa de verificación más barato del país y se efectúa con la mejor tecnología y logística, así como una vez al año, informa el gobierno del estado y asegura que la Verificación Responsable, nombre oficial que lleva el programa de verificación vehicular, ya genera resultados positivos.

Y cita, a manera de ejemplo, que en el Área Metropolitana de Guadalajara se realiza la certificación, a través de un correcto mantenimiento las emisiones contaminantes emitidas por los vehículos, conforme a la normatividad vigente, lo que beneficia el medio ambiente, porque reduce el número de días contaminados.

Ello, alarga la línea de vida de sus habitantes y genera ahorros importantes a los automovilistas, ya que quien cumple con esta disposición, evita fallas mecánicas futuras, ahorra hasta un 30 por ciento en combustible y garantiza el funcionamiento óptimo del vehículo por más años, además de que contribuye a que cada auto deje de contaminar o contamine menos.

Se explica que en el 2019, año en que todavía no se implementaba la verificación con el actual modelo, el AMG registró 64 días con valores superiores a los 100 puntos IMECA, es decir, 64 días con alta contaminación, mientras que en el año el 2023, fecha en que ya se implementaba dicho programa, la metrópoli solo tuvo 34 días fuera de norma, logrando una reducción de 53 por ciento de la contaminación por ozono troposférico.

Los avances registrados en Jalisco son debido al apoyo de ciudadanos que han cumplido y siguen cumpliendo con esta disposición, mejorando la calidad del aire en el AMG, reconoce y explica la importancia de verificar el vehículo, modelo que se impulsó en Jalisco y ha sido el más exitoso a nivel nacional:

Dice que se coloca en el más avanzado, porque cuenta con la mejor tecnología; su logística permite agilizar este proceso en un promedio de 25 minutos; es la menos costosa del país con un pago anual de 500 pesos, mientras que en otras ciudades como la Ciudad de México esta medida cuesta mil 354 pesos y se realiza dos veces por año.

En otros estados, como Morelos, la verificación cuesta mil 353 pesos, en Puebla mil 256 pesos, en Estado de México 829 pesos, en Veracruz 808 pesos, en Querétaro 790 pesos, en Hidalgo 710 pesos, en Michoacán 694 pesos, en Guanajuato 590 pesos y en Tlaxcala 538 pesos.

Asimismo, refiere que años atrás, se llegó aplicar un programa de verificación vehicular que fue suspendido en la pasada administración por su fallida aplicación, ya que, en lugar de ayudar en los objetivos centrales de una disposición de esta naturaleza, fomentó la corrupción, malos manejos en la entrega de hologramas, por casi cualquier taller a discrecionalidad, sin importar si los autos pasaban o no la verificación.

Sin embargo, en el actual gobierno estatal se tomó muy en serio el tema y se perfeccionó la verificación vehicular tomando en cuenta las siguientes consideraciones: Se cuenta con un proveedor único con mediciones homologadas en todos los puntos de servicio (en el modelo anterior había varios proveedores y las mediciones permisibles eran distintas de un equipo a otro).

Se creó un centro de monitoreo y control remoto en tiempo real, aumentando la capacidad de intervención remota (en el modelo anterior se tenía nula capacidad de control y vigilancia); Verificación Responsable cumple con la Norma Oficial Mexicana (NOM)-047-SEMARNAT-2014 (en el modelo anterior se operaba sin norma y a discrecionalidad).

Además, se crearon establecimientos exclusivos para la prestación de este servicio (en el modelo anterior el servicio lo atendían talleres mecánicos); se creó nueva estructura orgánica (en el modelo anterior la estructura era deficiente); se reestructuró el marco normativo con mayor cumplimiento (en el modelo anterior la normatividad quedaba en el aire)

La verificación vehicular es algo muy importante debido a que la quema de combustibles producida con el funcionamiento de los autos, implica la emisión de compuestos orgánicos volátiles y óxidos de nitrógeno, mismos que son precursores del ozono (O3), el cual deteriora la salud humana, afectando directamente el aparato respiratorio, las mucosas y causa afecciones pulmonares, como refleja el registro de mortalidad en México en el año 2019, fecha en que más de 48 mil personas perdieron la vida por causas asociadas a esta problemática.

También, las emisiones de monóxido de carbono (CO), que es otro tipo de gas emitido por los automotores, son sumamente peligrosas para la salud en altas concentraciones, ya que reduce la capacidad oxigenación en la sangre, y en elevadas concentraciones causa la muerte. Mientras tanto, la combustión de los autos que usan diésel, crean material particulado (PM) el cual es lo suficientemente pequeño para almacenarse en los alvéolos, afectando permanentemente el sistema pulmonar y los bronquios.