Anuncios

Los "Ángeles de Charlie": mujeres al rescate del rey Carlos III

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 7 (EL UNIVERSAL).- El anuncio de que el rey británico Carlos III padece cáncer ha movido a la maquinaria monárquica para ver quién suplirá al monarca en los eventos en los que, por su tratamiento, no podrá participar. Sólo pueden sustituirlo miembros en activo de la realeza.

Sin embargo, entre todas esas figuras, hay tres mujeres que destacan por su cercanía con él y por estar siempre activas. Los medios las han llamado "Los Ángeles de Charlie".

Se trata la reina Camila, la princesa Ana y la duquesa de Edimburgo, Sofía. "Dado que el número de miembros de la realeza en activo se ha visto mermado por diversos problemas de salud y de otra índole, no hay muchos miembros de alto rango que puedan hacerse cargo de las obligaciones públicas de la monarca. La reina, la princesa Ana y Sofía, duquesa de Edimburgo, un trío que a partir de ahora será conocido como los Ángeles de Charlie. Camila lleva incluso el peinado rubio y alborotado de Farrah Fawcett", indicó el diario The Independent.

De 76 años, asumirá más compromisos oficiales a raíz del anuncio del diagnóstico de cáncer de su esposo.

Casada con Carlos desde hace 18 años, Camila fue coronada como reina del Reino Unido en una ceremonia llevada a cabo en la Abadía de Westminster, en Londres, el pasado 6 de mayo. La reina Isabel II se encargó de dejar claro que Camila asumiría en pleno como reina, ante la polémica de si la mujer que fue amante de Carlos mientras estuvo casado con la princesa Diana podía convertirse en reina. Impopular al principio, Camila se ha ido ganando poco a poco el cariño de los británicos.

Es la segunda hija de Isabel II y el príncipe Felipe, y la única hermana del rey Carlos III.

Distinguida con el título de Princesa Real, Ana era ya antes del fallecimiento de su madre y la enfermedad de su hermano una de los componentes más activos de la familia, a quien representa en multitud de eventos cada año.

Tras divorciarse del capitán Mark Phillips, Ana, de 73 años, se convirtió en la primera "royal" divorciada en volver a casarse desde que lo hiciera la princesa Victoria Melita de Saxe-Coburg y Gotha, nieta de la reina Victoria. Es uno de los miembros más activos de la realeza y fue quien estuvo más cerca de la reina Isabel II a la hora de su fallecimiento.

Se casó con el príncipe Eduardo, hijo menor de la reina Isabel II y el príncipe Felipe, en 1999. Juntos crearon la fundación Wessex Trust, en 1999, dedicada a dar oportunidades a niños y jóvenes. Tienen dos hijos.

Por años, se dijo que la duquesa era la gran confidente de la reina Isabel II. Cuando el príncipe Harry se casó con Meghan Markle, Sofía intentó acercarse a la actriz estadounidense y mostrarle cómo se manejaban las cosas en la familia real británica.

Sin embargo, poco a poco se alejaron y según fuentes cercanas a la realeza, Sofía se convirtió en una de las grandes críticas de Meghan y su alejamiento de los deberes monárquicos.