Anuncios

Para las Águilas, lo más complejo está por venir en el cierre del tor

Daniel Blumrosen

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 28 (EL UNIVERSAL).- Con la primera mitad del Clausura 2023 ya cumplida, el América es el único equipo que no ha perdido (cuatro victorias y cinco empates), pero no le alcanza para estar en los primeros cuatro sitios de la clasificación, esos que otorgan boleto automático a los cuartos de final.

Y, a partir del sábado, viene la parte del calendario más pesada para las Águilas.

De los nueve rivales que ha enfrentado el conjunto dirigido por Fernando Ortiz, sólo el sublíder Toluca se encuentra en la parte alta de la tabla.

Los otros siete (Tijuana, Atlético de San Luis, Necaxa, Atlas, Puebla, Querétaro y Mazatlán FC), se ubican entre el puesto 12 y el 18.

Así es que los duelos que vienen para el América serán ante los conjuntos mejor calificados tras la primera mitad del Clausura 2023.

De los ocho duelos que le restan, cinco serán en el Estadio Azteca y los otros tres se efectuarán fuera de la Ciudad de México.

Sobre la cancha del Coloso de Santa Úrsula se medirá con el Pachuca, actual campeón del futbol mexicano; el León, que cada vez luce más adaptado a la idea futbolística del entrenador Nicolás Larcamón; el Monterrey, que es el actual puntero del campeonato; el Cruz Azul (como visitante administrativo), que vive una buena racha y ahora tiene a Ricardo Ferretti como director técnico; además de los Pumas, quienes desean salir del mal momento que viven.

Y fuera de su casa, chocarán con los Tigres, uno de los planteles más poderosos en la Liga MX; el Guadalajara, con todo lo que siempre implica el Clásico de clásicos; y el FC Juárez, que marcha en el noveno sitio y sólo perdió uno de sus cuatro cotejos en casa.

Sí, lo más complicado está por venir para las Águilas.