Anuncios

¿Porteros sin suerte? Por qué no han surgido nuevas figuras en las porterías mexicanas

A sus 27 años, Carlos Acevedo, arquero del Santos Laguna, es uno de los porteros que más ha merecido un oportunidad en la Selección Mexicana. (Photo by Manuel Velasquez/Getty Images)
A sus 27 años, Carlos Acevedo, arquero del Santos Laguna, es uno de los porteros que más ha merecido un oportunidad en la Selección Mexicana. (Photo by Manuel Velasquez/Getty Images)

A lo largo de la historia, los clubes mexicanos se han destacado por la producción de porteros. Sin embargo, en los últimos años no ha habido un arquero nacional que se convierta en figura, generando una crisis tanto en clubes como en la Selección Mexicana.

Con exponentes históricos como Antonio la “Tota” Carbajal, Jorge Campos, Adolfo Ríos, Oswaldo Sánchez, Óscar “Conejo” Pérez y Guillermo Ochoa, es difícil pensar que en este momento no hay un solo portero joven que llame la atención de los aficionados y sirva como plan de sucesión para el Tricolor, donde Ochoa ha permanecido como titular desde el proceso rumbo a Brasil 2014.

Ochoa, Corona y Talavera, y la falta de un cambio generacional

Guillermo Ochoa, portero del Salernitana, ha sido la figura en la portería mexicana por más de una década. (Photo by Ivan Romano/Getty Images)
Guillermo Ochoa, portero del Salernitana, ha sido la figura en la portería mexicana por más de una década. (Photo by Ivan Romano/Getty Images)

A la par de Guillermo Ochoa, José de Jesús Corona y Alfredo Talavera, también se convirtieron en figuras en el futbol mexicano. Corona en algún momento ocupó la titularidad en la Selección Mexicana, y de no ser por cuestiones extra cancha, pudo ser el representante del Tricolor en Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Talavera, por su parte, llegó tarde al estrellato, sin embargo, destacó durante la década pasada con Toluca, y fue quizás la última figura mexicana en destacar en la portería, pero tampoco fue capaz de establecerse como titular en el Tricolor.

Ochoa ha sido el cancerbero titular de México en los últimos tres mundiales. "Memo" ha sido una figura histórica y ha destacado más cualquier otro portero mexicano a nivel internacional, pero a sus 38 años de edad luce complicado que llegue en las mejores condiciones a la Copa del Mundo del 2026.

Fuera de estos tres guardametas, han sido pocas las opciones en la portería durante la última década, y a dos años y medio del próximo mundial, sigue sin quedar claro un plan de sucesión en el Tricolor, mientras que en la Liga MX no parece que vayan a surgir porteros de esa misma calidad... o al menos no han llegado a ver el campo.

Extranjeros han dominado la portería en los contendientes

Similar a lo sucedido en la delantera, en años recientes, los equipos contendientes al título de la Liga MX han apostado por porteros extranjeros o algunos veteranos mexicanos.

Previo al título del América con Luis Ángel Malagón, los cuatro campeones más recientes contaban con un extranjero en la portería: Nahuel Guzmán (Tigres), Óscar Ustari (Pachuca) y Camilo Vargas (Atlas) -en dos ocasiones- fueron los cancerberos campeones.

Camilo Vargas, portero del Atlas, llevó a los Zorros al bicampeonato en 2021-2022. (Photo by Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)
Camilo Vargas, portero del Atlas, llevó a los Zorros al bicampeonato en 2021-2022. (Photo by Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)

Esta tendencia de ganar títulos con porteros nacidos fuera de México ha provocado que más equipos busquen en el futbol de otros países a su guardameta con la mira en replicar ese éxito. Otros extranjeros destacados en la última década han sido Agustín Marchesín, Óscar Ustari, Tiago Volpi y Marcelo Barovero.

Ejemplos recientes son Esteban Andrada, en Monterrey, y Moisés Ramírez en Cruz Azul. La Máquina se decidió por el ecuatoriano Ramírez en lugar de dos mexicanos que ya estaban en el plantel: Andrés Gudiño o Sebastián Jurado, este último cedido al Juárez FC.

Los veteranos han sido un tapón

José de Jesus Corona sigue en activo a sus 42 años de edad. (Photo by Jaime Lopez/Jam Media/Getty Images)
José de Jesus Corona sigue en activo a sus 42 años de edad. (Photo by Jaime Lopez/Jam Media/Getty Images)

Ya se ha mencionado la importancia de arqueros como Ochoa, Corona y Talavera. Sin embargo, su longevidad ha significado un tapón para los jóvenes talentos, y no han sido los únicos.

El “Conejo” se retiró a los 46 años en 2019; Corona dejó al Cruz Azul a sus 41 años, mientras que Talavera sigue en activo con Juárez FC, aunque por el momento parece que la titularidad pertenece a Jurado.

Los porteros mexicanos que han levantado el trofeo más recientemente han sido un par de veteranos. Rodolfo Cota (León) y Corona (Cruz Azul), quienes ya habían superado los 30 años de edad cuando se coronaron en 2020 y 2021, respectivamente.

De hecho, el último portero mexicano menor a los 30 años en salir campeón fue el mismo Cota, quien ganó con Chivas en el Clausura 2017, a los 29 años de edad.

Si bien es común que los equipos apuesten por veteranos en la portería, jugadores como Campos, el “Conejo” Pérez y Ochoa ya habían sido campeones antes de los 30. No solo eso, sino que en la década de los 2000 otros porteros jóvenes como Oswaldo, Corona, Cota, Cirilo Saucedo y Luis Michel ya eran figuras en sus equipos, algo que no ha sucedido recientemente.

Un factor a tomar en cuenta es que en la portería solo un jugador suele dominar los minutos en la posición. A diferencia de un delantero veterano que puede entrar o salir de cambio en cada partido, los porteros suelen disputar los 90 minutos. Con veteranos y extranjeros en los puestos titulares, ha sido difícil para los jóvenes sumar minutos y establecerse como figuras.

¿Viene la nueva generación?

Luis Ángel Malagón ayudó a México a asegurar su lgar en la Copa América con su actuación en los penales ante Honduras. (Photo by Hector Vivas/Getty Images)
Luis Ángel Malagón ayudó a México a asegurar su lgar en la Copa América con su actuación en los penales ante Honduras. (Photo by Hector Vivas/Getty Images)

A pesar de las escasas opciones, existen algunos porteros con calidad para, en el peor de los casos, servir como una especie de transición a una nueva generación. Carlos Acevedo es quizás el único portero menor a los 30 años que podría ser considerado una auténtica figura.

No obstante, el guardameta del Santos Laguna no vive su mejor momento en la cancha, y a sus 27 años no es exactamente una joven promesa, sino un veterano que tendría que establecerse como figura en club y Selección.

La actuación de Luis Ángel Malagón, del América, en la Liguilla más reciente podría abrirle la puerta, pero es apenas un año más joven que Acevedo; mismo caso de Sebastián Jurado, de Juárez, quien apenas recibió la titularidad por primera vez en su carrera.

Julio González, con Pumas, y Jesús Rodríguez, en Puebla, han despuntado recientemente, pero ya superan los 30 años de edad.

Quizás Raúl Rangel en Chivas (23 años) o Fernando Tapia (22 años) en Querétaro puedan convertirse en figuras y tener una curva de aprendizaje más completa que las últimas generaciones y, finalmente, refrescar la portería en clubes y Selección.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Hugo Ayala buscará mantener la grandeza de Tigres en la Liga MX Femenil