Anuncios

Esto es lo que le ocurrió a un hombre que rompió las estrictas normas dietéticas de un panda

BEIJING (AP) — No den comida a los pandas. Esa era la norma que parecía haber roto un hombre vetado de por vida de uno de los principales centros de pandas en China, tras arrojar “objetos” no identificados a un recinto el lunes.

El comunicado de la Base de Investigación de Chengdu de Cría de Pandas Gigantes no identificó los objetos, aunque dijo que alimentar a los animales podría hacerles daños y que el panda en cuestión parecía estar en condiciones normales. El visitante fue identificado como un hombre de 53 años apellidado Gao.

“A la vista de la poco civilizada visita de Gao y su comportamiento que podría lastimar a los pandas gigantes, tiene prohibido entrar en la base de pandas (...) de por vida”, indicó el comunicado.

El centro ha impuesto vetos vitalicios a otras personas por alimentar a los pandas. Un hombre que dio brotes de bambú a unos cachorros de panda en una zona de actividad y una mujer que les dio cacahuetes fueron expulsados el pasado agosto.

Otros visitantes han sido expulsados entre uno y cinco años por delitos como arrojar agua a los pandas o golpear con fuerza los cristales de los recintos, según reportes en medios.

El panda gigante se ha convertido en un símbolo nacional de China, y los ejemplares se ceden a zoológicos de todo el mundo. El presidente, Xi Jinping, los describió el año pasado durante una visita a Estados Unidos como “enviados de amistad entre los pueblos chino y estadounidense”.

La base de cría en Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan es un popular destino turístico. El año pasado nacieron 34 pandas en dos bases en Sichuán, incluida la de Chengdu. Algunos hicieron este mes una aparición reciente dentro de las celebraciones del Año Nuevo Lunar.

“El tesoro nacional tiene estrictas normas dietéticas”, escribió la base en su mensaje, que pidió a los visitantes que fueran civilizados y dieran ejemplo.