Los demócratas se quedan solos en su recuerdo a asalto al Capitolio de EE.UU.

Washington, 6 ene (EFE).- Los demócratas de la Cámara Baja y el Senado de Estados Unidos conmemoraron este jueves el primer aniversario del asalto al Capitolio por parte de una turba de seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021), en una serie de actos deslucidos por la ausencia de los republicanos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, rindió homenaje a los agentes de las fuerzas de seguridad que protegieron la sede del Congreso de Estados Unidos hace un año.

"Ese día y los días posteriores, defendieron nuestra democracia y su coraje y patriotismo siguen siendo una inspiración", dijo Pelosi ante el hemiciclo, después de una oración dirigida por la capellana del cámara, Margaret G. Kibben, y antes de mantener un minuto de silencio.

Pelosi alabó la labor de los efectivos de seguridad que ese día "derrotaron la insurrección", para que se produjera una transición "pacífica del poder" esa misma noche.

El 6 de enero de 2021, cientos de seguidores de Trump irrumpieron en el Capitolio cuando se celebraba una sesión conjunta de las cámaras para ratificar la victoria del ahora presidente, Joe Biden, en los comicios de noviembre de 2020.

En un discurso plagado de referencias históricas, Pelosi recordó que en el pasado ha habido agresiones contra la democracia de EE.UU. y la integridad de las elecciones: "Seamos fieles a la visión de nuestros fundadores, quienes establecieron brillantemente nuestra democracia y la convirtieron en un modelo para el mundo", subrayó.

Poco antes en el Senado, una quincena de senadores demócratas dieron discursos sobre el aniversario del asalto, y a mediodía mantuvieron un momento de silencio en memoria de los que defendieron "no solo este edificio, sino la democracia", en palabras de la legisladora Amy Klobuchar.

El senador más veterano, Patrick Leahy, de 81 años, dijo que nunca imaginó ver "un intento de golpe cometido por un presidente", mientras que el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, advirtió de que la "venenosa mentalidad de masa" que provocó el asalto sigue viva hoy en las filas republicanas.

Ninguno de los líderes republicanos en el Congreso de EE.UU. asiste este jueves a los eventos de conmemoración del trágico asalto al Capitolio de hace un año, en una nueva muestra de la aguda polarización política en el país.

Aparentemente solo han hecho acto de aparición el exvicepresidente republicano Dick Cheney y su hija, la legisladora de la Cámara Baja, Liz Cheney, una de las pocas congresistas conservadoras que han criticado la actuación de Trump.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.