Decomiso de cerveza desata protestas en Xadani, Oaxaca

·2  min de lectura

SANTA MARÍA XADANI, Oax., septiembre 5 (EL UNIVERSAL).- Expendedores de cerveza y pobladores protestaron en la presidencia municipal de esta comunidad zapoteca del Istmo de Tehuantepec, lo anterior para manifestarse contra el decomiso de mercancía del Grupo Modelo, presuntamente por un acuerdo con otras marcas de parte de autoridades.

Los hechos se originaron hace dos semanas, según la denuncia de Diana López, expendedora de cerveza, cuando la policía municipal le decomisó 60 cartones bajo el argumento de que no puede vender marcas de Grupo Modelo porque dicha empresa "no paga impuestos en el municipio", caso contrario a la empresa Cuauhtémoc Moctezuma, por lo que sólo a ella se le dio derecho de surtir a los expendedores.

Pese a esa disposición municipal, varias comerciantes como Diana López seguían vendiendo la marca Corona en el pueblo.

"Yo soy una comerciante que busca dar de comer a sus hijos. Yo no sé el delito que cometí, ellos dicen que vendemos clandestinamente una marca que no está permitido, que sólo podemos vender sol. Yo les hablé y les dije que pagaba la multa y que me devolvieran mi producto y que no lo vendería en el pueblo, pero se negaron a entregármelo porque dicen que ya sabíamos de la advertencia y que no obedecimos, lo único que quiero es que me devuelvan mi producto o el costo de ello", explicó la comerciante sentada en la explanada del palacio municipal.

La autoridad municipal realizó el decomiso de 20 cartones más al expendedor Gaston Montero, quien se sumó al reclamo de Diana López y exigió la devolución de sus productos. A los dos expendedores se sumaron otros comerciantes y ciudadanos que se oponen a la administración municipal.

Los inconformes tomaron el palacio municipal, además de retener al presidente Oscar Guerra, así como a miembros del Cabildo.

Molestos por la negativa de la devolución de los 80 cartones de cerveza, bajaron los adornos de las fiestas patrias colocadas en el domo municipal y las quemaron en la explanada; lo mismo sucedió con llantas que colocaron en varios puntos del palacio municipal.

El cuerpo de bomberos de Juchitán acudió al auxilio para sofocar el incendio, pero la gente congregada en el palacio los corrió con piedras, de ese hecho salió herido un elemento.

La Guardia Nacional y la Policía Estatal se presentaron en el palacio municipal y resguardaron el edificio buscando liberar al edil y los regidores, que están en la parte alta del inmueble; sin embargo, los manifestantes mantienen cerrada la puerta principal.