Declaran culpable al expolicía que le disparó a la senadora chilena Fabiola Campillai

·3  min de lectura

Santiago de Chile, 1 sep (EFE).- Un tribunal chileno declaró culpable al excapitán de Carabineros Patricio Maturana, acusado de disparar una bomba de gas lacrimógeno contra la ahora senadora independiente Fabiola Campillai durante las protestas de fines de 2019.

Según el veredicto, decidido de forma unánime, Maturana fue el autor del disparo que causó "las gravísimas lesiones" que dejaron sin visión, gusto y olfato a Campillai y que la obligaron a someterse a diversas cirugías de reconstrucción facial.

"Esta lucha va a terminar cuando cada uno de nuestros compañeros tenga justicia. Doce años no son nada, porque yo toda mi vida voy a estar ciega; que él esté en la cárcel no me va a devolver mis ojos", dijo Campillai tras conocer el veredicto.

Por su parte, su abogada, Alejandra Arriaza, sostuvo: "Es un paso importante para la reparación de Fabiola Campillay porque la justicia es un primer paso para la reparación y estimamos que esta comunicación es muy importante para todas las víctimas agredidas por funcionarios de Carabineros, militares y agentes del Estado".

"INTENCIÓN DE HACER DAÑO"

El dictamen de la jueza, Marcela Nilo, estableció que la intención de Maturana "no fue usar el arma para dispersar o disuadir a la muchedumbre, sino que su propósito fue hacer daño".

El uniformado "actuó sin necesidad, sin uso proporcional de la fuerza, sin obedecer los propios protocolos, sin prestar ayuda a la víctima, con abuso de su cargo”, agregó.

La resolución judicial indicó que el expolicía “expuso a la víctima en su actuar a graves lesiones y secuelas físicas, destruyendo su proyecto de vida (...) desatendiendo la circular sobre el uso de la fuerza, los protocolos de mantenimiento del orden público y el manual de operaciones”.

El tribunal, que reconoció la irreprochable conducta anterior de Maturana, determinó que en las circunstancias en las que ocurrió el hecho no se justificaba su actuación, ya que los manifestantes no generaban problemas con el tránsito ni representaban un peligro para terceros.

Maturana, detenido y formalizado el 28 de agosto de 2020, fue dado de baja por Carabineros (Policía militarizada) por no socorrer a la víctima. El juicio se inició el 10 de mayo de este año.

La lectura de la condena tendrá lugar el próximo lunes 10 de octubre. La Fiscalía pide una pena de 12 años de cárcel.

DE ACTIVISTA A SENADORA

Los hechos ocurrieron la tarde del 26 de noviembre de 2019 en la comuna de San Bernardo, en la periferia de la capital, en medio de las protestas del llamado estallido social. La ahora parlamentaria se dirigía a su trabajo acompañada de su madre cuando recibió el impacto en su rostro.

Desde entonces, Campillai se convirtió en símbolo de la violencia policial durante las protestas y en activista contra las violaciones de los derechos humanos.

Su popularidad y reconocimiento la motivaron a presentarse como candidata a senadora de un distrito de la capital a las elecciones parlamentarias de noviembre de 2021.

Salió elegida con la primera mayoría como candidata independiente, sin apoyo de partidos ni listas parlamentarias, y logró derrotar a figuras emblemáticas de la política chilena.

En julio pasado, Campillai presentó una acción judicial contra el fisco exigiendo una indemnización de 2.000 millones de pesos (2,23 millones de dólares al cambio actual) por daño moral, pero a principios de agosto el Consejo de Defensa de Estado solicitó rechazar la demanda.

En el contexto de las manifestaciones, las más graves desde el fin de la dictadura, 34 personas murieron y otras 460 sufrieron lesiones oculares por parte de las fuerzas de seguridad, contra las que se presentaron miles de denuncias, entre ellas unas 2.000 contra el cuerpo de Carabineros.

(c) Agencia EFE