En Davos, Thunberg denuncia falta de acción climática

Las activistas contra el cambio climático Vanessa Nakate, de Uganda, izquierda, y Greta Thunberg, de Suecia, hablan en conferencia de prensa en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, jueves 19 de enero de 2023. (AP Foto/Markus Schreiber) (ASSOCIATED PRESS)

DAVOS, Suiza (AP) — La activista sueca contra el cambio climático Greta Thunberg fustigó el jueves a los grandes empresarios reunidos en Davos, Suiza, por “provocar la destrucción del planeta” al invertir en combustibles fósiles y dar prioridad a las ganancias a corto plazo sobre la gente afectada por la crisis climática.

Thunberg junto con las jóvenes activistas Vanessa Nakate, Helena Gualinga y Luisa Neubauer participó de una mesa redonda con el director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía, Fatih Birol, durante la reunión anual del Foro Económico Mundial.

La ugandesa Nakate dijo que los “líderes juegan con el futuro de la gente”.

La gente en las partes del mundo más afectadas por el cambio climático “se aferran a sus vidas y tratan de sobrevivir un día más, una semana más, una hora más, un minuto más”, dijo.

Gualinga, una indígena ecuatoriana, dijo que el mundo sigue “un camino realmente peligroso”.

Las activistas llegaron con una “carta de infracción” firmada por casi 900.000 personas y dirigida a los jefes de las empresas de combustibles fósiles en la que piden que desistan de todos los nuevos proyectos de petróleo y gas natural. Los científicos dicen que no puede haber nuevos proyectos de combustibles fósiles si el mundo quiere limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius (2,7 Fahrenheit) según los objetivos fijados en París en 2015.

Nakate añadió que los niveles actuales de calentamiento, que han llegado a 1,2 Celsius (2,2 F) significan que “muchas poblaciones del continente africano, del sur global, ya viven en un infierno” de sequías extremas, calor e inundaciones.

El clima y la sustentabilidad han sido algunos de los grandes temas del cónclave en Davos, el que ha recibido críticas por las muchas palabras traducidas en escasa acción directa. Este año, varias sesiones se enfocaron en la transición de los combustibles fósiles a la energía limpia y hubo paneles sobre la desaceleración económica, la inseguridad alimentaria y la innovación tecnológica.

“Es poco probable que los cambios que necesitamos provengan del interior (de la reunión de Davos), creo más bien que vendrán de abajo hacia arriba”, dijo Thunberg. “Sin una presión pública masiva desde afuera, al menos según mi experiencia, esta gente irá lo más lejos que pueda. Mientras puedan seguir saliéndose con la suya, seguirán invirtiendo en combustibles fósiles, seguirán desdeñando las necesidades de la gente para su propio beneficio”.