Anuncios

Datos de inflación y PIB de México suben apuestas de recorte de tasa clave en marzo

El logotipo del Banco Central de México se ve en su edificio en el centro de la Ciudad de México.

Por Noe Torres

CIUDAD DE MÉXICO, 22 feb (Reuters) - La inflación de México se moderó en la primera mitad de febrero más de lo esperado y la economía ralentizó su ritmo de crecimiento a fines del año pasado, fortaleciendo los argumentos para que el banco central rebaje la tasa de interés referencial en su próxima decisión de marzo por primera vez desde 2021.

El índice general de precios al consumidor se ubicó en un 4.45% en la primera quincena de febrero, por debajo del dato previo de un 4.87%, retomando la tendencia descendente que había interrumpido a finales del año pasado después de alcanzar niveles no vistos en más de una década, de acuerdo con cifras oficiales divulgadas el jueves.

El Producto Interno Bruto (PIB), en tanto, se expandió en el cuarto trimestre de 2023 un 0.1% frente al periodo julio-septiembre, su menor ritmo desde el tercer trimestre de 2021, en medio de un débil desempeño de las actividades agropecuarias y las manufacturas.

"Lo que nos está mostrando el dato del PIB es que la economía está en un periodo de ralentización, eso aunado a que la inflación va mejorando después del repunte de los últimos meses, estarían dando argumentos para que Banco de México empiece a vislumbrar en el corto plazo una bajada de tasas", dijo Humberto Calzada, economista en jefe de la firma Rankia Latinoamérica.

Gran parte del mercado apuesta a que Banco de México recortaría el próximo mes la tasa clave, que actualmente se ubica en un récord del 11.25%, después de un ciclo restrictivo que inició en 2021 para enfrentar los efectos en los precios de las afectaciones de la pandemia en las cadenas de suministro.

El banco central tiene una meta de inflación del 3% +/- un punto porcentual y la inflación subyacente, una referencia seguida muy de cerca por el ente emisor, también descendió en la primera quincena de febrero más de lo previsto a un 4.63%, su nivel más bajo desde junio de 2021, según los datos del jueves.

En su más reciente encuentro de política monetaria, el banco central insinuó que una suavización de su política monetaria podría estar sobre la mesa en sus próximas decisiones dependiendo de la evolución de los datos económicos.

A diferencia del resto de las principales economías de la región que comenzaron a reducir el costo de los créditos el año pasado, Banco de México ha mantenido desde marzo su tasa en su mayor nivel desde 2008, cuando comenzó a instrumentar su política monetaria a través de la tasa de interés objetivo.

Su gobernadora, Victoria Rodríguez, ha dicho que los ajustes a la baja en la tasa de fondeo de México podrían ser graduales. Así, analistas proyectan que cerraría el año en 9.50%, según una encuesta reciente del grupo financiero Citibanamex.

Por su parte en Estados Unidos hay una amplia expectativa de que la Reserva Federal recorte los tipos de interés en junio, desde su actual 5.25%-5.50%.

(Reporte de Noé Torres. Editado por Ana Isabel Martínez)