Dalip, elefante del Zoo Miami, muere a los 56 años

Ron Magill, Zoo Miami

Dalip —probablemente el elefante macho más viejo de Estados Unidos y un icono del Zoo Miami, desde que estaba en su ubicación original en Key Biscayne— murió el jueves en en el parque tras meses de deterioro de su salud y pérdida de peso. Tenía 56 años.

Tras nacer en cautividad en India, Dalip llegó al sur de la Florida como cría en la década de 1960. Era el único mamífero sobreviviente del zoológico original de Crandon Park, una instalación del condado que se trasladó a unas instalaciones más amplias en el sur de Miami-Dade en 1980.

Dalip, que medía más de 10 pies de alto y pesaba más de 10,000 libras en su mejor momento de salud, vivió allí toda su vida adulta, salvo una residencia de tres años en un santuario de elefantes del centro de la Florida en la década de 1990, mientras el Condado Dade reconstruía su zoológico tras el huracán Andrew.

Llegó a Key Biscayne en el verano de 1967 como una cría de un año, regalo del cazador Ralph Scott, un benefactor que proporcionó al zoológico algunos de sus preciados animales en las décadas de 1960 y 1970. En 1981, Dalip engendró una cría macho, Spike, que ahora vive en el Zoológico Nacional del Smithsonian en Washington DC.

Dalip murió por eutanasia el día de Acción de Gracias, horas después que el personal del zoológico lo descubriera tumbado en el suelo e incapaz de levantarse. Tras los esfuerzos fallidos por ponerlo de pie con la ayuda de correas, la operación se centró en mantenerlo cómodo. El personal que no trabajaba en el turno de Acción de Gracias regresó y se unió a los compañeros que ya estaban allí para despedirse y obsequiar a Dalip con algunas de sus golosinas favoritas, según el director de comunicaciones, Ron Magill.

“Le llevaron sandwiches de mantequilla de maní y mermelada. Y se los comió”, dijo Magill. “Le dieron melón. Parecía que lo disfrutaba de verdad. Aunque no tenía fuerzas”.

Uno de los cinco elefantes que había en el Zoo Miami antes de su muerte, Magill señaló que se creía que Dalip era el elefante macho más viejo de Estados Unidos. Sus colmillos crecieron lo suficiente como para tener que recortarlos para evitar que se arrastraran por el suelo, una medida de la larga vida del elefante.

“Fue embajador de su especie y provocó sonrisas entre los visitantes del Zoo Miami más de cuatro décadas”, dijo la alcaldesa Daniella Levine Cava en un comunicado publicado por el zoológico. En Twitter, Magill describió a Dalip como “posiblemente el animal más icónico y magnífico” que ha vivido en el Zoo Miami.

“Esto realmente duele”, dijo.