Fue dada por muerta, despertó en la funeraria y su familia reclama una indemnización de US$50 millones

LA NACION
·4  min de lectura

TImesha Beauchamp, una chica estadounidense de 20 años con parálisis cerebral, murió el pasado domingo en el Hospital de Niños de Detroit. Increíblemente, esa era la segunda vez que ella era declarada muerta en pocas semanas. En agosto de este año, un grupo de paramédicos que la atendió en su casa determinó que la joven había fallecido. Pero a las pocas horas, en la funeraria, el tanatólogo que iba a preparar su cuerpo descubrió que estaba viva.

El baile de enfermeras en TikTok que causó repudio: "Se burlan de los muertos"

Por esta razón, la familia inició una demanda a los paramédicos responsables del incidente: exigen 50 millones de dólares.

Ahora, los padres de Timesha, que vivía junto a su familia en la ciudad de Southfield, estado de Michigan, anunciaron que ella efectivamente había muerto este fin de semana y que eso pudo ser una consecuencia de la falta de oxígeno que tuvo que soportar cuando la declararon sin vida la primera vez.

"Toda nuestra familia está devastada. Esta es la segunda vez que nuestra querida Timesha ha sido declarada muerta, pero esta vez no regresará", señaló la familia de la joven en un comunicado, que fue reproducido en parte por el medio local Detroit Free Press.

El comunicado familiar señalaba también que ella "pudo morir en paz".

Días antes, la familia de la joven había informado, a través de su abogado, Geoffrey FIeger, que le habían iniciado un juicio a los paramédicos de la ciudad de Southfield por 50 millones de dólares por lo que ellos consideraron un acto de negligencia.

María Antonia y María Eduarda: la historia detrás del viral de las hermanas del cumpleaños

"Toda la evidencia muestra que Timesha estaba viva cuando la declararon muerta. Como resultado de esto, ella se quedó sin oxígeno durante cuatro horas, sufriendo un daño cerebral grave por hipoxia. Todo esto podría haberse evitado si se hubiera tenido más cuidado", expresó el abogado de la familia en un comunicado que reprodujo la cadena Fox, el pasado 8 de octubre.

La demanda alega violación de los derechos civiles y se presentó en el Tribunal Federal del Distrito Este de Michigan. Se llevará adelante a través de un juicio por jurados dirigido por el magistrado Arthur Tarnow.

La declararon muerta

El 23 de agosto pasado por la mañana, los paramédicos del cuerpo de bomberos de Southfield acudieron a la casa de los Beuchamp para atender a la joven Timesha que tenía problemas para respirar. Allí, revisaron el pulso de la muchacha tres veces y trataron de reanimarla durante 30 minutos.

El abogado de la familia dijo que entonces la madrina de Timesha, que es enfermera titulada y que estaba en la casa ese domingo, les señaló a los paramédicos que había percibido que la joven respiraba y que, para ella, también tenía pulso.

Cómo viajan las nubes de tos con COVID-19 y qué pasa si tenés barbijo

"La madrina sintió que veía movimientos de pecho y sintió que tenía pulso. Ella les dijo a los paramédicos pero le dijeron que los movimientos eran involuntarios y que eran el resultado de la medicación. Y fueron, según la familia, un total de tres veces a la habitación de Timesha para mirarla", dijo Fieger a AP.

Finalmente, los paramédicos declararon muerta a la joven y la enviaron a la funeraria en una bolsa de cadáveres. Cuando el embalsamador de la funeraria abrió la bolsa para preparar el cuerpo para la ceremonia final, se sorprendió al ver que los ojos de Timesha estaban abiertos. Estaba viva, y había estado encerrada en ese empaque por unas cuatro horas, de acuerdo a su abogado.

Luego del increíble incidente, la ciudad de Southfield puso a estos cuatro paramédicos de licencia y procedió a investigar qué fue lo que pasó. El jefe de bomberos de la ciudad, Johnny Menifee, dijo que lo que sucedió no tuvo que ver con una negligencia, como dice el abogado de los Beauchamp.

El hombre dio una conferencia de prensa para decir que el resurgimiento de Timesha podría haber sido un fenómeno conocido como síndrome de Lázaro, un caso raro en que uno vuelve a la vida mucho más tiempo más tarde de haber recibido técnicas de RCP.

Por supuesto, el nombre remite a la historia de los Nuevos Evangelios, en la que Jesús resucita a un hombre llamado Lázaro de Betania, que había muerto cuatro días antes.

"Esto es algo terrible y trágico -agregó Menifee-. Nos sentimos muy mal por esto, la ciudad entera se siente muy mal".

También debes ver:

Danzante cae durante "Rito de los voladores"; su familia pide ayuda tras la tragedia

Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán regresó…pero en forma de monografía y es una de las más vendidas

'Canelo' Álvarez no para de presumir lujos; ahora, tenis de 50 mil pesos y dos camionetones

EN VIDEO: Jacinda Ardern: ¿qué hace a la primera ministra de Nueva Zelanda tan popular?