Anuncios

Los últimos días solitarios de una princesa pícara se narran en ‘The Crown’

Leslye Manville en el hotel The Langham, en Londres, el 23 de noviembre de 2023. (Sophie Stafford/The New York Times)
Leslye Manville en el hotel The Langham, en Londres, el 23 de noviembre de 2023. (Sophie Stafford/The New York Times)

LONDRES — El día que murió la reina Isabel, Lesley Manville estaba en el hospital.

La actriz estaba filmando un episodio de la temporada final de “The Crown” en el que a su personaje, la princesa Margarita, la visita en su lecho de convalecencia su hermana mayor Isabel, interpretada por Imelda Staunton. Cuando les avisaron a ambas que “era muy posible que la reina falleciera ese día”, recordó Manville en una entrevista reciente, le dijeron al equipo que les gustaría seguir filmando la escena emocional.

Manville afirmó que terminaron a las 4 de la tarde, “que fue la hora aproximada en la que falleció la reina”.

En la sexta temporada de “The Crown”, que será la última, es el personaje de Manville el que se acerca al final. Margarita fue uno de los miembros más rebeldes de la familia real y, de joven, se enamoró del oficial de la fuerza aérea divorciado Peter Townsend, a pesar de que no tenía permitido casarse con él. En la serie, este desencuentro amoroso la acompaña durante el resto de su vida.

No obstante, ese dolor nunca apagó la chispa de Margarita. Manville, de 67 años, quien habla con la autoridad de una actriz experimentada, describió a Margarita como una mujer glamorosa y fascinante, “una mujer que nunca estuvo alejada de las portadas de los periódicos durante las décadas de 1950 y 1960 (la Diana de aquella generación)”.

En “The Crown”, Vanessa Kirby interpretó a Margarita en el inicio (temporadas 1 y 2), después lo hizo Helena Bonham Carter (temporadas 3 y 4), y cuando Manville tomó el papel en la quinta temporada, la princesa ya tenía más de 60 años. A lo largo de las décadas, la serie presenta el deslumbrante estilo de vida de Margarita en un contraste marcado con los años de deber discreto de Isabel.

Leslye Manville en el hotel The Langham, en Londres, el 23 de noviembre de 2023. (Sophie Stafford/The New York Times)
Leslye Manville en el hotel The Langham, en Londres, el 23 de noviembre de 2023. (Sophie Stafford/The New York Times)

Pero gran parte del glamur anterior de Margarita se desvaneció luego de que sufrió tres derrames cerebrales entre 1998 y 2001. Manville se sintió atraída por la complejidad de retratar a Margarita “en esta época difícil y solitaria de su vida”, dijo la actriz. Cuando la enfermedad del personaje le arrebata su aspecto, su identidad también se tambalea. “No sabe cómo actuar”, dijo Manville.

En “Ritz”, el octavo episodio de la nueva temporada, se retratan los derrames cerebrales y el declive de Margarita. La princesa desafía las órdenes de su médico y sigue bebiendo y saliendo de fiesta en la isla caribeña de Mustique, donde sufre un segundo derrame. Manville narró que, antes del rodaje, se reunió con varias víctimas de derrames cerebrales para mostrar con precisión las secuelas físicas y psicológicas. El reto consistió en equilibrar el realismo de una boca caída y el habla arrastrada con “un discurso lo suficientemente coherente”, añadió.

Durante este periodo de salud frágil, la agenda de Margarita ya no estaba llena (“Eso no le gustaba”, dijo Manville) y sus compromisos reales eran menos frecuentes. “Es fascinante interpretar cómo era la vida mientras tenías todo eso y luego solo ves cómo se desvanece”, dijo Manville.

Meriel Sheibani-Clare, coescritora del episodio 8, dijo que, en este capítulo, los creadores de la serie querían replantear la figura de Margarita celebrando el apoyo que le brindó a su hermana. Manville la interpretó como “frágil y susceptible”, dijo Sheibani-Clare, sin dejar de transmitir vulnerabilidad, de modo que “a veces se siente como una niña pequeña”.

Manville dijo que “la singularidad de la serie” era que le permitía “interpretar a mi propia Margarita”, al margen de las actuaciones de Kirby y Bonham Carter. Sin embargo, Manville señaló que las tres interpretaciones han estado impregnadas de picardía. En una viñeta cómica del episodio 8, la Margarita de Manville, a la que su médico le prohíbe fumar, pone el palacio patas arriba en busca de un cigarrillo y le da una calada ansiosa y exaltada. Si hubiera interpretado a Margarita sin sentido del humor, dijo Manville, “no habría tomado la estafeta con mucho éxito”.

Manville, quien ha participado de manera permanente en el teatro, televisión y el cine británicos desde mediados de la década de 1970, dijo que nunca ha querido ser “una actriz de personalidad que se limita a interpretarse a sí misma todo el tiempo”. Cuando aceptó el papel de Margarita en 2020, estaba a punto de interpretar a una señora de la limpieza de los años 50 en el largometraje “La señora Harris va a París”. El contraste entre interpretar ese papel y el de una “verdadera aristócrata de sangre azul” era “demasiado tentador”, señaló Manville.

En sus últimos episodios de “The Crown”, Manville aseveró que quería amplificar “el dolor de la vida sin pareja” y la soledad de Margarita, que, según ella, estaba presente incluso cuando Kirby la interpretaba de joven.

No obstante, los creadores no quisieron definir a Margarita a partir de su vida amorosa. “Había demasiada información en los tabloides y con los biógrafos acerca de la pobre, triste y trágica Margarita”, dijo Sheibani-Clare.

“Pero hasta el final”, agregó, “habló por teléfono con su hermana todos los días”.

c.2023 The New York Times Company