Día del Perro: la historia de Chonino por la que se celebra al “mejor amigo del hombre” en la Argentina

·2  min de lectura
El 2 de junio se celebra el día del perro en la Argentina
Pixabay

Desde 1996, el 2 de junio en la Argentina se celebra el Día Nacional del Perro. El origen de este homenaje, que a nivel mundial se celebra el 21 de julio, conmemora un trágico pero heroico evento, donde un perro se sacrificó por su dueño. El protagonista de esta historia es Chonino que formaba parte de la Policía Federal desde diciembre de 1977.

El animal había, un ovejero alemán nacido en 1975, sido entrenado como perro de seguridad y clasificado como perro de presa. La noche del 2 de junio de 1983, Chonino acompañaba en la realización de sus tareas a su guía, el suboficial Luis Sibert, y los apoyaba el agente Jorge Iani. Mientras recorrían las inmediaciones de la avenida General Paz, los policías observaron a dos sospechosos que merodeaban una tienda, a quienes les exigieron su documentación. Ellos se negaron y comenzó un tiroteo.

Iannis y Sibert resultaron heridos. El guía le dio la voz de ataque a Chonino. El perro se abalanzó contra el agresor, al que redujo. Pero el otro delincuente le disparó en el pecho, y Chonino murió mientras los sospechosos se escapaban.

Por Chonino, se fijó el 2 de junio como el Día nacional del Perro en la Argentina
Por Chonino, se fijó el 2 de junio como el Día nacional del Perro en la Argentina


Por Chonino, se fijó el 2 de junio como el Día Nacional del Perro en la Argentina

Cuando los oficiales se llevaron el cuerpo del animal, notaron que tenía en su boca un trozo de bolsillo en el que estaba el documento del asaltante al que había atacado. Así se pudo identificar a los ladrones, a quienes la Policía Bonaerense capturó cinco días después.

El oficial Sibert consiguió salvar su vida después de una operación y 6 meses de convalecencia, en gran parte debido a la participación de su perro.

En 1996, por iniciativa de la periodista Cora Cané, se estableció el homenaje a Chonino, “para honrar a todos los perros que nos dan un ejemplo de nobleza y valentía”.

Hoy, los restos del perro policía descansan en el círculo de la Policía Federal Argentina junto a los de su guía, el oficial Sibert, que murió en 2007. También quedó inmortalizado en una estatua de bronce, localizada en el interior del Predio de la Policía Montada.

Además se lo recuerda en las calles de la ciudad de Buenos Aires, que denominó con el nombre de Chonino al pasaje que corre entre la Avenida Casares y la Avenida Jerónimo Salguero, en los fondos del predio de la Policía Montada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.