"Un día para la alegría": Griner disputa su primer partido en WNBA tras detención

·2  min de lectura
La jugadora del Mercury de Phoenix Brittney Griner (42) celebra una falta con una compañera durante la primera mitad del juego de la WNBA que enfrentó a su equipo con los Sparks de Los Ángeles, en Los Ángeles, el 19 de mayo de 2023. (AP Foto/Ashley Landis) (ASSOCIATED PRESS)

LOS ÁNGELES (AP) — Brittney Griner encestó 18 puntos, capturó seis rebotes y puso cuatro tapones el viernes en su primer partido de la temporada regular de la WNBA tras su detención en Rusia. Pero no pudo evitar la derrota de su equipo, el Mercury de Phoenix, por 94-71 frente a las Sparks de Los Ángeles en el arranque del curso.

“No fue lo suficientemente bueno", dijo Griner tras el encuentro.

Su impacto fue inmediato. Lanzó un pase a Moriah Jefferson, quien encestó un triple en la primera canasta de Phoenix. Griner atrapó además un par de rebotes y anotó dos veces para ayudar al Mercury a ponerse por delante en la pizarra al inicio.

Griner jugó 25 minutos y pasó la recta final del encuentro en la banca mientras el Mercury recibía una paliza.

Por primera vez desde la temporada pasada, la entrenadora de Phoenix, Vanessa Nygaard, inició sus declaraciones previas al partido sin anunciar cuántos días llevaba encarcelada Griner. La pívot fue liberada en diciembre como parte de un intercambio de prisioneros de alto perfil.

“Hoy es un día para la alegría”, afirmó Nygaard. “Ha ocurrido algo asombroso, increíble".

Griner y sus compañeras fueron recibidas con una gran ovación en el calentamiento, pero los mayores vítores estuvieron reservados para las Sparks.

“Estoy asimilándolo pero manteniéndome centrada porque, al fin y al cabo, estoy trabajando”, dijo Griner. “No puedo dejarme llevar por el momento".

Griner había anotado 10 tantos en los 17 minutos que disputó durante otra derrota frente a las Sparks, esta vez en un partido de exhibición, la semana pasada. Fue el primer partido de la jugadora de 32 años desde su detención en un aeropuerto de Moscú en febrero de 2022 luego de que las autoridades rusas dijeron que hallaron cargadores de vapeo que contenían aceite de cannabis en un registro de su equipaje.