Cumbre mapuche culmina instando a nueva relación entre indígenas y Estado chileno

Unos 200 representantes de los indígenas mapuches se reunieron este miércoles en la primera Cumbre Mapuche, que finalizó con un llamado a una nueva relación entre los indígenas y el Estado chileno, que parta de la petición de perdón por el trato recibido.

"La sociedad chilena tiene que pedir perdón al pueblo mapuche como punto de partida para establecer (una) relación justa, firme y duradera", dijo Aucán Huilcamán, werkén o líder del Consejo de Todas las Tierras, una organización con escasa representación en el mundo mapuche, muy diverso y disgregado.

Huilcamán, líder de la convocatoria, señaló que el episodio histórico conocido como "pacificación de la Araucanía", en el que el Estado chileno invadió los territorios mapuches, fue "un acto de lesa humanidad, por tanto se tiene que reparar e indemnizar por el daño causado en los 130 años".

La reunión partió con una rogativa mapuche, tras la cual se inició una discusión de unas ocho horas entre unos 200 representantes de las comunidades mapuche, y a la que más tarde se unieron otras autoridades, periodistas y dos "observadores" del Gobierno chileno.

Al finalizar el encuentro, Huilcamán dio a conocer un documento con diez puntos de acuerdo, entre los que se encuentran el derecho de autodeterminación del pueblo mapuche, el retiro de la fuerza policial en la zona y la suspensión de la aplicación de severas leyes en juicios contra mapuches, como la antiterrorista o la Ley de Seguridad Interior del Estado, que endurecen las penas.

La reunión fue convocada a los pies del cerro Ñielol de Temuco (700 km al sur de Santiago) tras una serie de ataques incendiarios en el sur de Chile que se saldaron con dos ancianos muertos y que el gobierno atribuye a grupos pro mapuches.

De acuerdo con el gobierno, hoy conviven unas 3.000 comunidades mapuches, cada una con exigencias y reclamos particulares, aunque con una extendida reivindicación sobre millones de hectáreas que les fueron arrebatadas por el Estados chileno a fines del siglo XIX.

La cita fue convocada "para acercar posiciones" tras los cerca de 10 ataques incendiarios que se sucedieron entre la última semana de 2012 y la primera de este año en la Región de La Araucanía, la zona donde se asientan la mayoría de las comunidades mapuches.

En el más grave en la zona de Vilcún, un matrimonio de ancianos murió calcinado tras ser atacada la vivienda en que dormía por un grupo de al menos 10 encapuchados. Tras ese ataque, el gobierno reforzó la región con cerca de 400 efectivos policiales.

A la reunión de este miércoles fue invitado el propio presidente Sebastián Piñera, pero declinó asistir. En su reemplazo fueron enviados como "observadores" los gobernadores de las provincias de Malleco y Cautín, Miguel Mellado y Erich Baumann, respectivamente.

No obstante, el lunes visitaron la zona y se reunieron con algunos dirigentes indígenas el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y el ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín.

Este miércoles, en tanto, en paralelo a la Cumbre Mapuche ambos ministros expusieron en el Congreso sobre el conflicto mapuche.

"No hay que hacerse grandes expectativas (con el diálogo), porque es un tema difícil que ha estado sin solución durante muchos, muchos años", dijo Lavín.

Los mapuches o "gente de la tierra", en su lengua originaria, están reducidos hoy a unos 700.000 personas, sobre una población total de 16,5 millones de habitantes. La mayoría ostenta niveles de pobreza superiores al resto de la población.

Móviles de la policía antidisturbios de Chile montan guardia en una carretera campestre tras la muerte de un matrimonio de ancianos el 4 de enero de 2013, en Temuco, a unos 700 km al sur de Santiago, Chile.

Un indio mapuche, el mayor grupo indígena de Chile, participa de una protesta en Santiago el 15 de octubre de 2012. Unos 200 representantes de los indígenas mapuches se reunieron este miércoles 16 de enero en la primera Cumbre Mapuche, que finalizó con un llamado a una nueva relación entre los indígenas y el Estado chileno, exigiendo disculpas por el trato recibido.

Un nuevo ataque incendiario se registró la madrugada de este miércoles en una escuela rural de la localidad chilena de Collipulli, en la región mapuche de La Araucanía, donde en la última semana se han producido una cadena de incendios intencionales.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK