Anuncios

Cuestiona Monreal injerencia de senadores de EU en plan B electoral

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 1 (EL UNIVERSAL). – El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, cuestionó a Robert Menendez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos y a Michael McCaul, presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, por su "injerencia en asuntos internos" y de hacer juicios condenatorios.

Ello en respuesta al comunicado que los congresistas emitieron el 24 de febrero pasado, en el que manifestaron su preocupación por la aprobación del plan B electoral impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En una carta enviada a Menendez y McCaul, el coordinador de Morena en el Senado, expuso que "los asuntos internos de México corresponde dirimirlos solamente a los mexicanos".

Dijo que si bien su opinión siendo respetable, "constituye una cuestionable injerencia externa en los asuntos internos de una nación soberana e independiente, como lo es México".

Monreal, indicó que su comunicado no contribuye al clima de amistad y cooperación entre nuestros gobiernos y pueblos, por el que propugnan los presidentes Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador.

Recordó que la democracia mexicana se funda en un sistema electoral vigoroso, con instituciones autónomas e independientes, en las que participan los ciudadanos, los partidos políticos y los poderes Legislativo y Judicial.

"El sistema electoral de México es, quizá, el más grande y complejo del mundo, tanto por su base jurídica como por su estatura organizativa y su costo anual, que es sufragado íntegramente por los contribuyentes mexicanos.

Expuso que desde hace años que especialistas y políticos de todas las tendencias ideológicas, coinciden en la necesidad de simplificar el sistema electoral mexicano, reducir sus elevados costos, sin dañar sus bases, que son la autonomía e independencia, las capacidades técnicas y el profesionalismo de nuestras instituciones electorales.

"Lo anterior es compatible con la reducción de una pesada y costosa burocracia, que no tiene justificación. Se trata de gastar menos y hacerlo mejor", apuntó.

Reconoció que la reforma electoral a la que hacen referencia ha provocado una fuerte polémica en México, pero eso es parte del vigor de nuestra democracia.

"Se llevaron a cabo con base en las facultades que atribuye la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos al Poder Legislativo de nuestra nación, en el marco de un debate informado, analítico, libre y con la participación de todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso democráticamente electo".

El político zacatecano, dijo que este episodio de la intensa historia electoral de México no ha concluido, por lo que no cabe extender juicios definitivos, mucho menos condenatorios.

"En el largo ciclo de reformas electorales de México no todo ha sido en línea recta y en una sola dirección. En el pasado hubo reformas que no funcionaron, que dieron resultados contraproducentes y provocaron nuevos cambios, incluso hubo alguna que, aunque fue aprobada, nunca se aplicó".

Subrayó que no es correcto afirmar que todas las reformas previas han sido aprobadas por consenso. "Eso es lo deseable, pero nuestra Constitución no lo exige".