Cuba convoca a elecciones parlamentarias para el 3 de febrero

El Consejo de Estado de Cuba convocó este miércoles a elecciones de delegados a las asambleas provinciales y diputados al Parlamento Nacional para el 3 de febrero, en un proceso en que probablemente será reelegido el presidente Raúl Castro.

El proceso electoral, que no pondrá en riesgo el control que mantiene el Partido Comunista (único) sobre el Estado desde hace medio siglo, comenzó en octubre con la elección de delegados municipales y culminará con la selección por parte del Parlamento del Consejo de Estado, máximo órgano ejecutivo del país, que preside Raúl Castro.

La convocatoria, publicada en el diario oficial Granma, establece que "se celebren las elecciones en las que los electores de la República elijan, por el término de cinco años, a los delegados a las asambleas provinciales y a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular" (Parlamento).

El peculiar sistema electoral de Cuba, vigente desde 1976, prevé que los delegados a las asambleas municipales propongan entre ellos a los candidatos a las asambleas provinciales y el 50% del Parlamento.

El otro 50% lo proponen representantes de ocho organizaciones de trabajadores, estudiantes, mujeres, campesinos y vecinales, todas vinculadas al partido único que gobierna la isla desde hace medio siglo.

El voto de la población es directo, secreto y voluntario.

Una vez constituida la nueva Asamblea Nacional, de unos 610 diputados, ésta debe elegir entre sus miembros al Consejo de Estado, proceso que se realiza usualmente el 24 de febrero (fecha de inicio de la guerra de independencia de España en 1895).

El Consejo de Estado también cumple tareas legislativas, pues el Parlamento sesiona sólo dos veces al año, en julio y diciembre.

Raúl Castro, que sustituyó en el mando a su hermano enfermo Fidel en 2006, propuso limitar a un máximo de 10 años (dos periodos de cinco años) el tiempo para ocupar un cargo en el gobierno y el partido.

Este límite, innovador en un país donde algunos funcionarios han ocupado el mismo puesto durante décadas, fue aprobado por el Partido en enero, pero no se ha dictado la reforma constitucional respectiva.

Las autoridades defienden el sistema electoral cubano como el "más democrático y transparente", pero los opositores lo descalifican asegurando que si bien el Partido Comunista no postula candidatos, sí supervisa el proceso y se asegura, con su influencia y el voto de sus militantes y simpatizantes, que ningún disidente sea ni siquiera postulado a un cargo.

En Cuba toda oposición es ilegal y los disidentes son tildados por el gobierno de ser "mercenarios" de Estados Unidos.

El Consejo de Estado de Cuba convocó este miércoles a elecciones de delegados a las asambleas provinciales y diputados al Parlamento Nacional para el 3 de febrero, en un proceso en que probablemente será reelegido el presidente Raúl Castro.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK