Cuando la URSS reclutó forzosamente a centenares de especialistas y científicos de la Alemania nazi para su programa espacial

·5  min de lectura

Sobradamente conocida es la ‘Operación Paperclip’, en la que un gran número de científicos provenientes de la Alemania nazi se trasladaron hasta los Estados Unidos y trabajaron para el gobierno estadounidense en varios importantes proyectos, entre ellos la carrera espacial y el contraespionaje durante el periodo de Guerra Fría, con el fin de no ser perseguidos y juzgados por haber colaborado con el régimen genocida de Adolf Hitler durante el Tercer Reich (un modo de tener una segunda oportunidad gracias a los conocimientos que podían ofrecer a los norteamericanos).

La URSS reclutó forzosamente a centenares de especialistas y científicos, junto a sus familias, de la Alemania nazi para que trabajaran en su programa espacial y nuclear (imagen vía wwii.space)
La URSS reclutó forzosamente a centenares de especialistas y científicos, junto a sus familias, de la Alemania nazi para que trabajaran en su programa espacial y nuclear (imagen vía wwii.space)

No todos los investigadores alemanes tuvieron la misma oportunidad de huir del país tras la finalización de la Segunda Guerra Mundial, quedándose un gran número de estos atrapados en suelo germano y siendo algunos de ellos juzgados y condenados. También los hubo que se libraron de cualquier responsabilidad judicial, aduciendo que tan solo se habían limitado a cumplir órdenes, por lo que quedaron libres y sin cargos.

En la Alemania del postnazismo, se inició la reconstrucción del país y la sociedad, siendo éste dividido en varias partes que serían controladas por los países aliados, tal y como se decidió y ratificó en el acuerdo alcanzado en la Conferencia de Potsdam que tuvo lugar en la mencionada población alemana, entre el 17 de julio y el 2 de agosto de 1945, con la presencia de los líderes absolutos de las tres potencias vencedoras de la IIGM, el estadounidense Harry S. Truman, el soviético Iósif Stalin y el británico Winston Churchill​ (sustituido este último, a mitad de la conferencia, por Clement Attlee tras ser elegido nuevo Primer Ministro del Reino Unido).

En dicha Conferencia de Postdam se decidió que la 'Soviétskaya Voénnaia Administratsia v Guermanii' (Administración Militar Soviética en Alemania) se haría cargo del control y administración política, económica y militar de la zona oriental de Alemania (que a partir de 1949 se convertiría en un Estado satélite de la Unión Soviética bajo el nombre de ‘República Democrática Alemana’).

En abril de 1946, el condecorado mariscal militar soviético Vasili Danilovich Sokolovski fue asignado como comandante en jefe (Gobernador militar) de la Administración Militar Soviética en Alemania del Este, facilitando que este nuevo territorio y sus ciudadanos fuesen un importante aporte para engrandecer todavía más la URSS.

La Guerra Fría(tras la división geopolítica del planeta en dos bloques) estaba dando sus primeros pasos y los soviéticos querían convertirse en la potencia mundial, por lo que pusieron todo su empeño en poner en marcha el programa nuclear (los estadounidenses se les habían adelantado con la Operación Manhattan y el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Japón) y, sobre todo, ser quienes se alzasen con el triunfo en la carrera espacial.

Para ello debían contar con los mayores recursos y mejores especialistas y siendo conocedores que en Alemania habían quedado cientos de científicos, investigadores y técnicos especializados en esos campos durante el periodo del Tercer Reich, se planeó una operación (puesta en marcha a partir del 22 de octubre de 1946) que sería bautizada como 'Операция Осоавиахим' (Operación Osoaviakhim) y por la cual estos serían trasladados hasta la Unión Soviética (junto a sus familias) donde trabajarían para las diferentes estructuras del gobierno soviético.

La operación fue organizada y ejecutada por miembros de la NKVD (antecesora de la KGB) y coordinada por el recién creado Ministerio de Asuntos Internos (MVD) a través del mencionado Gobernador militar en Alemania del Este, Vasili Danilovich Sokolovski.

Pero no solo de llevó a cabo el traslado hacia la Unión Soviética de científicos, investigadores y técnicos (se calcula que la suma de todos ellos junto a sus familias superaban las seis mil personas), también se desmontó (para volver a ser montados en suelo soviético) los centros de investigación y producción que durante el periodo del Tercer Reich habían estado trabajando y realizando la tecnología científica, nuclear y militar nazi.

Uno de ellos fue el Centro de Investigación Peenemünde (Heeresversuchsanstalt Peenemünde), ubicado en el noreste de Alemania, y en el que se había llevado a cabo el desarrollo y fabricación de los más importantes cohetes balísticos del régimen nazi, incluido el célebre cohete V-2, primer misil balístico de combate​ de largo alcance creado en el mundo​ y el primer artefacto humano de la historia que fue lanzado e hizo un vuelo suborbital (en 1944).

La puesta en marcha de la Operación Osoaviakhim no se llevó a cabo como había pasado un año atrás con los científicos e investigadores alemanes que se incorporaron voluntariamente a la ‘Operación Paperclip’ estadounidense, sino que en la madrugada del 22 de octubre de 1946, miembros de la NKVD se presentaron en las viviendas de las personas en las que el gobierno soviético estaba interesadas para que trabajasen para la URSS, obligándoles a recoger sus cosas precipitadamente (y sin previo aviso) y trasladadas hasta Rusia, donde pasaban a ser propiedad del Estado soviético.

La mayoría de los técnicos, investigadores y científicos (junto a sus familias) fueron sacados de sus camas a punta de metralleta, dándoles la oportunidad de coger tan solo los enseres imprescindibles y llevados hasta la estación de ferrocarril desde donde partieron un total de 92 trenes (se calcula que fueron trasladadas entre 6.000 y 10.000 personas, no conociéndose con exactitud debido a que toda la operación fue clasificada como secreta).

Lo que sí se sabe es que debido a aquel traslado masivo de personal de gran cualificación a Rusia, los primeros pasos en el desarrollo de la carrera espacial soviética fue un éxito, adelantándose la URSS a los Estados Unidos y, el 12 de abril de 1961, el cosmonauta Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en orbitar en el espacio (al final de esa misma década los EEUU ganarían definitivamente esa carrera espacial al conseguir llegar hasta la Luna y ser pisada por primera vez por un ser humano).

Fuente de la imagen: wwii.space

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.