Anuncios

¿Cuán peligrosa es la aplicación TikTok?

Los funcionarios de la Comisión Europea y los empleados públicos de Estados Unidos o Canadá no forman parte precisamente del grupo objetivo de TikTok. Con sus contenidos de distribución viral, el servicio de vídeos cortos de la empresa china ByteDance es especialmente popular entre los adolescentes, menos preocupados por los intereses de seguridad de los Gobiernos. Sin embargo, tras la orden de eliminar TikTok de los teléfonos móviles de servicio, en los países occidentales se vuelve a barajar una prohibición general del mismo.

El éxito de TikTok ha pillado desprevenidas a las grandes empresas de redes sociales de Silicon Valley. La empresa Meta, a la que pertenece Facebook, lleva meses tratando febrilmente de encontrar una respuesta al sorprendente éxito de China con un concepto similar. YouTube también tuvo inicialmente dificultades para contrarrestar la ofensiva de TikTok. En el verano de 2021, la plataforma de Google introdujo YouTube Shorts, un formato que recuerda mucho a TikTok. Solo Twitter, que en su día fue pionera en la retransmisión de vídeos en directo con su aplicación "Periscope", aún debe una respuesta.

Al parecer, el 70 por ciento de los jóvenes estadounidenses ya utiliza TikTok. El auge del servicio desencadenó repetidas advertencias de que los datos de los usuarios podrían filtrarse a China.

El comisario alemán de Protección de Datos, Ulrich Kelber, también se muestra crítico con TikTok. Ya en junio de 2021, Kelber había recomendado a los ministerios y autoridades alemanas que no utilizaran la aplicación de vídeo del proveedor chino en dispositivos oficiales. Sin embargo, aún está pendiente el resultado de un análisis exhaustivo anunciado por las entidades.

La Oficina Federal de Seguridad de la Información (BSI) de Alemania también formula sus preocupaciones de forma bastante vaga: "En principio, se sabe que numerosas apps transmiten datos a los respectivos fabricantes, así como a terceros", declaran sus responsables.

El veredicto de Rüdiger Trost, que trabaja para la empresa de seguridad alemana WithSecure, es más duro. En entrevista con dpa, el experto calificó a TikTok de "muy peligroso". "El algoritmo de Tiktok perjudica específicamente a las personas que, según la concepción occidental, necesitan una protección especial", asevera. Por ejemplo, añade, en TikTok se reproducen vídeos de personas discapacitadas deliberadamente con menos frecuencia.

Trost también considera problemática la conexión con el Gobierno del país de origen: "Los acontecimientos que no son del agrado del Estado chino son víctimas de la censura", especifica, y añade que en TikTok hay muchos aspectos que no pueden conciliarse con la concepción occidental de la dignidad humana, la igualdad, la libertad de expresión y la protección de las minorías. "Al menos tan grande como el peligro del espionaje es el riesgo de influir de forma selectiva en la opinión pública de las sociedades occidentales. Sobre todo antes de celebrar elecciones", puntualiza el experto.

TikTok no está dispuesto a dejar pasar acusaciones como estas. Los portavoces de la empresa afirman repetidamente que los datos de los usuarios de Estados Unidos se procesan en ese país y que los servidores de copias de seguridad se encuentran en Singapur. Además, aseguran que Tiktok es independiente de la empresa ByteDance, con sede en Pekín.

Sin embargo, estas garantías no han hecho mucha mella entre los políticos del Gobierno estadounidense. Los representantes del Partido Republicano, en particular, ven a TikTok como si se tratara directamente de un servicio del Partido Comunista chino.

La postura anti-TikTok ya se ha convertido en una tradición entre los republicanos. En 2020, el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con una prohibición general de TikTok si ByteDance no vendía el servicio a la empresa de software estadounidense Oracle. Trump veía amenazada la seguridad nacional de Estados Unidos, pero sin entrar en detalles. TikTok se defendió legalmente hasta que el sucesor de Trump, Joe Biden, puso fin a los confusos planes de absorción y suspendió las medidas de su predecesor.

No obstante, los planes de prohibición en Estados Unidos están lejos de desaparecer. En un amplio paquete legislativo para garantizar el presupuesto estatal, los dos senadores republicanos Josh Hawley (Misuri) y Ken Buck (Colorado) incluyeron la prohibición de la aplicación en los smartphones de servicio de los empleados públicos. Sin embargo, en realidad están apuntando a una prohibición completa de TikTok en los Estados Unidos y cuentan incluso con el apoyo de representantes del Partido Demócrata.

El reputado experto en seguridad estadounidense Bruce Schneier cree que estos planes de prohibición son "una idea espantosa". "Los efectos secundarios serían insoportables", escribió Schneier en su blog, argumentando que, al final, todas las opciones efectivas (para prohibir TikTok) destruirían la Internet libre tal y como la conocemos.

No hay duda de que TikTok y ByteDance son bastante turbios, escribió Schneier. "Ambas, como la mayoría de las grandes empresas en China, trabajan por encargo del Gobierno chino. Recopilan una cantidad extrema de información sobre sus usuarios", señaló, acotando que TikTok no es la única: "Muchas aplicaciones que se utilizan están haciendo lo mismo, incluidas Facebook e Instagram, así como aplicaciones aparentemente inocuas que no necesitan los datos. Los datos de los usuarios son comprados y vendidos por intermediarios de los que nunca se ha oído hablar y que tienen pocos reparos en decidir a dónde van a parar esos datos. Tienen expedientes digitales de la mayoría de los habitantes de Estados Unidos".

El experto abogó por una ley de protección de datos eficaz en Estados Unidos que proteja a los consumidores a largo plazo, "y no solo de la aplicación de la semana".