Anuncios

¿Cuáles son las 5 etapas del duelo y cómo superarlas?

¿Cuáles son las 5 etapas del duelo y cómo superarlas?

(CNN) -- Cuando muere un ser querido, el mundo tal y como lo conocíamos cambia por completo.

Según la psicóloga Sherry Cormier, una de las formas que tiene la gente para afrontarlo es intentar encontrar algún tipo de certidumbre. Esta necesidad de estructura es probablemente uno de los factores que explican la popularidad que adquirieron las "cinco etapas del duelo" hace más de 50 años y que aún no ha cesado, afirma David Kessler, fundador de grief.com, un recurso destinado a ayudar a las personas a enfrentarse a un territorio inexplorado relacionado con el duelo. Kessler es coautor de "On Grief and Grieving" (Sobre el duelo y el dolor) con la difunta Dra. Elisabeth Kübler-Ross.

Kübler-Ross, psiquiatra suizo-estadounidense y pionera de los estudios sobre personas en estado terminal, escribió "On Death and Dying", el libro de 1969 en el que propuso el patrón de adaptación a la muerte centrado en el paciente, las "cinco etapas del duelo". Esas etapas son la negación, la ira, la negociación, la depresión y la aceptación.

"En el libro en sí, hablaba de más de cinco etapas", dijo Kessler. "Piensa en el contexto de 1969: los médicos y el personal hospitalario no hablaban del proceso del final de la vida... Elisabeth realmente esperaba que 'On Death and Dying' iniciara la conversación".

Desde entonces, los medios de comunicación han cubierto ampliamente las cinco etapas; se han utilizado en programas de televisión como "Grey's Anatomy" y "House"; han recibido el apoyo de los médicos; y han sido objeto de críticas. Esas cinco etapas son a las que la gente se aferra, dijo Kessler.

Académicos y expertos en duelo y psicología han criticado el marco por no estar totalmente respaldado por la investigación, por sugerir que los afligidos atraviesan el duelo de forma secuencial o por implicar una forma correcta de hacer el duelo. Pero estas sugerencias no eran la intención de Kübler-Ross, que ya lo advirtió en la primera página del libro, explica Kessler.

Aunque existe un debate entre los expertos sobre las etapas del duelo, "las personas que sufren el dolor del duelo solo dicen: 'Ayúdame'", dijo Kessler. A continuación te explicamos cuáles son las cinco etapas del duelo y cómo puedes considerarlas y procesarlas en el orden en que las experimentes.

1. Negación

En la negación hay gracia, en el sentido de que no podemos registrar plenamente el dolor total, el shock y la incredulidad por nuestra pérdida en un momento o un día, por lo que el dolor se extiende en el tiempo, dijo Kessler.

El duelo no es lineal, ya que puedes experimentar cada etapa en un momento, de forma desordenada o cíclica. (Crédito: Getty Images)

Mientras que la negación en un sentido literal y disfuncional sería intentar convencerse de que el ser querido no ha muerto, la incapacidad de comprender la pérdida durante un tiempo es saludable, no algo de lo que haya que salir rápidamente, añadió.

Si estás luchando con una negación abrumadora, puedes tratar de dejar de luchar contra la realidad que se te presentó, dijo Cormier, quien también es especialista en trauma por duelo y consultor.

2. Ira

La ira es otra reacción natural a la pérdida, ya sea la ira contra la causa de la muerte, el difunto, el dios de su religión, tú mismo o la aleatoriedad del universo, dijo Kessler.

"La ira es el guardaespaldas del dolor. Es cómo expresamos el dolor", dijo. "Esa etapa da permiso a la gente para enfadarse de forma sana, y para saber que no es malo".

Después de toda una vida juntos, los cónyuges supervivientes pueden ser vulnerables al duelo

La ira "puede ser un ancla que da estructura temporal a la nada de la pérdida". Al principio, el duelo se siente como estar perdido en el mar: sin conexión con nada", según el sitio web de Kessler. "Entonces te enfadas con alguien, quizá una persona que no asistió al funeral, quizá una persona que no está cerca, quizá una persona que es diferente ahora que tu ser querido murió. De repente tienes una estructura: tu ira hacia ellos".

Debajo de la ira puede haber sentimientos de desesperanza o impotencia, dijo Cormier, a veces provocando la culpa y la culpa que algunas personas utilizan para mantener una ilusión de control o expresar frustración.

"Nuestras mentes siempre prefieren sentirse culpables que impotentes", dijo Kessler.

Dependiendo de cómo murió su ser querido, una manera de superar la culpa y la ira relacionada con la culpa es darse cuenta de que por más horrible que sea su pérdida, no te lo hicieron a tí personalmente, dijo Kessler.

"La realidad es que la tasa de mortalidad en las familias es del 100%", afirma. "Todo el mundo va a morir en algún momento, pero nuestras mentes simplemente no pueden comprenderlo".

Permítete expresar la ira de formas saludables, aconsejó Kessler, ya sea con "yoga del duelo", gritando en tu auto, usando un saco de boxeo, corriendo u otras formas de ejercicio.

3. Negociación

A menudo también derivada de la culpa, la negociación después de una pérdida por lo general implica declaraciones del tipo "si tan solo", centradas en arrepentimientos sobre lo que hizo o no hizo antes de que la persona muriera, dijo Kessler.

Los trastornos de ansiedad son comunes. Esto es lo que todo el mundo debería saber sobre ellos

"Podemos incluso negociar con el dolor. Haremos cualquier cosa para no sentir el dolor de esta pérdida", dice el sitio de Kessler. "La gente suele pensar que las etapas duran semanas o meses. Olvidan que las etapas son respuestas a sentimientos que pueden durar minutos u horas mientras entramos y salimos de una y luego de otra".

Recuerda que vivimos en un mundo donde a veces ocurren cosas malas a pesar de nuestros mejores esfuerzos, dijo Kessler.

4. Depresión

La depresión, o una tristeza aguda, es cuando la gran pérdida empieza a afectar más profundamente a tu vida. Puede que sientas que la tristeza va a durar para siempre, que te hayas retirado de la vida o que te preguntes si merece la pena vivir solo.

Según Cormier, la tristeza golpea a las personas en momentos diferentes. Ella ha conocido a personas que no están angustiadas el primer año después de la pérdida, pero que al tercer año están consumidas por la tristeza. ¿Por qué? Porque, durante un tiempo, algunos pueden mantener la ilusión de que el ser querido está de vacaciones y puede volver, explica.

A menudo, la profunda tristeza final "es en realidad una expresión de 'mi ser querido se fue y no va a volver'", dice Cormier.

Pero esos sentimientos no siempre deben ser etiquetados como depresión clínica, dijo Kessler. Si crees que estás deprimido por una muerte, acude a un psiquiatra para que te evalúe, aconsejó.

Para hacer frente a la tristeza, también puedes buscar el apoyo de amigos, familiares o grupos de apoyo al duelo, y practicar regularmente el autocuidado, sugirió Cormier.

5. Aceptación

La aceptación no significa que te parezca bien que tu ser querido se haya ido. "Solo significa que ahora acepto la nueva realidad de mi vida. Soy viuda, vivo sola. Ya no tengo hermanos a los que llamar. Ya no tengo padres a los que llamar", dice Cormier, autora de "Sweet Sorrow: Finding Enduring Wholeness After Grief and Loss", tras perder a su marido y a su familia más cercana.

La aceptación tampoco es el final del duelo. Puedes tener muchos pequeños momentos de aceptación a lo largo del tiempo, dijo Kessler, como cuando planeas y asistes al funeral.

"Una de las preguntas que más me hacen es: '¿Cuándo acabará este duelo?'", añadió Kessler. "Con mucha delicadeza, pregunto: '¿Cuánto tiempo va a estar muerta la persona?' Porque si la persona va a estar muerta mucho tiempo, el duelo va a durar mucho tiempo. Eso no significa que siempre vayas a vivir el duelo con dolor. Para mí, el objetivo del trabajo de duelo es acabar recordando a la persona con más amor que dolor".

Cuando estés de duelo, es posible que necesites 3 cosas que solo tu perro puede darte

Llegar a la aceptación significa que te estás curando, dice Cormier. Pero si no puedes llegar ahí, necesitas buscar ayuda profesional. Según la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, el duelo intenso y persistente que causa problemas e interfiere en el funcionamiento cotidiano, de un modo que el duelo típico no lo hace cuando ha pasado algún tiempo, se conoce como trastorno de duelo prolongado. Este trastorno se añadió al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM por sus siglas en inglés) revisado y publicado en marzo de 2022.

Para ser diagnosticado de trastorno de duelo prolongado, la muerte de un ser querido tiene que haber ocurrido al menos un año antes en el caso de los adultos, y al menos hace seis meses en el caso de los niños y adolescentes, según la asociación, que publica el DSM. Uno de los síntomas es la dificultad para reintegrarse, por ejemplo, para dedicarse a sus aficiones o relacionarse con amigos.

Cormier cree que nunca "superamos" el duelo. Se trata de aprender a integrar la pérdida en nuestras vidas para poder seguir adelante con una nueva realidad, añade. "Es un poco ofensivo para los dolientes decir: 'Oh, realmente lo superaste'. No, no creo que los dolientes lo superen. Seguimos adelante".

La nueva sexta etapa: encontrar sentido

Después de que su hijo muriera a los 21 años hace casi cinco años, Kessler quería algo más que la aceptación. Había estudiado el trabajo del difunto neurólogo, psiquiatra y filósofo Dr. Viktor Frankl sobre el significado, y se preguntaba cómo se relacionaba el significado con el duelo, lo que inspiró su libro "Finding Meaning: The Sixth Stage of Grief".

El sentido no eliminó el dolor de Kessler, pero lo amortiguó, dijo.

El sentido está en lo que luego hacemos o nos damos cuenta como personas en duelo, explicó Kessler. Quizá reconozcas la fragilidad de la vida, intentes cambiar una ley o donar dinero a la investigación para que nadie muera como murió tu ser querido, o hagas un cambio en tu vida.