Critican a Jill Biden por honrar a Nancy Reagan durante el mes del Orgullo

·4  min de lectura

Junio es el Mes del Orgullo LGTBQ+, y la Casa Blanca generó controversia por organizar un evento de alto perfil a principios de mes en el que se presentó un sello postal con la imagen de Nancy Reagan.

Los críticos dicen que la exprimera dama y su esposo, el presidente Ronald Reagan, eran públicamente homófobicos y no lograron abordar de manera significativa los comienzos de la epidemia del VIH/SIDA, a pesar de que eran amigos de muchas personas LGTBQ+ que conocían de su época en Hollywood y la sociedad de Washington.

El lunes, la actual primera dama, Jill Biden, organizó una ceremonia para revelar el sello, donde elogió a Reagan porque “hizo una gran diferencia”.

“La primera dama Nancy Reagan sirvió al pueblo estadounidense con gracia”, dijo. “Ella entendió que el papel de primera dama venía con obstáculos y escrutinio inherentes, pero encontró la humanidad en todo”.

Muchos en la comunidad LGTBQ+ y otros ámbitos argumentan que los Reagan no lograron encontrar la humanidad en la comunidad queer a lo largo de sus carreras públicas, y sobre todo durante los primeros momentos cruciales de la crisis del SIDA.

En 1967, Ronald Reagan, entonces gobernador de California, despidió a lo que él creía que era una “camarilla homosexual” en su administración, y Nancy Reagan calificó la homosexualidad como una “enfermedad” y una “anormalidad”.

En su candidatura a la Casa Blanca, Reagan ganó el apoyo de líderes religiosos de extrema derecha con fuertes posturas homofóbicas como Jerry Falwell, y comentó que el movimiento de liberación gay “no solo pide derechos civiles; es pedir el reconocimiento y la aceptación de un estilo de vida alternativo que no creo que la sociedad pueda tolerar, ni yo tampoco” en un discurso de campaña de 1980.

Cuando se convirtió en presidente en 1981, Ronald Reagan esperó años antes de hablar públicamente sobre el VIH/SIDA, incluso cuando ya había matado a miles en todo EE.UU.

Durante años, la ciudad de San Francisco gastó más en el tratamiento del VIH/SIDA que todo el gobierno federal y, mientras la epidemia persistía, el presidente Reagan buscó recortar los fondos para el SIDA.

Solo mencionó la enfermedad por su nombre en un discurso en 1987, en el ocaso de su presidencia, después de que hubieran muerto más de 20.000 personas, muchas de ellas LGTBQ+.

El expresidente Ronald Reagan y la primera dama Nancy Reagan juntos en una foto sin fecha (Getty Images)
El expresidente Ronald Reagan y la primera dama Nancy Reagan juntos en una foto sin fecha (Getty Images)

Según los informes, Nancy Reagan rechazó una solicitud de 1985 de su amigo cercano, el actor Rock Hudson, de asistencia de la Casa Blanca para asegurar un tratamiento experimental contra el SIDA en Francia.

“Solo un hospital en el mundo puede ofrecer el tratamiento médico necesario para salvar la vida de Rock Hudson o al menos aliviar su enfermedad”, escribieron los representantes del actor a la Casa Blanca en un mensaje.

Antiguos asesores han dicho que Reagan simpatizaba con la lucha de Hudson, pero sentía que era inapropiado que la Casa Blanca le diera un trato especial a un amigo.

“Hablé con la Sra. Reagan sobre el telegrama adjunto. Ella no sentía que esto fuera algo en lo que la Casa Blanca debería involucrarse”, declaró Mark Weinberg, asistente de Reagan, a Buzzfeed News, quien informó sobre el intercambio.

La primera dama Biden no respondió directamente a las críticas a los Reagan y su relación con la comunidad LGTBQ+.

“Esta inauguración ceremonial del sello postal se programó para conmemorar el centenario de la Sra. Reagan y se programó el día antes de la inauguración del edificio del Instituto Ronald Reagan en DC”, le comentó la oficina de la primera dama al Huffington Post en un comunicado.

También destacaron la defensa vocal de la Casa Blanca de las personas LGBTQ+.

“El presidente Biden y la primera dama tienen un largo y orgulloso historial de apoyo, lucha y liderazgo por los derechos LGBTQ+ y las personas que viven con el VIH/SIDA”, se lee en el comunicado. “Apenas el mes pasado, la Dra. Biden visitó un refugio en Panamá para personas que viven con VIH/SIDA y anunció US$80 millones adicionales en fondos de PEPFAR [Plan de Emergencia del Presidente de EE.UU. para el alivio del SIDA] para la región. La Casa Blanca y la Primera Familia planean varias maneras de honrar y celebrar el mes del ORGULLO”.

La semana pasada, en una proclamación de la Casa Blanca, el presidente pidió al Congreso que aprobara la Ley de Igualdad, que prohibiría la discriminación por motivos de identidad de género y orientación sexual.

Biden escribió que “apoya a todos los estadounidenses LGBTQI+ en la lucha constante contra la intolerancia, la discriminación y la injusticia. Condenamos las peligrosas leyes y proyectos de ley estatales que tienen como objetivo a los jóvenes LGBTQI+. Y nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de ayudar a las personas LGBTQI+ en EE.UU. y en todo el mundo a vivir libres de violencia”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.