Critican arbitraje de la NFL en demanda de entrenadores

·2  min de lectura
FLORES-DEMANDA (AP)
FLORES-DEMANDA (AP)

Los abogados de los tres entrenadores de raza negra que denunciaron sesgo racial por parte de la liga apuntaron directamente al comisionado Roger Goodell el miércoles en sus más recientes alegatos contra el arbitraje en la disputa, que dicen, debe llegar ante un jurado.

En los documentos interpuestos en un corte federal de Manhattan, los abogados indicaron que el arbitraje permitirá “sesgo desmedido de una de las partes para una farsa de juicio” que decidirá el desenlace de la demanda que presentó en febrero Brian Flores, quien fue despedido en enero por los Dolphins de Miami. Actualmente es asistente de los Steelers de Pittsburgh.

Otros dos entrenadores —Steve Wilks y Ray Horton— se unieron al caso como demandante.

Sus abogados afirmaron que Goodell, quien lideraría el arbitraje si el caso no se decide con un jurado, no podría ser justo dándole seguimiento y decidiendo la disputa con respecto a si la liga es participe de discriminación racial.

En los documentos incluyeron artículos sobre el salario de Goodell y otros detalles personales. Citaron los cientos de millones de dólares que recibe de los equipos, sus comentarios públicos sobre la falta de méritos para la demanda y la posibilidad de que sea un testigo en el caso.

En junio los abogados de la NFL y seis equipos aseguraron que el arbitraje era necesario debido a que en sus contratos los entrenadores acordaron múltiples concesiones de arbitración “que claramente abarca sus acusaciones”. Agregaron que los coaches tenían obligación de acudir al arbitraje individualmente y no como grupo.

Los abogados de la liga y los equipos no respondieron inmediatamente a peticiones de comentario de The Associated Press el miércoles.

Permitir que Goodell presida el caso “desviaría de la autoridades establecida y de las normas de la sociedad” y crearía un nuevo estándar para el arbitraje que sería aprobado “sin importar lo sesgado e injusto del proceso”, indicaron los abogados en su más reciente escrito.

Agregaron que “animaría a otros empleadores a crear arbitrajes injustos sabiendo que serán aprobados por la corte”.

“Si la Corte aprueba la arbitración, los empleadores que siguen el caso y aquellos que aprendan de él, sin lugar a dudas cambiarán las cláusulas de arbitración para permitir el nombramiento de ente sesgado para tomar decisiones”, afirmaron los abogados.

Hace siete semanas la juez de Distrito de Estados Unidos Valerie Caproni negó la petición de los abogados de los entrenadores para juntar más evidencia antes de tomar una decisión sobre si el caso debe ir a arbitraje.

Debido a este cambio es más factible que tome una decisión en semanas y no meses.