Anuncios

Con Cristina fuera de la oferta electoral, Kicillof asoma como el candidato que más conserva sus votos

Wado de Pedro y Axel Kicillof, junto a Cristina Kirchner al finalizar el acto en el Estadio Único de La Plata
Wado de Pedro y Axel Kicillof, junto a Cristina Kirchner al finalizar el acto en el Estadio Único de La Plata

Autoexcluida (o proscripta, como considera que debe catalogársela), Cristina Kirchner no será parte de la oferta electoral de 2023. Y esa ausencia traerá consecuencias sobre el Frente de Todos. Según señalan especialistas en opinión pública consultados por LA NACION, la salida de la vicepresidenta del listado de posibles postulantes genera que el voto kirchnerista duro se vuelque hacia el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y que se fortalezcan candidatos de perfil moderado, de los dos lados de la grieta.

“Cristina tiene un piso de 25 puntos. Si bien tiene 65 puntos de imagen negativa, tiene un piso alto. El entorno más cercano a Cristina, sea Máximo Kirchner, Kicillof o Sergio Massa, tiene un nivel de imagen negativa alto. Si ella no fuera candidata, el que más podría sumar es Kicillof, que tiene 30 puntos de aprobación de gestión en la provincia de Buenos Aires ”, evalúa Mariel Fornoni, directora de Management and Fit. El último relevamiento de su consultora mostró que el 50,6% de los encuestados “cree que el veredicto del juicio y lo sucedido los últimos días en relación con el mismo favorecen a la oposición”.

La consultora Opina Argentina, que dirige Facundo Nejamkis, ubicó en su último estudio a Cristina Kirchner con un 23% de intención de voto, seguida, dentro del oficialismo, por Massa, con 9%. Individualmente, es la candidata más votada. Sin ella en el escenario, Nejamkis analiza: “ Hasta ahora, Kicillof es quien, desde el riñón de Cristina, tiene más potencialidad para retener el voto de ella. Pero también lo están trabajando a Wado [por el ministro del Interior, Eduardo de Pedro]. Una candidatura de cualquiera de los dos puede ser competitiva para ganar la interna peronista, pero muy limitante para capturar votos en el centro. Y, en la Argentina, las elecciones se ganan apuntando al centro”.

El presidente Alberto Fernández presentó el Plan Gas 4 y 5 de Sustentabilidad Energética.
El presidente Alberto Fernández presentó el Plan Gas 4 y 5 de Sustentabilidad Energética.

Según la directora de Tres Punto Zero, Shila Vilker, el espacio que se abre sin Cristina en el abanico puede ser capitalizado por Massa. “El escenario ‘sin Cristina’ no se puede descartar hasta junio, cuando se presenten las listas. Dentro del peronismo se va a dar un proceso en el que es posible que veamos emerger los actores que detentan un poder real: CGT, gobernadores, intendentes y Massa. La pregunta es quién conducirá el proceso de renovación. ¿O se irán todos detrás de Massa, si logra mejorar la economía?”, se pregunta Vilker.

“Ninguno solo logra acumular lo mismo que la oferta diversificada de una interna, tampoco Cristina. En Juntos por el Cambio pasa lo mismo. Hoy, en escena de primaria (sin Cristina) o en escena de generales, el que más caudal electoral tiene es Massa. Aun así, no alcanza el volumen de Cristina ”, sostiene Vilker. En la última encuesta de Tres Punto Zero, dentro del 30% que afirma que votará al Frente de Todos, el 19,3% asegura que votará a Cristina; el 5,5%, a Massa, y el 5,2%, a Alberto Fernández.

Los candidatos alternativos a Cristina pueden ser más o menos eficaces a la hora de retener sus votos, pero ninguno logra su volumen. “Si Cristina no está, no hay nadie que pudiera sacar los votos que ella sacaría. Y no sé si daría algún resultado que Cristina apadrinara a alguien. Eso ya pasó con Alberto Fernández y el experimento fue malísimo”, indica Fornoni.

Para Federico Aurelio, director de Aresco, el Frente de Todos seguiría siendo competitivo aun si Cristina no jugara. “La medimos con Kicillof, con Massa y con Wado de Pedro. Al mencionar a cualquiera de ellos como candidato de Cristina, logra posicionarse bien para la primaria. Ninguno gana por la diferencia que ganaba ella, pero no pierde volumen el espacio porque los otros contendientes ganan votos que tenía ella ”, afirma

La consultora Opinaia estudió el escenario electoral sin la vicepresidenta en la oferta. En su última medición, difundida al filo del cierre de 2022, el Frente de Todos obtiene 25% y queda segundo, detrás de Juntos por el Cambio (32%). Alberto Fernández y Kicillof aparecen con siete puntos cada uno en una oferta oficialista que incluye también a Massa, Máximo Kirchner, De Pedro y Juan Manzur. “A pesar de haber medido el escenario PASO sin la candidatura de Cristina, el Frente de Todos logra retener su caudal electoral. Axel Kicillof parece ser el máximo destinatario de los votos de Cristina, dejando la interna muy pareja entre el presidente, el gobernador y Massa”, se indica en las conclusiones del estudio de Opinaia.

El público mira el acto de Cristina Kirchner en los alrededores del complejo deportivo de Avellaneda
El público mira el acto de Cristina Kirchner en los alrededores del complejo deportivo de Avellaneda - Créditos: @Rodrigo Néspolo

El segundo efecto del paso al costado electoral de la expresidenta que los analistas marcan es el crecimiento de candidatos moderados. “En principio, la salida de Cristina de las candidaturas genera un impacto muy grande. En primer lugar, resignifica el rol de los núcleos duros a ambos lados de la grieta. Sufre tanto el núcleo duro kirchnerista como el antikirchnerista. Esta resignificación implica un aumento relativo de las posiciones de los moderados. Por eso, no sería de extrañar que candidatos moderados ganen la compulsa, si ambas fuerzas mayoritarias tienen primarias”, diagnostica Gustavo Córdoba, director de Zuban, Córdoba y Asociados, que agrega que el peronismo tiene un piso electoral cercano al 30%.

Nejamkis ve oportunidades para candidatos oficialistas alejados del kirchnerismo duro. “Que Cristina se corra del centro habilita la posibilidad de que otros candidatos dentro del peronismo se animen a competirle a un candidato kirchnerista puro. Eso habilita a los Massa, a los Manzur, al gobernador que quiera ser candidato, y pone en situación difícil a Cristina, porque no existe la figura de un [Daniel] Scioli, como en 2015. Si ella quiere jugar, deberá hacerlo con un duro, casi un Cámpora”, define.

Los números de CB Consultora y la opinión de su director, Cristian Buttié, combinan los dos efectos de la baja de Cristina en la oferta electoral: el factor Kicillof y la oportunidad para postulantes moderados.

El último estudio de CB muestra que Cristina tiene casi un 20% más de intención de voto que la que lograría el mejor candidato oficialista sin ella en el menú. Entre los votantes del Frente de Todos, un 55,8% contestó que elegiría como candidata a la expresidenta. Ante la misma consulta, pero sin Cristina como candidata, el más elegido entre los votantes oficialistas fue Kicillof, aunque alcanza solo un 36,7%.

“ La ausencia de Cristina le estaría quitando músculo político a la grieta y a sus referentes de ambos sectores. Paralelamente, le permitiría al discurso de centro ir creciendo en el escenario político argentino . Eso beneficiaría a dirigentes como Sergio Massa, desde el lado oficialista, y a Horacio Rodríguez Larreta, en el sector de Juntos por el Cambio”, puntualiza Buttié.