Cristiano Ronaldo: Jueza desestima demanda por violación contra delantero del Manchester United en Las Vegas

·6  min de lectura

A una mujer de Nevada se le negó un requerimiento en un tribunal estadounidense para obligar a la estrella del fútbol internacional Cristiano Ronaldo a pagar millones de dólares además de los US$375.000 que recibió para guardar silencio luego de afirmar que él la violó en Las Vegas en 2009.

La jueza federal de distrito Jennifer Dorsey de Las Vegas sacó el caso de los tribunales el viernes para castigar a la abogada, Leslie Mark Stovall, por “conductas de mala fe” y el uso de documentos filtrados y robados que detallan las conversaciones confidenciales entre Ronaldo y su abogados. Dorsey dijo que eso contaminó el caso más allá de cualquier remedio.

Dorsey dijo en su orden de 42 páginas que desestimar un caso sin opción a presentarlo de nuevo es una sanción severa, pero dijo que Ronaldo se había visto perjudicado por la conducta de Stovall.

“Creo que la obtención y el uso continuo de estos documentos fue de mala fe, y simplemente descalificar a Stovall no solucionará el perjuicio contra Ronaldo porque los documentos malversados y su contenido confidencial se han entretejido en la trama misma de las afirmaciones de (la demandante Kathryn) Mayorga”, decía el fallo. “Se ameritan duras sanciones”.

Stovall no respondió de inmediato el sábado a los mensajes telefónicos y de correo electrónico. Los mensajes de texto enviados a la abogada Larissa Drohobyczer tampoco recibieron respuesta. Podrían apelar la decisión ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de EE.UU. en San Francisco.

El abogado de Ronaldo en Las Vegas, Peter Christiansen, estaba de viaje y no tuvo disponibilidad inmediata para hacer comentarios.

The Associated Press generalmente no menciona el nombre de las personas que afirman ser víctimas de agresión sexual, pero Mayorga dio su consentimiento a través de Stovall y Drohobyczer para hacer público su nombre.

Dorsey había señalado a principios de este año que estaba lista para terminar el caso después de que Stovall incumplió con un plazo procesal en su solicitud por más de US$25 millones en daños con base en acusaciones de que Ronaldo o sus abogados violaron un acuerdo de confidencialidad de 2010 al permitir que algunos informes al respecto vieran la luz en publicaciones europeas en 2017.

La demanda civil de Mayorga, presentada en 2018 en un tribunal estatal y trasladada en 2019 a un tribunal federal, alegaba que Ronaldo o sus abogados violaron el acuerdo de confidencialidad antes de que el medio de comunicación alemán Der Spiegel publicara un artículo titulado “El secreto de Cristiano Ronaldo” basado en documentos obtenidos del “portal de denuncias Football Leaks”.

El equipo legal de Ronaldo culpó de los informes a filtraciones de datos electrónicos de documentos hackeados de bufetes de abogados y otras empresas en Europa que luego fueron vendidos. Christiansen alegó también que la información fue alterada o fabricada.

Christiansen y la abogada Kendelee Works en Las Vegas lucharon con éxito desde que se originó el caso en 2018 para evitar que se divulgara el pacto.

Mayorga es una exmodelo y maestra que vive en el área de Las Vegas. Su demanda dice que conoció a Ronaldo en un club nocturno y fue con él y otras personas a la suite de su hotel, donde alegó que él la agredió en un dormitorio. Ella tenía 25 años en ese momento. Él tenía 24 años.

El equipo legal de Ronaldo no discute que Ronaldo conoció a Mayorga y tuvieron relaciones sexuales en junio de 2009, pero sostuvieron que fue consentido y no una violación.

Mayorga acudió a la policía de Las Vegas en ese momento, pero la investigación se abandonó porque Mayorga no identificó a su presunto atacante por su nombre ni dijo dónde ocurrió el incidente, comentaron la policía y los fiscales.

Ronaldo, ahora de 37 años, es una de las estrellas deportivas mejor pagadas y reconocibles del mundo. Juega en el Manchester United de la Premier League inglesa y ha sido capitán de la selección nacional de su país de origen, Portugal. Pasó varios años recientes jugando en Italia para el club Juventus de Turín.

 (Getty Images)
(Getty Images)

La policía de Las Vegas reabrió su investigación de violación después de que se presentó la demanda de Mayorga, pero el fiscal de distrito del condado de Clark, Steve Wolfson, decidió en 2019 no presentar cargos penales.

Wolfson, el fiscal público electo en Las Vegas, dijo que había pasado demasiado tiempo y que la evidencia no demostraba que la acusación de Mayorga pudiera probarse ante un jurado más allá de una duda razonable.

Stovall sostuvo que Mayorga no rompió el acuerdo monetario para guardar silencio. Su demanda buscaba anularlo, acusando a Ronaldo y a los “solucionadores” de protección de la reputación de conspiración, difamación, incumplimiento de contrato, coerción y fraude. En documentos presentados el año pasado, Stovall calculó los daños en US$25 millones más los honorarios de los abogados.

La abogada argumentó que Mayorga tuvo problemas de aprendizaje cuando era niña y que los abogados y representantes de Ronaldo la presionaron tanto que no estaba en condiciones de consentir en retirar su denuncia penal y aceptar los US$375.000 en agosto de 2010.

Dorsey siguió las recomendaciones del juez magistrado de EE.UU. Daniel Albregts, quien manejó las decisiones preliminares y procesales en el caso, de que se desestimara por mala fe, “conducta inapropiada” de Stovall y la dependencia en los documentos confidenciales filtrados y robados.

“No hay forma posible de que este caso proceda y el tribunal pueda dicernir qué argumentos y testimonios se basan en estos documentos confidenciales”, aseguró Albregts en un informe de octubre de 2021 a Dorsey.

Stovall “actuó de mala fe al pedir, recibir y usar los documentos de Football Leaks para procesar el caso de Mayorga”, escribió Albregts. Culpó a Stovall por los intentos “audaces”, “impertinentes” y ”abusivos” de hacer público el acuerdo de confidencialidad a través de maniobras legales y el expediente judicial y le recomendó a Dorsey que rechazara la afirmación de Stovall de que Mayorga carecía de la capacidad mental para firmar el acuerdo de 2010.

El Noveno Circuito dictaminó a principios de este año que Dorsey decidiría esa cuestión.

No quedó claro de inmediato en el fallo de Dorsey si el público aún podría ver el informe policial de Las Vegas compilado sobre Ronaldo después de que Mayorga presentara su demanda en 2018.

Albregts dijo en marzo que negarle a The New York Times el acceso a lo que la policía recopiló “casi con certeza despertaría el ‘fantasma de la censura del gobierno’”. Recomendó que Dorsey transfiriera a un tribunal estatal la solicitud de documentos no confidenciales del periódico.

Una orden de protección que impuso Dorsey para evitar la publicación del acuerdo de 2010 no se aplica al Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas, descubrió Albregts, y “no impide que LVMPD difunda su expediente de investigación criminal”.

La abogada Margaret McLetchie, en representación del periódico, no respondió de inmediato el sábado a un mensaje sobre ese caso.

AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.