Crist supera a DeSantis en pequeños donantes, pero pierde en recaudación de fondos

·6  min de lectura
Miami Herald file photo

El gobernador Ron DeSantis y los grupos políticos que lo apoyan están en camino de romper los récords nacionales de recaudación de fondos para gobernadores. Ha recaudado millones de los grandes donantes para llenar su fondo de campaña y el comité político, Friends of Ron DeSantis. Y ha superado significativamente a su oponente, el aspirante demócrata Charlie Crist.

Pero Crist supera a DeSantis en una categoría: el porcentaje de donaciones de pequeños donantes. Estos donantes –que contribuyen con menos de $200 por ciclo electoral y a menudo se usan para medir el entusiasmo por un candidato– representan una mayor parte de las contribuciones a la campaña de Crist que a la de DeSantis.

“Votaría por cualquiera que se postulara contra Ron DeSantis”, dijo Eileen Donlan, una jubilada de 75 años residente en Melbourne Beach que dijo que donó más este año —en gran parte a candidatos demócratas, incluyendo a Crist y a la representante federal Val Demings— que en el pasado, debido a la reciente decisión de la Corte Suprema sobre el aborto. “[DeSantis] es como Trump, solo que es más inteligente que Trump. No quiero que gane nada”.

De los casi $30 millones recaudados por la campaña de DeSantis hasta finales de agosto, un 21% procede de donantes en pequeñas cantidades, en comparación con el 30% de los $9 millones de Crist, según el análisis del Herald de los datos de las contribuciones a las campañas recolectados por la División de Elecciones de la Florida. Pero DeSantis ha avanzado con los donantes de pequeñas cantidades respecto de su campaña de 2018, en la que solo representaron alrededor del 13% de las contribuciones totales.

Y DeSantis disfruta de una enorme ventaja general en la recaudación de fondos, sobre todo si se tiene en cuenta a su afiliado PAC Friends of Ron DeSantis, que ha recaudado otros $174 millones desde que DeSantis asumió el cargo. En total, la campaña de DeSantis y el PAC afiliado han recaudado casi 10 veces de lo que han recaudado hasta ahora la campaña de Crist y un PAC afiliado, Friends of Charlie Crist.

Varios donantes que escribieron cheques de cantidades más pequeñas a DeSantis señalaron su decisión de mantener los negocios abiertos y dar la bienvenida a los turistas durante la pandemia del COVID-19 como una razón para su apoyo, incluyendo a Carol Bescript. Bescript, de 66 años, vive en Orange Park, cerca de Jacksonville, pero dijo que tiene familiares en California y New Jersey que tuvieron más restricciones durante el apogeo de la pandemia.

“Fue sorprendente la diferencia entre cómo hemos vivido en la Florida y dónde están ellos con todas las restricciones”, dijo Bescript. [DeSantis] “ha sido extremadamente exitoso al representar a los floridanos”.

Cuando se le preguntó porqué donó a la campaña de DeSantis, Kathleen O’Dell dijo que cree que él se ha mantenido “fuerte en su postura a favor de nuestro estado”, mientras que Crist le parece “blando” dado su cambio de partido. (Crist era republicano cuando fue gobernador de 2007 a 2011, independiente cuando se postuló al Senado federal en 2010, y se convirtió en demócrata para una candidatura perdedora en la contienda para gobernador de 2014 contra Rick Scott).

“Es su carácter”, dijo la corredora de bienes raíces de 73 años en Destin sobre su apoyo a DeSantis. Y como ex comisionada del condado ella misma, O’Dell dijo: “Sé lo importante que son incluso las pequeñas donaciones”.

“Los pequeños donantes siempre han sido una especie de camino de adoquines amarillos para los candidatos”, dijo Sheila Krumholz, la directora ejecutiva de OpenSecrets, una organización sin fines de lucro que rastrea las donaciones políticas. Si un candidato puede “estimular una especie de bomba de dinero de un enorme número de personas”, esto pudiera indicar que su mensaje está resonando con su base.

Dentro de la Florida, las zonas cercanas a The Villages al noroeste de Orlando, y Jacksonville han sido las mayores pequeñas fuentes de dinero en efectivo para DeSantis, mientras que Crist ha atraído más apoyo en pequeñas cantidades de las zonas cercanas a su base de origen del Condado Pinellas.

Pero ambos candidatos han obtenido una parte considerable de su apoyo en dólares desde fuera de las fronteras del Estado del Sol.

Eso no siempre se traduce en éxito electoral para los candidatos, dijo Krumholz. “Su campaña puede nacionalizarse, pero si no han pasado suficiente tiempo en el estado, recaudando dinero y centrándose en los votantes que realmente pueden emitir un voto el día de las elecciones, a menudo se quedan sin los votos que necesitan”.

Crist ha obtenido aproximadamente la mitad de su dinero en pequeñas cantidades de fuera del estado, mientras que DeSantis, un potencial aspirante presidencial republicano para 2024 , ha obtenido el 45% de su botín de pequeñas cantidades de fuera de la Florida.

Y a medida que el perfil nacional de DeSantis ha aumentado, también lo ha hecho su papel de amenaza para los demócratas.

“Él no es el otro tipo”, dijo una de los donantes de Crist, Janet Breskman, de 75 años. partidaria incondicional de los demócratas de King of Prussia, Pennsylvania, dijo que no le gusta DeSantis debido a su enfrentamiento con Walt Disney Co., y dijo que piensa que “solo busca que su nombre quede en papel”. También contribuye regularmente a los candidatos de todo el país para desbancar a tantos republicanos como sea posible.

Los demócratas han tenido históricamente más éxito a la hora de recaudar dinero de pequeños donantes desde la introducción de su plataforma de recaudación de fondos online ActBlue en 2004. El equivalente republicano no se estableció hasta 2019.

Pero Donald Trump desafió las normas de recaudación de fondos de los partidos con donaciones de pequeñas cantidades que representaron alrededor del 47% de todas las contribuciones a su campaña en 2020, según datos de la Comisión Federal de Elecciones.

Aunque Krumholz dijo que DeSantis está “más o menos en el molde de Trump”, está trayendo mucho más dinero de los grandes donantes. Aun así, DeSantis ha logrado avances entre los donantes de pequeñas cantidades en comparación con su pasada elección, y podría seguir haciéndolo a medida que se acerquen las elecciones.

“Algunos candidatos van a tener su pastel y también lo comerán. Les irá bien con los grandes donantes, y les irá bien con los donantes que dan pequeñas cantidades”, dijo Krumholz, contando a DeSantis entre estos candidatos. “Un factor es que obviamente se ha centrado en temas sociales bastante divisivos –derechos de los homosexuales, reforma educativa– y eso tiende a desencadenar contribuciones de donantes individuales, de nuevo, grandes y pequeños”.

Ellen Huber, de 71 años, de Eustis en el centro de la Florida, ha sido durante mucho tiempo partidaria de DeSantis. Dijo que ve a DeSantis como la quintaesencia del “hombre estadounidense” basándose en su antiguo servicio militar y, en su opinión, en su patriotismo demostrado. Este año, ella está gastando más dinero donando a los candidatos republicanos en la Florida, incluyendo al senador estadounidense Marco Rubio, y planea continuar si tiene los fondos.

“Sé que los demócratas han aumentado sus donaciones”, dijo Huber. “Quiero asegurarme de que los candidatos que apoyo puedan hacer llegar su mensaje”.